Criptomonedas Estafas Noticias 

Conozca cómo Ruja Ignatova fraguó OneCoin, la estafa

La demanda reveló una serie de conversaciones entre Ignatova y su socio sobre cómo se fraguó el Esquema Ponzi.

***

En mayo, DiarioBitcoin reportó que la inversionista Christine Grablis, quien perdió USD $130.000 en el Esquema Ponzi OneCoin, presentó una demanda en Nueva York alegando que este promovió inversiones en criptomonedas de manera fraudulenta y violó las leyes federales de valores. OneCoin es una organización que logró engañar a inversores de todo el mundo para conseguir hasta USD $4.000 millones.

Posteriormente, y de acuerdo a Finance Feeds, Grablis concretó una demanda colectiva en agosto, en nombre de otros inversionistas que también perdieron dinero allí. Entre ellos, destaca Donald Berdeaux, quien invirtió aproximadamente USD $756.000 entre agosto de 2015 y mayo de 2016.

La demanda reveló una serie de conversaciones entre Ignatova y su socio sobre cómo se fraguó la estafa. Estas conversaciones sugieren que debemos tener muchísimo cuidado al prestar atención a ofertas demasiado atractivas en el mundo de las criptomonedas.

Plan de compensación “basura”

Según la denuncia, OneCoin fue fundada en abril de 2014 por los acusados Ruja Ignatova y Sebastian Greenwood. En el verano de 2014, se conoció que Ruja Ignatova y Greenwood intercambiaron numerosos correos electrónicos discutiendo y planeando el desarrollo de «la moneda basura«. Este es uno de los textos:

Puede que no sea [algo] realmente limpio o en lo que normalmente trabaje o incluso pueda estar orgullosa (excepto contigo en privado cuando hacemos dinero) – pero… soy especialmente buena en estos casos al límite, donde las cosas se vuelven grises – tú como la máquina de ventas mágicas – y yo como alguien que realmente puede trabajar con números, de forma legal y respaldarte de forma  profesional – podríamos realmente hacer esto grande.

A pocos meses de la fundación de OneCoin, dice la fuente, los fundadores de la empresa ya estaban discutiendo sus planes para una «estrategia de salida«, una vez que los programas de inversión colapsaran inevitablemente.

Por ejemplo, alrededor del 9 de agosto de 2014, Ignatova describió una de las estrategias como: «Toma el dinero, corre y culpa a alguien más por esto«.

Exchange falso

Posteriormente, según la fuente, Ignatova pidió a un desarrollador crear un sitio web que pareciera un verdadero exchange y un Blockchain para OneCoin pero que no fueran legítimos.

Según ella, esto permitiría «manipular el exchange simulando algo de volatilidad y precios intradía.”

OneCoin no tenía Blockchain. En su lugar, simplemente usó un script básico de computación SQL para «generar monedas«.

Marketing efectivo

Hace algunos días, parte de la historia de la multimillonaria estafa de criptomonedas se contó en un podcast de la BBC titulado «La criptoreina desaparecida» (The Missing Cryptoqueen).

La investigación realizada por Jamie Bartlett y su equipo, descubrió lo exitosa que ha sido OneCoin en la difusión de su mensaje por todo el mundo.

Mucha gente fue engañada, incluida uno de las personas que aparece en el podcast, Jen McAdam, de Escocia. Ella invirtió más de USD $10.000 en OneCoin. McAdam, además, persuadió a miembros de su familia para que también invirtieran en esta criptomoneda. Consiguió que gastaran más de USD$273.000.

Movimiento global

Los documentos internos revelan que hubo inversores de 175 países distintos y que gran parte del dinero llegó en apenas seis meses del año 2016, justo cuando Ignatova estaba en la gira mundial que la llevó dar una gran conferencia en el estadio Wembley, en Londres.

Hubo gente en Reino Unido que pudo llegar a aportar hasta USD $118 millones en total, o en China hasta por USD $526 millones. Pero también se hicieron aportes desde Corea del Sur, Hong Kong, Alemania y muchos otros países.

Gobiernos al ataque

De acuerdo al medio El Confidencial, en 2015, la Comisión de Supervisión Financiera de Bulgaria afirmó que OneCoin no era un instrumento financiero y que era altamente arriesgada. Italia, en 2017, prohibió todas las acciones de la compañía, sancionándola con una multa de 2,6 millones de euros.

Siguió Alemania, congelando una serie de cuentas bancarias por valor de 29 millones de euros e iniciando investigaciones contra siete miembros de la empresa. Pocos meses después, India detenía a 20 personas relacionadas con la firma.

A partir de estos eventos, Ignatova desapareció y no se ha vuelto a saber de ella desde entonces.

Solo falta Ignatova

En octubre de 2018, DiarioBitcoin reseñó que la Thai Securities and Exchange Commission de Tailandia emitió una advertencia contra las ICO que operan en el país sin su reconocimiento, registro y supervisión, incluyendo a OneCoin.

También, DiarioBitcoin informó en febrero que el abogado de la compañía, Mark Scott, fue arrestado bajo sospechas de participar en dicha operación a gran escala, ya que al parecer legitimó ilegalmente alrededor de USD $400 millones vinculados a la empresa administradora de OneCoin, Onelife.

Por otra parte, según DiarioBitcoin, fiscales de la ciudad de Nueva York y autoridades competentes arrestaron a Kosntantin Ignatov, uno de los directores y hermano de Ignatova, bajo cargos por el robo de miles de millones de dólares a través de OneCoin.

Fuentes, Finance Feeds, BBC, El Confidencial.

Artículo de Arnaldo Ochoa /DiarioBitcoin.

Imagen de Youtube

 


Related posts