Análisis Criptomonedas México 

Todo lo que debe saber sobre Bitcoin y las criptomonedas en México


La reciente regulación Fintech empezó a regir este mes de septiembre a las empresas criptográficas. Esta es una guía sobre lo que debe saber a la hora de operar o comerciar con monedas digitales en el país.

***

México es uno de los países latinoamericanos con mayor adopción Blockchain y criptográfica. Este año, diferentes estudios lo han apuntado como el tercer país del subcontinente con mayor uso de activos digitales, después de Colombia y Brasil.

De hecho, según un estudio reciente de Statista, 6 de cada 10 mexicanos utilizan criptomonedas para realizar compras por Internet. Este creciente interés por la tecnología disruptiva podría traer beneficios a diferentes grupos del país, desde grandes empresas y pequeños emprendedores, hasta migrantes y población no bancarizada.

El país, además, fue uno de los primeros de América Latina en crear una ley específica para la regulación de las empresas del sector de la tecnologías financieras, fintech, en 2018. En la actualidad, tres entidades del país están encargadas de la regulación del sector fintech y criptográfico: el Banco de México (Banxico), Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

No obstante, y a pesar de ser líder mundial en cuanto a adopción y regulación criptográfica, existe todavía mucha incertidumbre en cuanto a la legalidad. Con la finalidad de aclarar algunas de estas dudas e inquietudes, presentamos algunas consideraciones legales, económicas, tecnológicas y sociales de la mano de la consultora experta Eloísa Cadenas.

Regulación y actualidad legal

La Ley Fintech y su apartado para las monedas digitales es una ley pionera, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo en lo que respecta a la regulación Blockchain y criptográfica. Una de sus características más destacada es que reconoce las criptomonedas como activos digitales, los cuales define, en pocas palabras, como mecanismos de pago electrónico. En este sentido, a pesar de no ser reconocidos como monedas de curso legal, son similares a las monedas extranjeras o a los pesos mexicanos ante la ley.

En marzo de este año, el Banco de México (Banxico) publicó una ley secundaria a la Ley Fintech que indica que las empresas que deseen realizar operaciones con monedas digitales, deben solicitar una autorización a la institución. Hasta el 25 de septiembre, los intercambios criptográficos tuvieron oportunidad de introducir la documentación correspondiente para la solicitud de autorización que los acredita para operar en el país.

Esta normativa, que entró en vigencia en el presente mes de septiembre, establece que aquellas empresas que no cuenten con la autorización pertinente podrían pagar multas de entre USD $9.500 y hasta $47.000. De acuerdo con diferentes expertos, de las 500 empresas fintech que hacen vida en México, menos de 100 son las que califican para solicitar la autorización requerida por el banco. De estas, se estima que alrededor de un 65% sean empresas criptográficas como proveedores de servicios de intercambio o wallets .

En marzo de este año, en el marco de aplicación de la normativa regulatoria al ámbito de los activos digitales, el Banco de México determinaría cuáles criptomonedas serían las autorizadas para su uso comercial en el país. Sin embargo, llegada la fecha, el organismo no autorizó ninguna cripto y en cambio, recomendó un “sano distanciamiento” a los inversionistas e interesados en activos de este tipo.

Aclarando dudas

Esta información, que generó en un principio gran expectativa entre los entusiastas de la comunidad critptográfica del país centroamericano, produjo posteriormente incertidumbre y desconocimiento. A pesar de esta falta de respuesta del banco, la ley actual no prohibe la compra y venta de activos digitales, permitiendo que las empresas que ofrecen estos servicos puedan continuar operando en el país. En cambio, lo que sí restringe es la captación de fondos, lo que prohibe a los exchanges a recibir pesos mexicanos por la compra de criptomonedas.

En opinión de Eloísa Cadenas, consultora experta en materia de criptoactivos y regulación Fintech de México, esta medida impuesta por las autoridades mexicanas está en línea con la normativa internacional, y es parte del proceso natural de crecimiento del sector.

México, como parte del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) debe promover prácticas empresariales que prevengan actividades delictivas como lavado de dinero y financiamiento terrorista. En este sentido, según la entidad intergubernamental, los criptointercambios están obligados a rastrear operaciones, así como a proporcionar datos e información de los clientes. Tales como identidad, número de cuenta, nombre del beneficiario, entre otras.

Según explicó Cadenas, uno de los objetivos de esta regulación es proteger a los inversionistas de empresas fraudulentas de captación de dinero. En los últimos años, el auge de las criptomonedas también ha provocado el florecimiento de empresas fraudulentas que, bajo esquemas de inversión piramidal o «Ponzi», prometen grandes ganancias a partir de una mínima inversión.

En opinión de la experta, esta medida prevendrá que sigan proliferando empresas fraudulentas y de estafas cripto, procurando una «limpieza» dentro de la comunidad. Por su parte, recordó que el resto de las empresas del ecosistema que ofrezca servicios con criptomonedas debe estar en regla y declarar sus impuestos fiscales respectivamente.

En la misma línea, Cadenas destacó que esta ley no afectará a los pequeños ni medianos emprendimientos que han adoptado las criptomonedas como forma de pago. La experta explicó que únicamente aquellas empresas del sector fintech que operen modelos de pagos electrónicos o fondeo colectivo (crowdfunding) requerían solicitar la autorización.

Mucho se ha criticado la Ley Fintech bajo la premisa de que matará al espíritu emprendedor. A mi parecer esto no es así. La obligación de las autoridades es salvaguardar, y más si se trata de empresas que están captando grandes cantidades de dinero. Tal vez hace falta relajar algunos requisitos, pero lo que me parece más importante es que exista más información sobre esta normativa.

Intercambios operativos

Desde 2014, Bitso destaca como una de las plataformas de intercambio de monedas digitales más grandes de México, ofreciendo a sus usuarios la compra y venta de activos con pesos mexicanos. Volabit, Cex.io e Isbit son otros exchanges populares dentro del país que ofrecen una variedad de opciones para la compra y venta de activos, así como diferentes medidas y controles de seguridad.

Ante la reciente medida regulatoria que impide la compra y venta de criptoactivos con moneda local, algunos de los intercambios operativos en el país se vieron en la necesidad de realizar cambios estructurales en sus plataformas. Bitso optó por la obtención de una regulación por parte de la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar, así como la creación de una empresa filial, que, regulada por la Ley Fintech de México, le permitirá continuar operando como lo viene haciendo en el país.

Por su parte, Volabit, decidió cesar las operaciones con pesos mexicanos y cambiarlos internamente por USD Coin, una moneda que le permite mantener el equivalente en dólares estadounidenses. No obstante, empresas como Paypal dejaron de de ofrecer servicios para los clientes residentes en México. En el caso de esta compañía, porque decidió no solicitar la autorización correspondiente.

Plataformas como Localbitcoins, y otros intercambios de comercio peer-to-peer, que actualmente cuentan con miles de usuarios en la región, están excentas de esta regulación y continuarán operando con normalidad. Esto debido a que el tipo de servicio es el de compra y venta directa entre los usuarios.

Cabe añadir que, legalmente, las plataformas de comercio cripto responden ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por lo que además de declarar impuestos por ganancias en cripto, también deben reportar ante la entidad cuando sus operaciones superen los 50.000 pesos mexicanos,o USD $2.700. Esta medida reciente, en sintonía con la regulación fintech, empezó a correr el pasado 10 de septiembre.

Adopción cripto en crecimiento

Otra de las alternativas para la compra y venta de monedas digitales son los cajeros automáticos (ATM). En México, la instalación de ATM criptográficos ha incrementado significativamente en los últimos años, contando en la actualidad con 11 cajeros criptos a lo largo de todo el país, según datos de CoinRadar.

Asimismo, una gran variedad de comercios ha adoptado las criptomonedas como una forma de pago en la región. Recientemente, el gigante exchange Bitso, dio a conocer una lista de más de 90 locales que permiten el pago con criptomonedas. Desde foodtrucks, tiendas de comics, cafeterías, restaurantes, carnicerías, el fenómeno de Bitcoin prolifera en el país centroamericano.

Un ejemplo es el restaurante Bitcoin Embassy Bar, un espacio que abrió sus puertas en 2018 y que desde entonces se ha establecido como la «sede cripto» en Ciudad de México. En una entrevista a DiarioBitcoin, la cofundadora del bar, Lorena Ortiz, contó que gran parte de la comunidad cripto de la región hace vida en este espacio y que al menos un 50% de la clientela paga con monedas digitales.

Pero el crecimiento masivo en la adopción de monedas digitales no solo caracteriza al de pequeños y medianos emprendimientos, también se presenta como una ventaja para la población no bancarizada de la región.

En México, las remesas provenientes de EE UU son una industria millonaria que alcanza anualmente los USD $33.481 millones. Factores como las altas tarifas de envío de dinero, y las amenazas de Trump con cerrar los canales tradicionales de remesas han provocado un interés por el uso de estos activos, que surgen como una alternativa para el envío de remesas en la región. Según información de Bitso de este año, en México, el intercambio mueve alrededor de USD $66 millones en remesas con criptomonedas.

Interés por Blockchain

La tecnología Blockchain también es una industria en crecimiento en México, desde universidades, hasta bancos, empresas y diversas instituciones están mostrando gran interés por su desarrollo. Su adopción en la región podría ser beneficiosa, ya que su campo de acción es amplio y se puede aplicar para soluciones en ámbitos sociales, políticos, económicos, financieros, entre otros.

Un estudio de marzo de este año reveló que, en la actualidad, existen 81 empresas en México, de diferentes sectores, que están involucradas con la tecnología Blockchain. Un ejemplo, es la reciente adopción de la tecnología por parte de diferentes instituciones financieras del país.

Este mes, seis bancos mexicanos se unieron a la plataforma Blockchain interbancaria Interbank Information Network, impulsada por impulsa uno de los bancos más antiguos e importantes de EE UU, J.P. Morgan Chase. Ahora, las entidades financieras de México BanBajío, Banca Mifel, Banco Actinver, Banorte, Grupo Bursátil Mexicano y Banco Inbursa son parte de la red que incluye a 330 instituciones globales.

Otro proyecto destacado es la aplicación de la tecnología disruptiva en uno de los puertos más antiguos e importantes de México. El Puerto Veracruz anunció este año su adopción de Blockchain con el objetivo de optimizar las operaciones aduaneras y de exportación.

Además, el país también destaca por presentar la mayor cantidad de programas y espacios educativos dirigidos a desarrolladores y entusiastas del sector. Diversas ciudades de la nación han prestado sus espacios para celebrar una variedad de eventos y ferias en torno a la tecnología. En la misma línea, también se distinguen institutos como Blockchain Academy, cuya oferta académica incluye hasta cinco carreras diferentes que involucran el desarrollo de aplicaciones Blockchain.

Otros países

Si quiere saber más del mundo cripto y Blockchain de otros países latinoamericanos lea nuestra sección «Todo lo que debe saber», capítulo Venezuela y Colombia.

Artículo original de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva


Related posts