abogado ripple twitterEstados Unidos Noticias Ripple 

Demanda a Ripple por moneda XRP pasa a Tribunal Federal de EE UU

Los demandantes tienen 30 días para presentar una reclamación consolidada modificada y Ripple tiene 30 días para desestimar o notificar al tribunal que no tiene la intención de hacerlo.

***

 

Un juez ha dictaminado que una demanda colectiva en curso contra Ripple debe estar en un tribunal federal, lo que podría dar a la firma de pagos una ligera ventaja en el futuro.

La juez federal de distrito Phyllis Hamilton, del Distrito Norte de California, dictaminó que una demanda colectiva presentada contra Ripple y las subsidiarias y los individuos afiliados no se trasladarían a los tribunales inferiores después de que los abogados de la compañía se mudaran al tribunal de distrito el año pasado.

Esta es una «victoria menor pero significativa» para la firma, comentó el abogado de Kobre Kim, Jake Chervinsky, en Twitter.

La lucha de Ripple

Stephen Palley, socio de Anderson Kill, comentó anteriormente a CoinDesk que, en general, los demandados corporativos en los casos se sienten más cómodos con los tribunales federales, ya que los jueces de los tribunales inferiores se seleccionan a nivel local y, por lo tanto, podrían ser más comprensivos con los demandantes que con los demandados.

Chervinsky estuvo de acuerdo, señalando que «Ripple luchó duro» para mantener el caso a nivel de la corte federal.

 

XRP como una oferta de valores no registrada

El caso se centra alrededor de la criptomoneda de Ripple XRP. Los demandantes en el caso alegan que Ripple emitió la criptomoneda como una oferta de valores no registrada, un reclamo que Ripple ha rechazado con frecuencia.

Ripple Labs, su subsidiaria XRP II, el CEO Brad Garlinghouse y otras personas han sido incluidos como acusados ​​en el caso.

Una lucha a largo plazo

A pesar de la victoria de Ripple sobre la cuestión jurisdiccional, «el caso no irá a juicio durante años, si es que se lleva a juicio«, comentó Chervinsky. La demanda tendrá que pasar por otras varias etapas, comenzando con una posible moción para desestimar. Comentó:

Ripple argumentará que la queja no establece una reclamación legalmente reconocible como una cuestión de derecho, incluso suponiendo que todas las acusaciones en la queja son ciertas.

Si un juez falla en contra de tal moción, o si Ripple decide no presentar una, los demandantes pueden solicitar la certificación de clase. En este momento, explicó Chervinsky, «la demanda se presenta como una demanda colectiva, pero técnicamente no se convierte en tal a menos que el Tribunal conceda una moción para la certificación de la clase».

Solo entonces puede comenzar el proceso de investigación, que incluiría a los demandantes y demandados presenten sus respectivos documentos, respondan preguntas y realicen depósitos.

El caso aún tendría que revisar las mociones para un juicio sumario antes de que el juez pueda determinar si es necesario un juicio.

 

¿Posibles asentamientos?

Sin embargo, es completamente posible que el caso termine antes de esto. Ripple y los demandantes pueden optar por resolver el caso, aunque Chervinsky no cree que esto pueda suceder en el futuro inmediato debido a los obstáculos procesales.

En particular, cualquier acuerdo previo a la certificación de clase daría lugar a pagos individuales a los demandantes actualmente vinculados a la demanda. Esto no evitaría que se presenten demandas futuras contra Ripple, y es probable que los inversionistas que demandan a la firma no recuperen gran parte de los fondos.

Si las partes deciden después de la certificación de la clase, los miembros de la demanda renunciarán a sus derechos a otra demanda, lo cual la compañía probablemente preferiría. Sobre esto Chervinsky comentó:

Como resultado, no hay mucho incentivo para que Ripple o los demandantes resuelvan el caso antes de la etapa de certificación de clase.

Señaló que, si bien este caso ha estado ante el sistema judicial desde mayo de 2018, en realidad se ha producido un litigio. Chervinsky, agregó:

Ripple aún no ha tenido que presentar una respuesta sustancial a ninguna de las quejas de los demandantes. Esto demuestra algunos puntos: (1) el equipo de litigios de Ripple parece cómodo retrasando el caso el mayor tiempo posible; (2) asumiendo que la estrategia de Ripple es retrasar, hasta ahora están ejecutando esa estrategia con gran éxito; y (3) probablemente pasará mucho tiempo, en el orden de meses o años, antes de que finalmente se resuelva esta disputa.

Finalmente, las partes ahora tienen dos semanas para reunirse y determinar cómo podrían querer proceder. Los demandantes tienen 30 días para presentar una reclamación consolidada modificada, mientras que Ripple tiene 30 días para presentar una moción para desestimar o notificar al tribunal que no tiene la intención de hacerlo.

 

Fuente: Coindesk

Traducción de Mayi Eloísa Martínez/DiarioBitcoin

Imagen de Twitter

Advertisements

Related posts