Patagonia argentina: el nuevo destino para la minería Bitcoin

Una fábrica de celulares de New San, ubicada de Ushuaia, ahora se dedica a generar criptomonedas. Y también hay otra minera en Río Grande.


Tierra del Fuego es el primer destino en Argentina donde se empezó a minar Bitcoin. Así lo informa el medio Infobae en una nota publicada hoy.  Indica que, debido a las exenciones fiscales, Tierra del Fuego, ubicada al sur de ese país latinoamericano, es desde 1980 destino importante para negocios relacionados con la tecnología. Primero se instalaron allí fábricas de electrodomésticos y, aunque una década después decayeron, ahora es otro el interés de crecimiento.

Explica Infobae que ahora Ushuaia y Río Grande, “sus dos principales ciudades, son la cuna de lo que podría transformarse en una vuelta de tuerca de aquella revolución tecnológica que quedó a mitad de camino. En ambos destinos se instalaron miles de máquinas para llevar adelante un negocio que ya es furor en otros lugares del mundo como Canadá y China: la minería de Bitcoin”.

Se instaló la primera gran fábrica destinada a minar criptomonedas en Argentina. Cuatro socios argentinos se unieron con la idea de posicionar a la Patagonia como un destino ideal en la región para generar criptomonedas.

Los jóvenes tecnólogos Miguel Klurfan, Rodrígo Benzaquen, Walter Salama y Diego Pando, fundadores de Bit Patagonia, invirtieron cerca de USD $ 10 millones de dólares para tener las computadoras y servidores funcionando en Tierra del Fuego.  Pando es además cofundador de Digital House y también del famoso portal de búsqueda de empleo Bumeran.

La fábrica ubicada en Ushuaia fue alquilada a la empresa New San, que hasta el año pasado la utilizaba para fabricar celulares. Ahora está ocupada por miles de computadoras que funcionan las 24 día y noche para crear bitcoins. Además, hay otra fábrica en Río Grande.

La flexibilidad en relación a los impuestos es de gran apoyo para la minería de bitcoins, y también el frío, pues así no se consume más energía adicional en refrigeración de los equipos (ya la minería en sí, como proceso, requiere un montón de energía). Por eso su mayor desafío es energético, según explica Pando a Infobae:

Ahora estamos consumiendo unos 5 megavatios. En Ushuaia es difícil seguir expandiéndonos, porque es mucho más complejo por los tamaños de los caños que aumente la generación eléctrica. En cambio, Río Grande tiene una capacidad mucho mayor, así que la apuesta es en el futuro a expandirnos en esta ciudad”.

Bitcoin es la moneda principal de la actividad minera.  “Nuestro foco está puesto en el Bitcoin, pero también apuntamos a otras monedas como Ethereum o Bitcoin Cash”, explicó Pando a Infobae. Añadió que entre las dos fábricas en Tierra del Fuego tienen la capacidad de generación de unos 800 bitcoins por año. Al precio actual de USD 6.500 aproximadamente, el valor de la producción anual llegaría a unos USD $5,2 millones.

Señala Infobae que estos no son los primeros argentinos que se dedicaron a minar Bitcoin, pero sí  los primeros que lo hacen dentro de su propio país. Ya desde el año pasado otro grupo liderado por Emiliano Grodzki (fundador de Chocoarroz) se iniciaron en la minería, pero sus máquinas están en Canadá.

Fuente: Infobae

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido