Análisis Bancos y Pagos Bitcoin 

Banco Central de Canada dice que Bitcoin sí puede soportar un 51% de ataque

Según dos investigadores no hay que temerle a este ataque debido al doble gasto.


Uno de los mayores temores de muchos adeptos al ecosistema cripto es que ocurra un 51% de ataque a la red Bitcoin. ¿Qué significa esto? Varias web definen el ataque de 51% como “el momento en que una persona o un grupo de minado llegue a controlar el 51% del poder computacional de la red y que podría disponer de la misma capacidad minera que todos los demás grupos de minado más un añadido con el que se podría llegar a atacar de forma negativa a este sistema electrónico distribuido, alterando el funcionamiento de la red de forma temporal”.

Este mes, el Banco Central de Canadá (BOC) publicó un documento de trabajo, Incentive Compatibility on the Blockchain, escrito por Jonathan Chiu, Thorsten Koeppl. Chiu trabaja directamente con el BOC en su Departamento de Administración de Fondos y Banca, mientras que Koeppl es economista de la Universidad de Queen.

El estudio parece concluir que Bitcoin está protegido contra un escenario de doble gasto de ataque del 51%, que durante mucho tiempo se pensó que era la amenaza más grave de la moneda descentralizada. Chiu y Koeppl llegan a esta conclusión a través de la fórmula tradicional familiar para los bitcoiners: los incentivos correctos se alinean con la prueba del trabajo (PoW).

El Banco de Canadá, como banco central del país, formula la política monetaria del país. Lo hace, en relación con su carta constitutiva, al tiempo que promueve decisiones financieras sanas y seguras. Como la autoridad legal justa con la capacidad de emitir papel del gobierno, no solo administra el plan fiscal para Canadá, sino que además existe como un proveedor de préstamos de último recurso para los bancos privados.

El documento de trabajo que publicó en línea también discute el señoreaje (beneficio que recibe el banco por emitir una moneda) como algo así como un problema de asistencia gratuita, y admite que emitir moneda fiduciaria de la manera en que lo hace puede utilizarse para compensar impuestos. Bajo el encabezado, “Los costos de las criptomonedas”, los autores dicen en broma: “Mantener la información en un blockchain no es un almuerzo gratis”. Los costos del libro mayor distribuido pueden aumentar, argumentan, cuando se ofrecen recompensas para evitar ataques de doble gasto.

“Con respecto a una criptomoneda”, continúan, “las recompensas podrían ofrecerse por señoreaje”. Una moneda tradicional no pierde el señoreaje, sino que aumenta los ingresos para el emisor. Sin embargo, también hay costos directos que ocurren por la inversión en el poder computacional (principalmente energía) que derrite la mayor parte de los ingresos del señoreaje. Tal señoreaje causa inflación, que impone costos indirectos en el tipo de impuestos a la inflación a los usuarios. Con respecto a un banco central moderno, esto genera ganancias superiores a los costos operacionales que pueden utilizarse para compensar los impuestos distorsionadores adicionales utilizados por el gobierno, “lo que equivale a una admisión refrescante por parte de un banco central”.

La sección titulada “Doble gasto como una carrera de Poisson” insiste en que los autores “modelaron la minería secreta como una carrera exponencial para cada actualización contra un grupo de mineros honestos”. Para duplicar el gasto, un usuario tenía que ganar la carrera N veces seguidas, pero mantener su resultado en secreto, “que se parece mucho a la Teoría de los Juegos”.

Vale explicar que la distribución de probabilidad de Poisson es una teoría que expresa, a partir de una frecuencia de ocurrencia media, la probabilidad de que ocurra un determinado número de eventos durante cierto período de tiempo. Se especializa en la probabilidad de ocurrencia de sucesos raros con probabilidades muy pequeñas.

Sin embargo, enfatiza el estudio que “esto no es del todo exacto cuando se analizan los protocolos reales de PoW empleados para la tecnología Blockchain“. Estos usuarios pueden ponerse al día y solo necesitan generar al menos N bloques más rápido que todos los demás mineros. Por lo tanto, la minería secreta es realmente una carrera de Poisson contra una franja de mineros honestos que juegan una secuencia de carreras exponenciales simples para encontrar un bloque en cada carrera. Esto está relacionado con el llamado problema del ataque de 51%. “Los mineros con más de la mitad del poder de todos los mineros, en teoría, eventualmente pierden poder con respecto al doble gasto”.

Desde una perspectiva económica, el gasto doble (double spending) “requiere que un minero deshonesto tenga mucho dinero y sea neutral al riesgo”. Estas suposiciones tienden a ser poco realistas y, en la práctica, los usuarios tienen pocos incentivos económicos para lanzar tal ataque, especialmente cuando la inversión computacional de mineros adicionales es enorme “, argumenta el Banco de Canadá.

Fuentes: Documento del Banco de Canadá y Coindais

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Wikipedia

 

Advertisements

Related posts