Nuevo estudio indica que 56% de las ICO lanzadas en el primer semestre de 2018 han fracasado

Los inversionistas terminan poniendo a la venta los activos adquiridos en las campañas de preventa una vez que estos salen al mercado, práctica que busca asegurar ganancias y pone en evidencia la escasa solidez de muchos proyectos.

***

Un informe publicado por la agencia de noticias Bloomberg indica que, aproximadamente el 56% de las nuevas empresas que recaudan capital a través de la venta de sus nuevos activos digitales (ICO) terminan cerrando sus puertas transcurridos cuatro meses tras la preventa respectiva.

El informe contempla datos publicados por un estudio realizado por Boston College, el cual analizó el comportamiento de las cuentas de Twitter de las nuevas empresas para estimar su estado actual. Los investigadores a cargo determinaron que tan solo el 44,2% de las startups siguieron desempeñando sus operaciones transcurridos 120 días tras la culminación de la campaña ICO. La investigación estuvo a cargo del profesor asistente en Carroll School of Management, Leonard Kostovetsky, y el estudiante de doctorado Hugo Benedetti, quienes evaluaron 2.390 casos en los que se realizó recaudación de fondos durante los primeros meses de este año.

Al respecto, Kostovetsky comentó:

La estrategia de inversión más segura es adquirir los activos durante la realización de una ICO y venderlos el primer día que estos salen a los exchanges. Pero muchas personas comunes no pueden participar en estas campañas ya que las ofertas no están abiertas para todo tipo de público. Aún así, lo que siempre se observa es que la gran mayoría de los inversionistas terminan comercializando sus activos digitales dentro de los primeros seis meses”.

Y agregó:

Pero en la actualidad, el mayor volumen de venta se da transcurrido el primer mes”.

Sin embargo, los investigadores aseguraron que esta experiencia ha hecho que las nuevas empresas adquieran más experiencia y diseñen propuestas más sólidas, lo cual ha atraído a una mayor cantidad de personas que invierten capital en las campañas ICO. Kostovetsky aseguró que para estos casos, la tendencia de salir de los activos durante el primer día ha disminuido alrededor de un 4%.

Sin embargo, este sigue representando un porcentaje muy pequeño para la gran cantidad de nuevas monedas digitales y campañas ICO que existen actualmente en el mercado. El estudio realizado por los investigadores reseña datos extraídos del portal web Coinopsy, en el cual se indica que más de 1.000 proyectos con sus respectivos tokens han fracasado.

Al respecto, Kostovetsky expuso:

La gente a menudo evalúa los porcentajes de retorno y analiza que podría ser una gran oferta invertir en nuevas ICO, pero nosotros observamos que en el mundo de las finanzas los retornos constituyen una compensación por el riesgo que se asume a la hora de hacer una inversión… Estas son apuestas en plataformas que aún no han sido construidas, las cuales de momento no cuentan con una comunidad. Existe mucho riesgo, y por eso la mayoría de las ICO terminan fracasando”.

Las ICO – una apuesta arriesgada

Los datos publicados por Bloomberg ponen en evidencia lo arriesgado que puede resultar invertir en una ICO, ya que gran parte de estos proyectos no alcanzan los objetivos originalmente planteados.

Las cifras publicadas coinciden con el análisis publicado por la agencia de investigación TokenData, en el cual fue realizado a finales del mes de febrero de este año y detectó que el 46% de las ICO lanzadas durante el año 2017 habían fracasado, las cuales capitalizaron una inversión estimada de unos USD $223 millones.

Las declaraciones de Kostovetsky dejan ver que gran cantidad de los participantes en estas ofertas simplemente buscan multiplicar de forma rápida la inversión mediante la compra de los tokens a bajo costo durante las campañas de preventa, para posteriormente venderlos el día que estas criptomonedas son lanzadas al mercado. Aunque sea una práctica muy común dentro de este ecosistema, también pone en evidencia en cierta medida la solidez de los proyectos que se encuentran detrás, ya que los mismos pueden no resultar lo suficientemente buenos como para generar confianza en los inversionistas como para mantener los activos y utilizarlos con el propósito para el cual fueron diseñados.

Fuente: Bloomberg

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido