Ripple recibe su tercera demanda en la que se le acusa por fraude de valores

Los demandantes aseguran que la moneda digital debería ser considerada como un valor dado su origen y propiedades, por lo que sus operaciones constituyen una clara violación a los dictámenes establecidos por la Comisión de Valores de EE UU (SEC).

***

El gerente y socio de la firma legal Robbins Arroyo LLP, Brian J. Robbins, presentó una demanda colectiva en contra de Ripple Labs Inc, XRPII LLC, y del CEO Bradley Glaringhouse, bajo los alegatos de que Ripple opera violando los principios establecidos por las leyes de valores.

Esta nueva acusación constituye la tercera demanda que afronta Ripple bajo el mismo argumento. La medida legal fue presentada la semana pasada y en la misma se indica que el criptoactivo de Ripple (XRP) debe ser considerado como un valor, por lo que su emisión, respaldo y manutención por parte de la compañía responsable incurre en violaciones a las regulaciones vigentes en EE UU.

David Oconer, responsable legal de la demanda en contra de Ripple, alega a través de su equipo legal que la empresa responsable ha manipulado indebidamente el precio del activo XRP, ya que ha dispuesto millones de tokens a modo de depósitos de garantía, lo cual ha generado una escasez del activo en los mercados que ha incrementado su valor. También se alegó que tales acciones generan falsas expectativas en los inversionistas preocupados por el futuro de la cripto, “garantizando” que la empresa no liberaría tales activos protegiendo la inversión realizada.

De acuerdo con Oconer, estas acciones han generado incertidumbre en los mercados, la cual ha beneficiado a la compañía operadora de Ripple al registrar un incremento importante en el volumen de ventas.

Como se mencionó previamente, esta sería la tercera demanda que se presenta en contra de la compañía desde inicios del mes de mayo de este año. Todas las medidas legales tienen en común el hecho de que XRP debería ser considerado como un valor en concordancia con lo expuesto por los estatutos regulatorios de EE UU, indicando que Ripple Labs funge como la empresa que ha manipulado los mercados a favor del activo. El equipo legal de Oconer asegura que Ripple puede ser clasificada como un valor ya que cumple con los principios establecidos por la prueba de Howey:

  1. Constituye una inversión de capital
  2. Es operado por una empresa claramente constituida
  3. Hay expectativas de ganancia basadas en la inversión de los propietarios

Sin embargo, frente a las acusaciones y alegatos en contra, los directivos de Ripple anunciaron la contratación de dos ex miembros de la Comisión de Valores de EE UU (SEC), Andrew Cersney y Mary Jo White, quienes apoyarán al equipo legal en calidad de asesores principales.

El caso es que el activo Ripple ha estado mucho tiempo afrontando irregularidades y hechos controversiales vinculados a su origen. A pesar de que algunos de los activos pueden ser captados por sus inversionistas brindando apoyo a la red, más del 60% de los activos XRP se encuentran en manos de la empresa operadora.

En caso de que la criptomoneda pase a ser considerada como un valor, la primera acción sería ordenar a la compañía detener las operaciones comerciales, contemplando la posibilidad de que los propietarios de los activos reciban los reembolsos correspondientes por las medidas implementadas. Es importante tomar en cuenta que si los juzgados indican que hay violaciones a las leyes de valores, los responsables podrían ser procesados bajo cargos penales, aunque muchos expertos en la industria aseguran que ese escenario es muy poco probable.

De acuerdo con información reseñada en el índice de precios de DiarioBitcoin, el criptoactivo Ripple, XRP, actualmente se cotiza en USD $0,48, registrando un volumen de operaciones a los USD $278 millones en menos de 24 horas.

Fuente: News.Bitcoin.com

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido