Programa piloto con tecnología Blockchain busca combatir trabajo infantil en industria del cobalto

En un informe reciente de Amnistía Internacional se acusa a empresas como Apple, Samsung y Sony por descuidar los controles internacionales en las prácticas de producción del mineral. UNICEF estima que hasta 40.000 niños de la República Democrática del Congo trabajan en la industria minera.

***

El aumento en la demanda mundial de cobalto, un componente esencial en las baterías de iones de litio, que se encuentran en la industria electrónica y automotriz, debería traer prosperidad a la gente de la República Democrática del Congo, rica en este recurso mineral. Sin embargo, la creciente demanda del recurso limitado ha resultado poco beneficiosa para los ciudadanos del país. A medida que la demanda del metal continúa creciendo, los mineros de cobalto se han encontrado con prácticas de explotación ilegales y otras actividades de la industria minera que incurren en ilegalidad, incluido el trabajo infantil.

Un programa piloto, que utiliza la tecnología Blockchain, intenta rastrear el material desde la fuente hasta la cadena de suministro, para inculcar sobre la responsabilidad que se necesita en la producción de cobalto.

Falta de responsabilidad

Un informe reciente de Amnistía Internacional y African Research Watch afirma que los líderes mundiales en electrónica y automóviles, están descuidando los controles básicos para garantizar que el cobalto se obtenga sin el uso de prácticas de explotación. Nombres de grandes compañías como Apple, Samsung, Sony, Volkswagen y otras doce multinacionales fueron acusadas en el documento.

Mark Dummet, investigador de negocios y Derechos Humanos de Amnistía Internacional ilustra la base del problema:

Millones de personas disfrutan de los beneficios de las nuevas tecnologías, pero rara vez preguntan cómo están hechas. Ya es hora de que las grandes marcas asuman cierta responsabilidad por la extracción de las materias primas que se usan para fabricar sus lucrativos productos“.

Iniciativa Blockchain

Un programa piloto ha sido desarrollado cuyo objetivo es brindar responsabilidad a la industria minera. Aunque algunas compañías como Apple y Samsung ya se han unido a la Iniciativa de Cobalto Responsable, este compromiso resulta difícil en el Congo donde las instituciones pertinentes faltan o no existen.

Siguiendo el ejemplo de una iniciativa de la industria del diamante, la industria del cobalto planea utilizar Blockchain para ofrecer algunas garantías de seguridad a los consumidores. Aunque los investigadores admiten que esto puede ser difícil dadas las realidades económicas y políticas en el Congo.

Estamos creando prototipos, iterando, probando, escalando (…) La tecnología no es la parte difícil“, explicó Sheila Warren, directora de Blockchain Policy en el Foro Económico Mundial.

La propuesta pretende proporcionar a cada bolsa de cobalto verificado y producido artesanalmente, una identidad digital inmutable. Esto le permitiría ser registrado y verificado por varios actores a lo largo de la cadena productiva, desde observadores en el lugar de extracción hasta la instalación y fundición, hasta llegar al consumidor final.

A medida que los teléfonos inteligentes se vuelven omnipresentes y la revolución del automóvil eléctrico se acelera, se alude a la posibilidad de un mundo más conectado, abierto y más limpio. Pero, como suele ser el caso en la producción globalizada, estos beneficios actualmente no se extienden a las poblaciones más vulnerables. Con la aparición de las medidas que proporciona Blockchain, se vuelve posible que el velo que separa a los consumidores de los trabajadores en la producción de cobalto pueda estrecharse, responsabilizando a la población y protegiendo al trabajador, con el fin de procurar mejoras en la industria.

Abuso generalizado

Según el estudio geológico de EE UU, 66.000 de las 123.000 toneladas métricas de cobalto mundiales son extraídas en la República Democrática del Congo. Resulta contrastante las condiciones que tienen las minas de cobalto en relación a los productos, elegantes y finamente diseñados, en los que se utiliza el metal gris.

Los mineros, con escaso equipo de protección, trabajan horas exhaustivas con poca remuneración salarial. Se arriesgan a sufrir lesiones, problemas de salud a largo plazo, e incluso la muerte, en las precarias minas reguladas de cobalto. El informe señaló que 80 mineros murieron en las minas subterráneas entre septiembre de 2014 y diciembre de 2015, y es probable que exista un número mayor no reportado de  otras víctimas.

Según un informe de 2014 de la UNICEF, se estimaba que 40.000 niños trabajaban en las minas en el sur de la República Democrática del Congo, la mayoría en la industria del cobalto. En el informe de Amnistía Internacional, los niños informaron que los obligaron a trabajar hasta 12 horas diarias bajo tierra por una paga de USD $ 1-2 al día.

Fuentes: CCN

Traducción de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen capturada de YouTube

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido