Estado de Texas, EE UU, suspende operaciones de plataforma de intercambio AriseBank

Las medidas tomadas por las autoridades competentes se amparan en que la empresa no contaba con las licencias respectivas para ofrecer servicios bancarios, aunque los mismos fuesen manejados directamente con criptomonedas.

***

El estado de Texas en Estados Unidos está implementando medidas reglamentarias más exigentes en relación a las actividades relacionadas con el uso y comercio de monedas digitales.

De acuerdo con un comunicado de prensa publicado el pasado 26 de enero, el Departamento Bancario de Texas dictaminó que la plataforma de criptomonedas AriseBank debía cesar sus actividades comerciales.

Al respecto, el comisionario del Departamento Bancario de Texas, Charles G. Cooper, dijo que la empresa había estado promoviendo y ofreciendo servicios bancarios, aunque no contaba con la autorización respectiva para realizar este tipo de operaciones en el estado, y que la misma “no se encuentra registrada ni está bajo la supervisión de ningún ente regulador federal de Texas”.

Por ende, AriseBank ha violado lo establecido en el Capítulo 31 del Código de Finanzas de Texas, razón por la cual el departamento solicitó el cese de sus operaciones comerciales y que no ofrezca sus servicios comerciales a los residentes del estado. Sin embargo, de acuerdo con los estatutos respectivos, la plataforma de intercambio contaba con 21 días para apelar el dictamen (entre el 5 y el 26 de enero), aunque hasta la fecha no se ha consignado ninguna solicitud de apelación, razón por la cual la medida de cierre ahora es definitiva.

Durante una entrevista realizada en el podcast de Coast to Coast AM llevada a cabo el 27 de enero, el cofundador y CEO de AriseBank, Jared Rice, denunció que representantes de la Securities Exchange Commission y del FBI allanaron la compañía el día anterior. De acuerdo con Rice, los activos y los fondos manejados por AriseBank fueron confiscados por las autoridades.

Aunque el sitio web de AriseBank no está disponible en la actualidad, en un comunicado de prensa previamente publicado y en datos reseñados por Archive.org se muestra que la compañía promocionaba una “plataforma bancaria descentralizada” en la cual se incluían servicios de almacenamiento, intercambio y pagos, así como tarjetas Visa vinculadas a las cuentas con criptomonedas.

En un comunicado de prensa publicado el día 25 de enero (un día antes de la fecha límite de la apelación respectiva), un representante de AriseBank dijo que, dado que la compañía adoptó un modelo descentralizado y no mantenía los fondos de sus usuarios bajo custodia, “es completamente innecesario que la plataforma deba estar regulada por la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC)“.

La FDIC es la agencia federal de EE UU que se encarga de asegurar los depósitos de los clientes y supervisa a las instituciones financieras para garantizar una adecuada protección al consumidor.

En el mismo anuncio también se informaba que AriseBank estaba en el proceso de adquirir dos bancos asegurados por la FDIC: KFMC Bank Holding Company y TPMG.

Las recientes medidas tomadas por las autoridades respectivas afectaron las operaciones realizadas por la plataforma de intercambio, ya que AriseBank estaba en medio de una campaña para el lanzamiento de una ICO en los próximos días. El día 18 de enero, representantes de la compañía aseguraron que la misma había recaudado más de 600 millones de dólares estadounidenses a finales de 2017 y que había generado alrededor de USD $500 millones en la venta de sus tokens al público.

De momento, ni los representantes de AriseBank ni su CEO han contestado a las solicitudes de entrevista realizadas por diversos medios de noticias.

Fuente: CoinDesk

Versión de Angel Di Matteo para DiarioBitcoin

Imagen de Flickr

 

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido