Principales bancos de Australia comienzan a suspender cuentas relacionadas con exchanges Bitcoin

Las reacciones de descontento no se han hecho esperar en redes sociales, pero lo cierto es que algunos de los bancos ya habían advertido a sus clientes.

***

Recientemente, el Sydney Morning Herald informó que los bitcoiners de Australia han reportado que sus cuentas bancarias han sido abruptamente congeladas por cuatro de los bancos más importantes del país. Si bien las empresas no se han pronunciado hasta el momento, los clientes están enojados y pronuncian que los bancos los han castigado por utilizar Bitcoin. De acuerdo a la publicación:

Los inversionistas de Bitcoin afirman que los bancos de Australia están congelando las cuentas vinculadas a los exchanges de criptomonedas. En Twitter se ataca a los cuatro bancos más grandes del país y a una plataforma de intercambio que restringe los depósitos australianos”.

El texto destaca que el youtuber sobre criptoactivos Alex Saunders utilizó la red social Twitter para acusar a los bancos National Australia, ANZ, Commonwealth y Westpac, de congelar las cuentas de cuatro exchanges de Bitcoin diferentes: CoinJar, CoinSpot, Coinbase y BTC Markets.

Aunque no todos los bancos tienen políticas explícitas que trazan su relación con las monedas virtuales, el Morning Herald informa que el Commonwealth Bank sí que dejó clara su postura el pasado mes de junio, excluyendo todo tipo de actividad asociada al uso de divisas electrónicas. En aquel entonces el banco manifestó que puede negarse a procesar cualquier transferencia internacional de dinero, siempre que la cuenta de destino esté relacionada con un fraude o si es una cuenta utilizada para facilitar pagos de Bitcoin.

De hecho, un representante del Commonwealth Bank afirmó ser receptivo a la innovación en el ámbito de los sistemas de pago alternativos, pero que “actualmente la empresa no utiliza ni recomienda ninguna moneda virtual existente, ya que sus directivos creen que no cumplen con un estándar mínimo de regulación, confiabilidad y reputación, en comparación a otros activos que ofrecen a sus clientes”. Según el Commonwealth Bank:

Nuestros clientes pueden interactuar con estas monedas siempre que cumplan con nuestros términos y condiciones, así como todos los parámetros legales relevantes”.

Por su parte, una entusiasta de Twitter, Michaela Juric –conocida en esa red social como Bitcoin Babe–, ha publicado que tiene unas cuentas comerciales cerradas por 30 bancos, además de una foto de una carta de ANZ, en donde se estipula que sus cuentas serán cerradas a partir del 30 de enero por no estar alineadas con los términos de la compañía.

En la carta publicada por Bitcoin Babe se puede apreciar:

Le aseguramos que estamos tan descontentos con la situación como usted, pero por desgracia los bancos australianos no han estado dispuestos a trabajar con la industria de las monedas digitales, lo que provoca frecuentes cierres de cuentas y límites estrictos mientras éstas permanecen operativas”.

Vale la pena resaltar, por segunda ocasión, que la decisión de cerrar las cuentas de los inversionistas no ha sido sin advertencia, ya que, así como el Commonwealth Bank dejó clara su postura, CoinSpot también hizo lo propio: el servicio afirmó que estaba trabajando en una “restricción temporal a todas las formas de depósitos en dólares australianos, y que la misma permanecería vigente hasta la primera semana de 2018, como resultado de problemas que se habían generado con algunos bancos”.

El fundador de CoinSpot, Russell Wilson, declaró que no estaba al tanto de ningún problema reciente y que sólo estaba “supervisando el panorama”. En palabras de Wilson:

Somos conscientes de que en ocasiones los bancos congelarán los pagos, mientras sus clientes demuestran que los fondos no tienen procedencia ilícita. Esta es la mejor práctica para los bancos, una que protege a todos”.

En lo que a Westpac Banking Corporation se refiere, una de sus representantes no comentó nada sobre instancias específicas, pero dijo que la empresa tenía controles establecidos para “verificar la identidad de los clientes y monitorear sus actividades”. La declaración establece:

Si no podemos verificar el origen de una transferencia, actuamos para asegurar que se están cumpliendo con las leyes en contra del lavado de dinero en Australia”.

Al mismo tiempo, un portavoz de NAB subrayó que es importante señalar que, actualmente, las criptomonedas no están reguladas:

Aunque no respaldamos las monedas no reguladas, NAB no niega el derecho de los clientes individuales a comprar activos digitales”.

Coinbase, CoinJar y BTC Markets no han pronunciado una sola palabra.

Fuente: The Free Thought Project.

Traducción de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen creada con Pixabay y Canva

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido