Representante del Banco DBS de Singapur califica a Bitcoin como un esquema Ponzi

Los alocados movimientos recientes en el precio han conseguido que múltiples voceros de la industria den su opinión.

***

Aunque la comunidad bitcoiner ya está acostumbrada a que aparezcan economistas despotricando contra Bitcoin, lo cierto es que no deja de resultar cuanto menos, interesante, estar al tanto de dichos puntos de vista –en especial por los perfiles más relevantes de ciertos analistas–. De hecho, en los últimos días, CNBC se puso en contacto con David Gledhill del DBS Bank –empresa registrada en Singapur–, Thomas Peterffy de Interactive Brokers y James Gorman de Morgan Stanley, y los directivos realizaron declaraciones muy negativas sobre Bitcoin.

Con sucursales en Japón, Indonesia, Dubái, China, Corea del Sur, Birmania, Filipinas, Malasia, Tailandia, Taiwán, Reino Unido, Vietnam y Estados Unidos –y más de 100 en todo Singapur–, DBS Bank es uno de los bancos de más alta envergadura en el continente asiático, con parcelas muy dominantes en lo que a corretaje se refiere, gestión de activos y mercados de valores. La compañía, establecida en 1968 por el gobierno de Singapur, actualmente cuenta con David Gledhill –veterano en la industria con más de 25 años de experiencia– como Jefe de Tecnología y Operaciones, directivo que ha dado un paso al frente para declarar que Bitcoin es un “esquema Ponzi” y que las tarifas asociadas a las transacciones son “de lo más costosas”. Expresó Gledhill a los medios:

En DBS Bank no creemos que Bitcoin pueda traernos una ventaja competitiva, y ahora mismo estamos en etapa de observar y aprender”.

Por su parte, el presidente de Morgan Stanley, James Gorman, ha comentado que el Bitcoin “no merece la atención que recibe”, aunque admitió que su aceptación está creciendo y que no va a desaparecer. Es importante añadir que, gracias a unas declaraciones emitidas a finales de septiembre, cuando el experto en finanzas sentenció que, de acuerdo a su punto de vista, las criptomonedas “no son ilegales”, “son algo más que una moda pasajera” y suponen un avance tecnológico capaz de “obligar a las autoridades a adaptarse”, parecía que el criterio de Gorman respecto a Bitcoin era distinto al de personalidades como Jaime Dimon, pero finalmente no ha sido el caso.

De esta forma, Gorman criticó la naturaleza altamente especulativa de Bitcoin, afirmando que “un activo que sube hasta 700% en un año es, por definición, una burbuja”, y que “cualquier persona que invierta en él, que piense que está llevando a cabo una inversión estable, pues se está engañando a sí misma”. Asimismo, el líder de Morgan Stanley también dijo estar preocupado por “las personas que están empleando criptoactivos con fines equivocados”, y afirmó no estar seguro de que los reguladores y bancos centrales se queden mirando desde la distancia.

Pero las más recientes opiniones no acaban allí, ya que Thomas Peterffy, presidente de Interactive Brokers, declaró no estar en contra de las personas que intercambian bitcoins, pero que lo más conveniente es mantener a las divisas electrónicas lejos de la “economía real”. En palabras de Peterffy: “Creo que bitcoin y otras monedas virtuales son buenas ideas, que no está mal que los usuarios comercien con ellas, pero me opongo a vincular esta tecnología con la economía real a través de regulaciones”.

Ahora mismo, Peterffy está preocupado porque la inclusión de las criptomonedas en la “economía real” podría exponer a los mercados tradicionales a la volatilidad de Bitcoin. El jefe de Interactive Brokers declaró:

Bitcoin ha aumentado en 1.000% en el último año, pasando de $700 a $7.000, y en este punto no es imposible pensar que, por ejemplo, alcance los $70.000. Ese fenómeno haría colapsar la economía”.

Fuente: Bitcoin.com.

Versión de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen de Wikimedia Commons

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido