Uruguay lanzará piloto de criptomoneda nacional “e-Peso” con 10.000 teléfonos celulares

Si la iniciativa avanza como espera la organización, en un tiempo desaparecerá el dinero en efectivo. Hacen un llamado a las personas a participar del proyecto que medirá el impacto.

***

El Banco Central de Uruguay (BCU) anunció nuevos detalles sobre su iniciativa piloto, en la que busca digitalizar la moneda del país. Según la dirección de la empresa, “no se trata de una criptomoneda como Bitcoin”, sino de “un activo que es responsabilidad de la institución”. El banco anunció un plan piloto de seis meses para emitir billetes digitales, y dejó claro que se trata de “una estrategia que bien podría transformarse en una manera de hacer negocios”. La propuesta consiste en realizar un test con 10.000 teléfonos celulares marca ANTEL, la cual tendrá una duración de seis meses; el anuncio salió a la luz en iprofesional.

Para participar, el banco explicó que los ciudadanos “deben descargar la aplicación para móviles del sitio web epeso.com.uy, acceder a la billetera digital, registrarse y llevar a cabo el primer cargo en Red Pagos –una agencia de cobros en Montevideo– para crear la wallet digital (en efectivo)”. Asimismo, la empresa agregó que “el mecanismo está disponible tanto para teléfonos inteligentes como móviles convencionales”; los usuarios registrados podrán interactuar con los inversionistas, así como hacerlo de forma peer-to-peer (P2P) en los exchanges.     

En palabras del presidente del banco, Mario Bergara:

La primera emisión de billetes digitales consiste en 20 millones de pesos uruguayos, de los cuales siete millones ya han sido transferidos a Red Pagos. Esta no es una moneda nueva sino el mismo peso nacional, pero con un soporte tecnológico en lugar de físico”.

De igual forma, cuando se le preguntó a Bergara por qué el banco optó por la propuesta, el CEO contestó: “Imprimir billetes es una tarea costosa, así como la distribución en todo el país, la seguridad para transportarlos e incluso su opacidad”. El líder del BCU no escatimó en detalles:

Cada persona que posea la aplicación podrá cobrar un límite equivalente a 1.000 dólares, mientras que las empresas tendrán disponible la cantidad de 6.600 dólares. La wallet electrónica se puede cargar en una red de colección donde los billetes físicos se intercambian por los electrónicos”.

Para culminar, el dirigente del banco explicó que, si después de seis meses deciden continuar con el proyecto, el dinero físico no caducará de inmediato. Y es que según Bergara: “La transición tomará mucho tiempo para la comodidad de los ciudadanos”.  

Conviene mencionar que el país aún sufre de una recesión económica que no hace mucho vio escasez de efectivo, inflación desenfrenada y otros problemas afines.

Fuente: Bitcoin.com.

Traducción y versión de Gustavo López para Diario Bitcoin

Imagen capturada de la web de e-peso

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido