La SEC suspende e investiga a dos empresas que habían realizado campañas ICO para recaudar fondos

El organismo determinó que se trataba de una estafa en ambos casos, ya que las compañías – dirigidas por una misma persona – no contaban con respaldo real para los productos puestos a la venta, además de encontrar que dichas empresas no habían invertido los recursos obtenidos en los elementos que originalmente habían dispuesto dentro de la oferta comercial

***

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) ha formulado lo que parecen ser sus primeras acusaciones contra empresas que ha hecho uso de una campaña de preventa inicial para una nueva moneda digital (ICO) para recaudar fondos.

En un comunicado de prensa publicado el día viernes, la oficina reguladora estadounidense acusó a dos compañías y a su fundador, el empresario Maksim Zaslavskiy, de violar las disposiciones contempladas en las leyes antifraude y por incumplir con los principios de registro contemplado por las leyes federales para los valores.

Al parecer Zaslavskiy llevó a cabo la venta de criptomonedas, supuestamente respaldadas por activos que no existían,  a través de dos eventos, uno organizado para un proyecto llamado Diamond Reserve Club World y otra para una compañía mejor conocida como REcoin Group Foundation.

Como evidencia de estos reclamos, la SEC expuso que la campaña ICO de REcoin supuestamente estaba destinada a recaudar fondos para invertir en bienes raíces. A pesar de que Zaslavskiy informó a los inversionistas que REcoin contaba con un equipo de abogados, profesionales, corredores de bolsa y contadores, la SEC determinó que la compañía no había realizado la contratación de ninguna persona que brindase este tipo de servicios.

Otro punto importante destacado por la SEC es que desmintió a la compañía, puesto que su director principal aseguraba que la misma había recaudado entre dos y cuatro millones de dólares, pero en realidad solo había podido reunir un estimado cercano a los 300.000 dólares.

De esta misma forma, el 11 de septiembre la SEC también emitió una acusación formal contra DRC World, una empresa dirigida también por Zaslavskiy que originalmente se dedicaba a la inversión de diamantes ofreciendo a sus colaboradores descuentos por concepto de la compra de los productos, pero la compañía en realidad nunca invirtió en las piedras preciosas. La investigación reveló que no estaban llevando a cabo ninguna operación comercial.

Los activos del director fueron congelados y las compañías detuvieron sus actividades comerciales, así lo decretó una orden judicial de emergencia emitida por un tribunal federal del distrito de Brooklyn en Nueva York.

Este anuncio realizado por la SEC se produce casi paralelamente a un comunicado emitido por la oficina supervisora de valores en Corea del Sur, en el cual también se decretó la suspensión de todas las ICO a nivel nacional. A un nivel más local, la SEC ha estado siguiendo más de cerca el ecosistema estudiando a las compañías y las dinámicas implementadas dentro de este nuevo sistema de negocios, ya que hace una semana la oficina aseguró haber creado dos nuevas unidades especialmente centradas en el abordaje de delitos digitales.

Las sanciones legales implementadas a la fecha conllevan el pago de multas además de la devolución de la totalidad de los fondos recaudados. En el caso de Zaslavskiy, se están aplicando medidas para evitar que el implicado participe en cualquier otra campaña de venta de valores.

Las investigaciones siguen en curso.

Fuente: CoinDesk

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido