Criptomonedas 

Empresario rebate opinión polémica de director del JPMorgan sobre las criptomonedas

Bradley Tusk, CEO de Tusk Ventures, señala que en un mundo donde cada vez es más común ver que las personas pierden la confianza en los sistemas gubernamentales de sus países y por eso las criptomonedas están demostrando que son muy necesarias.

***

Jamie Dimon, Director Ejecutivo de JPMorgan Chase –una de las empresas de servicios financieros con mayor trayectoria en el mundo–, esta semana acaparó los titulares de numerosos sitios de noticias, al tachar a las criptomonedas como una moda aún más destructiva que la Tulipomanía –un período del siglo XVII que se dio en los Países Bajos, que golpeó a la economía con una auténtica burbuja especulativa–, y prometiendo despedir a cualquier comerciante de su empresa que lleve a cabo tratos en Bitcoin.

Estos comentarios resultan, cuanto menos, sorprendentes. De hecho, Bradley Tusk, fundador y CEO de la empresa Tusk Ventures –una firma que invierte en startups de alto crecimiento, que se enfrentan a desafíos políticos y regulatorios–, los ha calificado como obsoletos y muy lejos de la realidad, afirmando que la naturaleza de esta opinión es, precisamente, lo que demuestra por qué existe una necesidad palpable de utilizar criptoactivos hoy en día; es decir, sólo en Estados Unidos la confianza en las principales instituciones –como la misma de Dimon– se ha desplomado y la gente duda de las religiones organizadas, pues los escándalos que han perseguido a la Iglesia Católica en las últimas dos décadas han llevado a una enorme disminución de la confianza pública.

Según Tusk, al menos un tercio de los Estados Unidos –partidarios del actual presidente, Donald Trump– desconfía de los principales medios de comunicación. La fe en Wall Street jamás se recuperó tras la crisis financiera de 2008, período en el que las instituciones de todo el país se enfrentaron a sanciones de lo más pronunciadas por sus acciones reprobables. El CEO de Tusk Ventures establece que entre la controversia alrededor de los espacios seguros y la libertad de expresión, las universidades de Estados Unidos carecen de algo que se asemeje a una brújula moral. Sin embargo, el empresario afirma que, en comparación al resto del mundo, en Estados Unidos están haciendo las cosas muy bien.

Con esto se refiere a que gran parte de América Latina –Venezuela, Brasil, Argentina…– está atravesando una situación política caótica, mientras que el Medio Oriente está aún peor. La Unión Europea continúa moviéndose en un terreno inestable, por lo que es lógico que las personas que no tienen fe en sus gobiernos, líderes religiosos, medios de comunicación, bancos o representantes académicos, quieran buscar una alternativa para una vida mejor. Muchas personas desean refugiarse de la increíble volatilidad del dinero que impera en sus países, así como una forma de conectar con los usuarios que piensan de la misma manera, independientemente de si comparten el mismo pasaporte o no.

Puede que ahora mismo sea imposible determinar si Bitcoin tendrá éxito a largo plazo, ya que cualquier moneda puede fallar e ingresar en la situación que Dimon utiliza para comparar, pero es un hecho que la criptografía jamás desaparecerá. Bradley Tusk explica que, si el usuario no se siente cómodo con las declaraciones de Jamie Dimon, si el usuario no confía en que su gobierno pondrá los intereses de la nación en primer lugar, si el usuario cree que la gente que solía abogar por la autoridad moral ahora mismo carece de ella, tan simple como que necesita un lugar para invertir su confianza.

Según el CEO, los verdaderos líderes en finanzas no tardarán en darse cuenta del potencial y la demanda de las criptomonedas, les darán su apoyo y se asegurarán de que sus instituciones y accionistas puedan utilizarlas y beneficiarse. Las personas le temen al cambio y aquellas que no puedan reconocerlo siempre se mofarán. De cualquier modo, Tusk resalta que los comentarios de Dimon sólo subrayan por qué las criptomonedas son necesarias y por qué no se van a ir a ninguna parte.

Fuente: CoinDesk.

Traducción de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen de Flickr

Advertisements

Related posts