Exchanges Noticias 

Servicio de intercambio ShapeShift anuncia cese de operaciones en Washington D.C

El CEO de la compañía aseguró que los marcos regulatorios imponían el pago de cuotas muy elevadas, al tiempo que comprometían la seguridad de los datos privados de los clientes adscritos al servicio.

***

ShapeShift, el servicio de intercambio tanto para Bitcoin como para otras monedas digitales, anunció el cierre de sus servicios para los residentes en el estado de Washington debido a las regulaciones impuestas tras la aprobación de la Ley del Senado #5031, las cuales se asemejan mucho a las contempladas por la BitLicense en la ciudad de Nueva York. La compañía calificó la posición estatal como “poco ética, derrochadora e imprudente”.

Informando al respecto, el servicio de intercambio hizo público el anuncio a través de una publicación en su blog, explicando que el estado había impuesto una carga regulatoria muy pesada para operar de manera efectiva y proteger la información personal de sus usuarios. La compañía se une a varias empresas de intercambio que abandonan Washington tras la aprobación de la ley antes mencionada, entre las cuales se incluyen Bitstamp, Bitfinex y Poloniex.

Las nuevas reglas regulatorias, que entraron en vigencia a partir del mes de julio del presente año, aplican las leyes para la transmisión de dinero a las compañías operadoras de servicios de intercambio de criptomonedas. Compañías como ShapeShift ahora deben hacer la solicitud de una licencia fijar el pago de una cuota, la cual podría ascender a cientos de miles de dólares. La ley también exige que los operadores de servicios vinculados a las monedas digitales soliciten y pongan a la orden datos personales sobre sus clientes, aspecto con el cual ShapeShift no está de acuerdo puesto que acarrea la posibilidad de que hackers puedan hacerse con dicha información.

En el comunicado emitido por el servicio se lee:

Los entes reguladores del Estado han tomado una posición muy dura, ya que la misma amparada en el ‘Proyecto de ley del Senado #5031’ exige la solicitud de una licencia para los proveedores de servicios Blockchain que operan en el estado. Bajo este lineamiento jurídico ahora tendríamos que pedir permiso al estado de Washington antes de comprar y vender nuestros activos y propiedades aunque esta sea una operación llevada a cabo a lo interno. Además, estaríamos obligados a invertir cientos de miles de dólares para mantener una licencia, con la cual se hacen acreedores de la información personal de nuestros usuarios poniéndola en riesgo ante un eventual robo perpetuado por hackers”.

La compañía criticó a los entes reguladores de la ciudad de Washington por tomar una posición “imprudente” en relación a las operaciones con la moneda digital:

Creemos que la posición tomada por los organismos reguladores de Washington ha sido antiética, derrochadora e imprudente. No podemos esperar que personas con esta idea diseñen, construyan y promuevan el legado del sistema financiero de curso legal para hacer lo necesario en relación a la integración de las nuevas tecnologías y alternativas económicas”.

Las regulaciones impuestas por Washington están inspiradas en las controvertidas políticas implementadas por la BitLicence, la cual ya tiene varios años vigente en la ciudad de Nueva York y en un comienzo desató críticas por parte de importantes servicios de intercambio y operadores de la moneda digital llevando al éxodo de los mismos como medida de protesta.

El CEO de la compañía, Erik Voorhees, aseguró a los críticos de la medida que ShapeShift tomó esta decisión pensando en todo momento en la seguridad de sus clientes:

No estamos dispuestos a ser extorsionados. Nuestros clientes merecen tener total potestad para tomar sus decisiones, no ser limitados por políticos que marquen la pauta sobre lo que se pueda hacer o no. Vamos a seguir protegiendo a nuestros usuarios mediante la construcción de sistemas que sean mucho más seguros que el status quo; El sistema bancario afronta muchas fallas que los entes reguladores han endosado, diseñado y protegido a lo largo de su historia”.

En su momento, durante la implementación de la BitLicense en Nueva York, Voorhees alegó que ésta imponía una recolección de datos completamente innecesaria que podía resultar riesgosa bajo los alegatos antes mencionados. De igual forma el CEO lamentó mucho la postura de las autoridades regulatorias, asegurando que bajo tales lineamientos es imposible trabajar con los residentes de la ciudad.

Fuente: CryptoCoinsNews

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin.

Imagen diseñada con Canva.

Advertisements

Related posts