Bitcoin Blockchain 

La batalla en torno a SegWit2x ha comenzado

El cese de hostilidades entre los partidarios y detractores de SegWit2x parece poco probable.

***

La semana pasada, parte de una declaración en el blog más grande de BitPay instó a los adeptos de Bitcoin a actualizar su software antes de cualquier actualización de código programada. Sin embargo, el aviso no consiguió el efecto deseado y lo único que generó fue una tormenta de críticas. Esto se debe a que BitPay estaba indicando apoyo a BTC1, un cliente de software alternativo a Bitcoin Core, el utilizado por más de dos tercios de la red; sucede que en la publicación no se describieron las posibles consecuencias de descargar el software, y en Bitcoin la incompatibilidad puede traer repercusiones económicas, como la creación de dos activos, lo que ha generado un sentimiento dividido.

Entre las voces que se alzaron estuvieron figuras reconocidas en la industria de la tecnología Blockchain, como el creador de Lightning Network, Tadge Dryja, y el miembro de Bitcoin Core John Newbery. Ambos se refirieron a la medida como el empuje hacia un malware directo y algo tan deshonesto como peligroso. La acusación es que BitPay dio este consejo para confundir a los usuarios, de forma similar a pedirles que actualicen su iPhone para que, por ejemplo, ya no puedan enviar mensajes a otras personas.

En cierto sentido, es muy probable que las críticas tuvieran más que decir sobre las persistentes batallas ideológicas entre los participantes de la red Bitcoin. Y es que el software BTC1 ha surgido como una de las propuestas más polémicas en la trayectoria de la industria, ya que se basa en un acuerdo entre mineros, empresas y desarrolladores que, alegando representar los intereses de los usuarios de la red, dan luz verde a un hard fork para incrementar el tamaño del bloque en noviembre.

Aunque SegWit2x no está programado para lanzar su código del hard fork durante varios meses, hacerlo podría conducir a la creación de otra criptomoneda bifurcada de Bitcoin, que competiría con el criptoactivo original y Bitcoin Cash. Esta posibilidad ha reabierto viejas heridas.

No obstante, en las redes sociales nada pasa desapercibido, pues en otro incidente notable, un programador de Bitcoin Core llegó a separar a Jeff Garzik, el desarrollador líder de BTC 1, del Github de Bitcoin Core poco después de que se produjera el acontecimiento de BitPay. Cabe destacar que Garzik no ha contribuido a la red Bitcoin desde 2014, y gracias al incidente de BitPay algunos lo han tildado como un villano en las batallas técnicas que ahora mismo se están librando.

Si una de las objeciones respecto a SegWit2x es que el grupo, compuesto por una serie de influyentes empresas, está tratando de dar un enfoque corporativo al desarrollo de Bitcoin, Garzik se ha llevado la mayor parte del conflicto. Los detractores están pidiendo que abandone la comunidad de desarrollo de Bitcoin, aunque también es necesario resaltar que el ex empleado de BitPay tiene sus defensores, especialmente entre los partidarios de SegWit2x. Erik Voorhees, CEO del operador de cambio Shapeshift, opina que estas críticas refuerzan la idea de que el equipo de desarrollo de Bitcoin no está abierto al cambio.

Sin embargo, la seguridad es otro de los tópicos abordados en la disputa, con ambos bandos acusándose de poner el dinero de los usuarios en riesgo a causa de sus creencias ideológicas. La idea es que, si SegWit2x sigue adelante con su hard fork y Bitcoin vuelve a dividirse, los ataques de repetición podrían causar que varios usuarios y empresas pierdan dinero.

Así pues, la situación refleja los acontecimientos del verano pasado, cuando un grupo de desarrolladores comenzó a trabajar en Ethereum Classic. La cadena de bloques original fue abandonada por muchos usuarios y algunos perdieron dinero, por lo que las preocupaciones no están exentas de mérito.

Algunos desarrolladores afirman no estar tranquilos ya que BTC1 no cuenta con los requerimientos adecuados en materia de seguridad. La acusación es que esto se ha hecho a propósito, pues de no añadir las protecciones necesarias, el grupo de SegWit2x podría evitar una división inminente de Bitcoin y animar a más usuarios a que adopten su software.

Aun así, ha habido intentos de estimular un diálogo bien intencionado

Ted Rogers, presidente de Xapo –empresa que apoya SegWit2x–, recientemente comentó que los detractores a menudo malinterpretan lo que el grupo de SegWit2x está tratando de lograr. Rogers declaró:

SegWit2x es un intento honesto de unir a ambas partes sin ninguna división”.

En lugar de argumentar que SegWit2x es el verdadero Bitcoin, Rogers expresó que la propuesta ofrecerá al mercado una oportunidad para ver cómo se desarrollan las diferentes soluciones.

En respuesta a Rogers, algunos simpatizantes de Bitcoin respondieron con la idea de que una actualización de software presentada por corporaciones equivale a una adquisición hostil. En pleno corazón de la discusión, un usuario de Twitter argumentó:

Si un grupo de CEOs puede reunirse y cambiar Bitcoin de forma unilateral, entonces eso significa que un gobierno podría hacer lo mismo… por lo tanto Bitcoin estaría muerto”.

Fuente: CoinDesk.

Traducción de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen producida con Canva

Advertisements

Related posts