AltCoins Bitcoin 

Fundador del Instituto Nakamoto: “No me gustan las altcoins, pero sí me agradan las bifurcaciones”

El desarrollador está muy complacido con el fork que dio lugar al nacimiento de Bitcoin Cash y afirma que el suceso devolverá el poder a los inversionistas.

***

Daniel Krawisz, fundador del Instituto Nakamoto y desarrollador de la herramienta de mezcla de Bitcoin llamada Shufflepuff, ha publicado un video de Youtube en el que expone una perspectiva interesante sobre el reciente fork de la red Bitcoin: Krawisz se complace por la forma en que se desarrollan las bifurcaciones y cree que la fricción entre los criptoactivos originales y las criptomonedas resultantes pueden desalentar la tecnocracia –un sistema dirigido por personas que apelan al método científico para dar soluciones a los conflictos– de los desarrolladores que están al mando.

Gracias a sus numerosos trabajos, como la creación de aplaudidos ensayos y notas de opinión en el Instituto Satoshi Nakamoto, Daniel Krawisz es bastante conocido entre los adeptos al Bitcoin; además, el desarrollador de Shufflepuff también cuenta con una gran notoriedad por su postura hacia las altcoins, ya que piensa que éstas son una estafa y que sus desarrolladores no hacen más que aprovecharse de los usuarios. Ahora se podría pensar que Krawisz mantiene una opinión negativa sobre el fork que dio lugar al nacimiento de Bitcoin Cash, pero sucede que el programador está de lo más emocionado por lo que está ocurriendo.

Específicamente, Krawisz dijo:

Me gustan las bifurcaciones, no las altcoins; es decir, pienso en un fork como un algoritmo evolutivo, puesto que en un momento tienes funcionando al Bitcoin de siempre, y luego se divide, hay una mutación… el resultado es que tienes dos Bitcoin. El detalle está en que existen diferencias entre ellos, así que la pregunta de interés es: ¿Cuál debería gustarme más? ¿Debo poner un poco de dinero en ambas y ver cuál tiene un mejor desempeño?”

De esta forma, Krawisz afirma que ahora mismo hay un campo de juego muy parejo entre los dos competidores, ya que los usuarios están invirtiendo dinero en ambas cadenas de bloques. El desarrollador agregó:

Este panorama no es como un versus entre Bitcoin y un altcoin. La razón por la que los activos son valiosos es debido al efecto de la red y esto es lo que conecta a las personas, pues el usuario puede tener dinero que de forma inmediata no tiene valor, pero si es el tipo de moneda que el resto ha establecido, como la que se utiliza por defecto, entonces sí tiene valor porque todos están conectados con ese dinero”.

Según el criterio de Krawisz, con una bifurcación los inversionistas de un ecosistema tienen la misma cantidad de dinero. El experto establece que este panorama se centra más en diferencias técnicas, y con este escenario un inversionista puede decantarse por una criptomoneda en lugar de la otra. En palabras del fundador del Instituto Nakamoto:

Si la persona es buena en el diseño de Bitcoin, entonces ganará dinero eligiendo la bifurcación correcta. Este es un proceso que recompensa a los buenos creadores, por lo que si el usuario es un buen diseñador consigue más dinero, y de lo contrario obtiene menos… si no hay motivación para implicarse, tan simple como que no hay que hacer nada”.

En mi opinión las bifurcaciones son algo positivo porque mantienen bajo control a los inversionistas, pues se les da una opinión y ellos deben elegir cuál les gusta más. Sin embargo, un punto que no me agrada de Bitcoin se da cuando los desarrolladores tienen un estatus social más alto que los inversionistas. Esto lo digo porque debería ser al revés: los desarrolladores por debajo de los inversionistas”.

Así pues, Krawisz piensa que los inversionistas deben pensar en sí mismos como si fueran un dios, y que justo enfrente tienen dos grupos de personas –dos cadenas de bloques– que compiten por el favoritismo de Dios. El programador afirma que lo ideal no es ofrecer lealtad a una de las partes porque así es como la gente pierde dinero, pero si una de ellas es técnicamente superior entonces es más fácil tomar la dirección correcta. En pocas palabras, Dios (el inversionista) decide cuál de los Bitcoin se elevará al cielo y cuál será arrojado al infierno.

Pero el video no acaba allí, en vista de que Krawisz también detalla lo que opina de la situación de Ethereum y el poder que Vitalik Buterin cree tener sobre la comunidad. En este tópico, Krawisz cree que los inversionistas están adorando a su dios Vitalik, y lo buscan para ser pastoreados como ovejas a través de la oscuridad; además, explicó que es posible leer una versión más detallada de su postura ante las bifurcaciones, en su ensayo titulado Who Controls Bitcoin?”.

Usted puede mirar el video de Daniel Krawisz haciendo clic aquí.

Fuente: Bitcoin.com.

Traducción de Gustavo López para Diario Bitcoin.

Imagen tomada de YouTube.

Advertisements

Related posts