Artículos 

¿Qué está pasando con Bitcoin en Cuba?

Como muchos viajeros pueden atestiguar, la realidad de los servicios de criptomonedas en el país caribeño es muy desafortunada. Estos casos ocurridos con el exchange Coinbase son ejemplo de ello

***

Luego de tomar unas vacaciones en Cuba, Elliott Smith, un programador de efectos visuales en Reino Unido, estaba tranquilamente sentado en el aeropuerto y, como es usual después de pasar tiempo libre, decidió ponerse al día en el entorno digital.

Con un gran interés en Bitcoin, Smith decidió entrar en Coinbase y comprobar el precio de las criptomonedas. Después de un rápido vistazo, procedió a cerrar la plataforma. Él no compró, no vendió; de hecho, ni siquiera comerciaba con activos digitales. Sin embargo, cuando regreso a casa e intentó ingresar nuevamente, se encontró con un mensaje desalentador:

Estimado Elliott Smith.

Tenemos razones para creer que usted reside en un país (Cuba) en el que Coinbase está prohibido por la ley, a causa de las sanciones impuestas por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) de los Estados Unidos. Desgraciadamente, hemos tenido que cerrar su cuenta de Coinbase.

Si usted no es residente de un país sancionado y ha recibido esta notificación por error, por favor comuníquese con nosotros a través del email support@coinbase.com y envíenos una copia de su identificación y una prueba de su dirección actual.

Si su cuenta posee dinero, deberá ponerse en contacto con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y así solicitar el permiso para acceder a sus fondos.

Respetuosamente, el equipo de Coinbase”.

Según Drew Hinkes, socio de Berger Singerman, el proceder de Coinbase no es sorprendente ya que Cuba sigue siendo un país sujeto a las sanciones financieras de los Estados Unidos. Hinkes comentó al respecto:

El hecho de que hayamos abierto un poco de turismo y ampliado algunos horizontes, puede haber proyectado el erróneo mensaje de que el sector económico goza de buena salud y está plenamente disponible”.

Pero, al igual que Irán, Siria y Corea del Norte, Cuba no goza del favor de los Estados Unidos. En una entrevista a CoinDesk, el socio de Berger Singerman agregó:

Las entidades reguladas, especialmente aquellas que se dedican a brindar servicios financieros –si están cumpliendo adecuadamente con los lineamientos de la OFAC–, van a buscar activos en monedas virtuales en esas naciones”.

Hinkes se refiere a la Oficina de Control de Activos Extranjeros en los Estados Unidos, un conglomerado de múltiples agencias que han participado en varios movimientos dentro de la industria de las monedas digitales.

Además, Coinbase ya ha demostrado ser muy conservador cuando se trata de cumplir con las bases legales pertinentes. Por ejemplo, recientemente impidió la entrada a un hacker por pagar rescates y comprar documentos al mercado negro, a instancias de sus clientes. Hinkes matizó:

Coinbase ha invertido grandes esfuerzos para ganarse el visto bueno de los reguladores”.

Aunque algunas compañías han obtenido una licencia para hacer negocios en Cuba, como Netflix y Airbnb, a una enorme cantidad no se le permite prestar servicios a las personas que viven en la isla. No obstante, el gran problema de todo este asunto es que Elliott Smith no vive en Cuba, tan solo estaba de vacaciones.

Cabe destacar que dos días después, Smith recibió una respuesta por parte de uno de los miembros del equipo de soporte de Coinbase, en la que se declaraba lo siguiente:

Después de investigar el problema, estoy trabajando con un especialista para tratarlo como es debido. Nos pondremos en contacto con usted apenas tengamos novedades”.

Por desgracia, tras haber enviado media docena de mensajes al equipo de soporte, Smith no ha vuelto a recibir noticia alguna sobre su situación. Lo más lamentable es que esta anécdota no es la única, pues un puñado de usuarios han expuesto sus quejas en Reddit, entre los cuales destaca Charles Thompson, quien llevó el asunto aún más lejos.

Thompson continuó pidiendo a Coinbase que liberara sus fondos, pero al no obtener respuesta alguna, les advirtió que acudiría a las autoridades pertinentes. El 15 de junio, después de que Coinbase no cumpliera con el plazo establecido, Thompson presentó una demanda formal.

De acuerdo a las palabras de Charles, la demanda no se trata tanto del dinero sino de forzar a Coinbase a hacer lo correcto. No obstante, Elliott Smith, quien no tenía mucho dinero en la cuenta cuando se cerró, expresó:

Es fácil para Coinbase ignorar a todo aquel que no tenga los medios para establecer una demanda contra ellos; es decir, pretenden generar más confianza en el Bitcoin pero al final del día son ellos mismos quienes lo estropean. Les di unas semanas a ver si solucionaban y al final nada ocurrió. Esto es realmente frustrante”.

Pese a ello, Coinbase afirma estar de acuerdo con Elliott, pues su vicepresidente de operaciones, Daniel Romero, informó a CoinDesk:

Lo que sucede es que hemos tenido un enorme crecimiento y no contamos con el suficiente personal de soporte para dar respuesta a la gran cantidad de solicitudes que recibe la plataforma”.

De acuerdo a Romero, Coinbase ha visto un incremento de 10 veces más clientes que utilizan la plataforma. Esto, si bien es algo positivo, no excede a los responsables de ciertos dolores de cabeza. El vicepresidente de operaciones afirma que están trabajando en solventar todos los inconvenientes.

Ahora mismo, Coinbase está preparando motores para trabajar con un equipo subcontratado que les permitirá duplicar la capacidad de apoyo, y ya tienen decidido contratar a una empresa que les permita introducir soporte telefónico. El objetivo, según Romero, es atender cada solicitud en un margen de aproximadamente seis horas. Aun así, Romero declaró:

Las solicitudes relacionadas con el estricto cumplimiento siempre nos van a tomar un poco más de tiempo porque tenemos que analizar la cuenta y hacer el juicio pertinente. Somos muy meticulosos al velar porque se cumplan las normas”.

A pesar de que Romero no habló de casos específicos, agregó que Coinbase planea duplicar su equipo de soporte en las próximas seis u ocho semanas. Sin embargo, el problema citado no es solo de Coinbase, pues se ha comprobado en medios sociales y foros que plataformas como Poloniex también han generado un gran descontento entre sus usuarios.

El resultado es que las tensiones entre compañías y usuarios siguen siendo muy elevadas. De hecho, Thompson ha mantenido latente la demanda contra Coinbase. El usuario comentó en Reddit:

Tengo un poco de experiencia con la preparación de este tipo de demandas y siempre sucede lo mismo: cuando una empresa recibe la notificación del demandante y la orden de ir a los tribunales, inmediatamente recoge el teléfono y tratan de hacer que recules”.

Thompson ha querido alentar a otros que están en la misma situación, haciendo que le entreguen sus números de casos de apoyo. De esta manera, se espera que cuando el usuario se ponga en contacto con la empresa, el departamento de soporte pueda estudiar todos los casos y volver a abrir las cuentas; eso sí, cinco días después de presentar la demanda, Coinbase reabrió la cuenta de Thompson.

El 19 de julio, Thompson publicó en Reddit un email que recibió de Coinbase, en donde se le indicó que retirara la demanda porque el acceso a su cuenta había sido restaurado. La mejor parte de todo el asunto es que la notificación fue enviada y firmada por el asesor corporativo de Coinbase, Shahab Asghar.

Thompson espera ponerse en contacto telefónico con Asghar pronto, para preguntar sobre los números de casos de los usuarios que han tratado con la misma situación. En palabras de Charles: “el fin está cerca”.

Fuente: CoinDesk.

Traducido por Gustavo López para Diario Bitcoin.

 

 

Advertisements

Related posts