Conozca Bitcoin ABC, la versión de Bitcoin que podría traer respuesta al tema de la escalabilidad

Esta propuesta traería consigo principalmente la posibilidad de que los mineros puedan aumentar con libertad el tamaño de los bloques circulantes en la red hasta un máximo de 16MB. La implementación de esta versión de la red Bitcoin daría nacimiento a una nueva criptomoneda y resultaría incompatible con otras alternativas en discusión para abordar los problemas presentes en la infraestructura de la moneda digital.

***

Los problemas que actualmente afronta la red de Bitcoin han generado gran incomodidad en los usuarios de la moneda digital. Sin embargo, después de un tiempo pronunciado caracterizado por la realización de acalorados debates, finalmente la comunidad de desarrolladores ha puesto sobre la mesa una propuestas que ha logrado captar la atención de gran cantidad de seguidores, cuya implementación ha desatado cierta polémica por las posibles implicaciones que dichas acciones puedan tener en el mediano y largo plazo.

La polémica viene asociada con el carácter irreversible de los cambios que se están dando dentro de la red. Mientras algunas personas optan por alternativas que no incorporan la realización de cambios tan radicales, una de las propuestas que presentaremos a continuación conlleva la implementación de un Hard Fork, y este es el caso de Bitcoin ABC, una de las propuesta interesante que propone la incorporación de un límite ajustable para el tamaño de los bloques.

¿En qué consiste Bitcoin ABC?

Bitcoin ABC – o mejor conocida como “Bitcoin Adjustable Blocksize Cap” – es una propuesta a la problemática de la escalabilidad dentro de la red, en la cual los usuarios podrán determinar con libertad el tamaño de los bloques que prefieren minar fijando hasta un máximo de 16MB de espacio para los mismos.

Como se mencionó, habilitar esta modalidad de operaciones requiere que los operadores de dispositivos mineros ejecuten ciertos cambios que podrían ser considerados de naturaleza irreversible en sus computadores destinados para tal fin, ya que constituirían una nueva versión incompatible con las versiones de software con la que los mismos venían trabajando dentro de la red. Este aspecto se ha prestado a mucha polémica

Entre las propiedades que esta actualización a la red traería consigo está un aumento considerable en el tamaño de los bloques, los cuales en la versión original de Bitcoin tienen un total de 1MB de espacio máximo. Al permitir a los mineros aumentar con libertad el tamaño de almacenamiento fijando hasta un máximo de 16MB, se aliviaría sustancialmente el colapso que experimenta la red en estos momentos a razón del gran volumen de información que transita por la misma. Sin embargo esto podría traer problemas para las personas que tienen conexiones de Internet más lentas.

Entre otros de los aspectos, al aliviar el tránsito de datos en la red, los usuarios de la moneda digital no deberían verse en la necesidad de pagar cantidades elevadas por concepto de comisiones para la realización de pagos. Bitcoin ABC no brinda soporte a la modalidad “replace-by-fee”, la cual fue una solución desarrollada por programadores del Bitcoin Core para reajustar las bajas tarifas de comisión que quedaban a discreción del emisor de los pagos, fijando automáticamente unos mínimos para evitar cargar la red con información que pudiese ser considerada SPAM.

A pesar de que originalmente muchas personas están de acuerdo con la activación del protocolo Segregated Witness, esta propuesta no logró captar el grueso del apoyo de la comunidad minera, ya que fueron muy pocos quienes estuvieron de acuerdo con implementar los cambios necesarios. Como muchos podrán imaginar, Bitcoin ABC no es compatible con SegWit, por lo que la implementación de esta versión no sentaría el camino para que esta solución sea viable. En el calendario propuesto por los programadores de SegWit2X la incorporación de Bitcoin ABC estaría principalmente auspiciada por Bitmain como parte de un plan de contingencia contemplado para mantener a resguardo a quienes no estén de acuerdo con los cambios que están por ocurrir.

¿Con cuánto apoyo cuenta actualmente?

Aunque no se ha comentado de forma oficial, muchos participantes de la industria piensan que Bitcoin ABC constituye una de las tres implementaciones UAHF (User Activated Hard Fork) de las que hasta ahora se han hecho mención en muchas publicaciones referentes a las actualizaciones por implementar, ya que esta propuesta va de la mano con la naturaleza de los cambios también propuestos para SegWit2X y Bitcoin Unlimited, los cuales requieren que los operadores de dispositivos mineros instalen un Hard Fork en sus equipos.

Si bien de momento no se cuentan con cifras y estimaciones oficiales en relación al apoyo que ha captado esta propuesta, los desarrolladores de Bitcoin ABC han mantenido contacto con operadores importantes del ecosistema de la minería digital, entre los que figuran Jihan Wu y Haipo Yang. La presencia de participantes de este calibre  hace pensar que la propuesta cuenta con el apoyo de personalidades muy influyentes dentro de la comunidad minera.

De la misma manera, parece que Bitcoin ABC también cuenta con el apoyo de varias piscinas mineras, pero los desarrolladores han tratado de mantener en secreto cuales de las mismas respaldan dicha implementación.

Una decisión muy delicada

La implementación de una solución para los problemas de Bitcoin que conlleven la instalación de un Hard Fork constituye una decisión importante que hay que pensar considerando todas las implicaciones derivadas.

Recordemos que un Hard Fork constituye la instalación de una versión totalmente diferente a la existente, la cual contempla cambios, modificaciones y nuevos principios que podrían resultar incompatibles con las versiones operativas previas del Blockchain.

Generalmente la implementación de un Hard Fork resulta en la mayoría de los casos irreversible, traduciéndose en una versión alterna de una moneda digital en la cual se aplique.

Tomemos como ejemplo el caso de Ethereum, cuya plataforma se vio en la necesidad de implementar un Hard Fork que contemplaba cambios importantes que garantizarían una mayor seguridad de la información circulante en el Blockchain, justamente a razón de las brechas de seguridad presentes previamente a través de la cual se perpetuó el ataque a The DAO, el cual trajo como resultado el robo de una cantidad importante de activos de la moneda digital.

Al no contar con el apoyo de todos los mineros para implementar este cambio, la moneda digital se dividió en dos versiones diferentes. Una de ella es el Ethereum que hoy por hoy conocemos y la otra es Ethereum Classic, una moneda digital que es sustentada por aquellos que se negaron a instalar el Hard Fork correspondiente.

Este podría se uno de los panoramas que podría afrontar la red Bitcoin, y una de las monedas digitales que nacería producto de esta implementación es justamente Bitcoin ABC, la cual operaría en base a sus propios principios siendo sustentadas por la comunidad de mineros que estén dispuestos a hacer el cambio.

(Imagen de libre uso extraída de Pixabay)

Con información de TheMercke / Reddit / Bitmain

Artículo de Camilo Reyes para DiarioBitcoin

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido