Programadores presentan el cronograma pautado para la implementación de SegWit

La propuesta plantea una serie de cambios importantes que podrían llevar a la solución de los problemas que afronta la moneda digital o, por el contrario, podría generar la división de Bitcoin en dos o más monedas digitales diferentes.

***

La agencia de noticias BitcoinMagazine publicó recientemente el calendario propuesto para la implementación y evolución de SegWit dentro del ecosistema de Bitcoin. A continuación presentamos algunas de las consideraciones propuestas para cada una de las fechas y pasos propuestos por el equipo de programadores a fin de realizar adecuadamente todo el proceso y dar respuesta efectiva a los problemas que afronta la moneda digital que actualmente comprometen su buen funcionamiento.

14 de julio: Despliegue del software BTC1

El software constituye un fork (versión alterna) del código base empleado por los desarrolladores del Bitcoin Core. La versión beta del mismo fue lanzada el 30 de junio, pero en la hoja de ruta fijada por SegWit2X se establece que para esta fecha los firmantes del Acuerdo de Nueva York deberían instalar el software beta BTC1 y probarlo en sus sistemas.

Este paso no debería afectar en ninguna medida ni a los usuarios regulares ni a los mineros.

21 de julio: BIP91 Señal de inicio

El equipo de desarrollo de SegWit2X establece que para esta fecha debería ser el día en el que los nodos con BTC1 comiencen a funcionar de forma operativa, y lo que es aún más importante, este será el día en el que se de la señal a los mineros para que hagan los cambios respectivos si quieren formar parte de esta propuesta.

Estos cambios no deberían afectar a los usuarios regulares de la moneda digital.

Pero en el caso de los mineros, en especial aquellos que deseen apoyar el desarrollo de SegWit, deben instalar y hacer los cambios pertinentes para operar con BIP91.

23 de julio (o antes): Lock in BIP91

Este constituye un punto importante para la evolución de la propuesta, ya que la activación total de BIP91 requiere que de una serie de 336 bloques, un aproximado de 269 bloques hayan sido procesados por mineros que hayan implementado las debidas especificaciones, con lo cual se debe haber logrado un 80% del HASH requerido.

Esta fase tampoco involucra cambios que puedan afectar a los usuarios de la moneda digital.

Pero en el caso de los mineros, si ocurre que BIP91 quede finalmente activado, los operadores de los dispositivos tienen un máximo de dos días para instalar el soft fork BIP91, ya que de no hacerlo existe la posibilidad que el dispositivo comience a extraer bloques que no sean compatibles con la red.

25 de julio (o a la brevedad posible): Activación BIP91

Para el día 25 de julio deberían estar ya otros 336 bloques procesados con el protocolo BIP91, con lo cual ya el mismo podría ser completamente activado, por lo que cualquier bloque que no esté de alguna manera asociado con SegWit podría ser rechazado.

Nuevamente esta fase no afecta en ninguna medida a los usuarios regulares de Bitcoin.

En el caso de los mineros, para este entonces ya deberían estar minando bloques con las especificaciones establecidas por el protocolo. En caso de no ser así, el usuario se arriesga a que los bloques que logre minar sean inválidos.

29 de julio: Primera alerta para la implementación BIP91

Para evitar que Bitcoin sea dividida en dos monedas, el 29 de julio se emitirá la primera alerta dirigida a los mineros que aún no hayan implementado el protocolo BIP91 en sus dispositivos.

Para esta fecha, los interesados deben haber realizado los cambios respectivos y asegurarse de que BIP91 se encuentre activo en los computadores mineros, preferiblemente antes de las 4 am (hora de la costa este de EE.UU.).

Si BIP91 no es activado antes de ese plazo, Bitcoin podría estar afrontando una división en su Blockchainlo cual daría origen a dos monedas diferentes. Sin embargo los operadores de dispositivos mineros aún tendrán un espacio para decidir cual moneda digital prefiere minar por lo cual deben tomar una decisión a la brevedad posible, ya que para el 1ro de agosto se espera esté completamente operativa SegWit.

31 de julio: Fecha límite BIP141 

Técnicamente, esta sería la segunda alerta dirigida a los mineros para evitar la división del Blockchain.

Si para este días los dispositivos no cumplen con las condiciones mencionadas anteriormente, existe un riesgo muy grande de que los mineros que decidan no implementar dichos cambios no puedan operar con SegWit. Para este momento se espera que, en un lapso no mayor a las dos semanas siguientes, el 95% del HASH de la red sea destinado a SegWit.

Se debe tomar en cuenta que la probabilidad de que a la red le tome hasta el 31 de julio para estar lista es escasa, por lo que para ese momento es recomendable que los mineros hayan tomado sabiamente su decisión.

1ro de agosto: Activación de BIP148

Para este día está planteada la actualización de BIP148, una nueva versión que opera directamente SegWit, por lo que esta fecha ya constituye el punto de cierre para todos los mineros que no se hayan decidido en hacer las modificaciones pertinentes.

A primera hora del día 1ro de agosto, todos los nodos con BIP148 comenzarán a rechazar cualquier bloque que no incorpore las modificaciones antes mencionadas. Si para ese momento los mineros han instalado ya sea BIP141 de Bitcoin Core o BIP91 de BTC1, no debería haber ningún problema.

Sin embargo aún hay una oportunidad, ya que aquellos que hayan quedado por fuera aún pueden instalar BIP148 en sus dispositivos, con lo cual no quedarán excluidos y, por tanto, no minarán bloques que puedan ser rechazados por el 95% del HASH de la red.

El punto más importante para esta fecha es que se podrían estar manejando dos monedas en caso de que el Blockchain se divida. Uno de estos será “148BTC” asociado con la implementación de BIP148, y por el otro lado tendremos a “Legacy Bitcoin”, la cual estará operando con las especificaciones previas.

En este punto comienzan las implicaciones para los usuarios de la moneda digital, ya que si alguien posee saldos BTC y quiere hacer la distribución de sus activos entre 148BTC y Legacy Bitcoin, posiblemente sea necesaria la instalación de un nuevo software para tal propósito. Otra de las recomendaciones dirigidas a las personas que movilizan constantemente fondos en la criptomoneda es que para ese día se abstenga de realizar transacciones, por lo menos hasta que el panorama sea mucho más claro, ya que cualquier error podría comprometer la integridad de los activos.

4 de agosto: Potencial lanzamiento de Bitcoin ABC

Aunque aún no se ha definido una fecha exacta para este lanzamiento, el 4 de agosto podría ser el día en el que la red vea por primera vez un nuevo Bitcoin, mejor conocido como “Bitcoin ABC”.

La compañía Bitmain anunció recientemente que si BIP148 obtiene los resultados esperados lanzarían esta nueva moneda la cual sería minada en privado por la empresa. Bitcoin ABC incluirá varias reglas nuevas en su protocolo en relación a Bitcoin tal y como la conocemos, y entre las más importantes está el hecho de que los bloques tendrán un tamaño mayor que el de su antecesor.

Se estima que los mineros podrán minar a Bitcoin ABC a partir del 4 de agosto, sin embargo esto podría darse antes si todo sale conforme a las proyecciones realizadas por el equipo de trabajo.

15 de agosto: Prueba de trabajo para BIP148

Para esta fecha está programada una prueba de trabajo que pondrá a prueba la red, siempre que las condiciones estén dadas para esta iniciativa.

Se espera que para este momento sea creada una nueva moneda, la cual será utilizada dentro de la red y tendrá valor comercial a la vez que permitirá probar la efectividad de SegWit de forma segura.

La moneda conocida como “NewPoWBTC” vendría como resultado de la implementación de BIP148 y sería la criptomoneda minada por los dispositivos mineros que operen bajo este protocolo.

Una consideración muy  importante es que el BIP148 plantearía la desmonopolización de las actividades mineras por parte de operadores de dispositivos ASIC ya que estos podrían quedar inhabilitados para este fin,  lo cual daría paso a nuevos operadores CPU o GPU quienes no requerirían exclusivamente de los hardwares antes mencionados para generar activos en la criptomoneda.

De mediados a finales de agosto: SegWit Lock-In

El evento descrito como SegWit Lock-In implica que todos los usuarios listos para hacer uso del protocolo SegWit comenzarán a a aplicar las nuevas reglas establecidos por el mismo en un lapso de dos semanas. Por lo tanto aquellos que deseen hacer uso de las nuevas funciones o ajustarse completamente a las medidas de seguridad incorporadas por el protocolo, tendrán que hacer la actualización correspondiente con el software respectivo.

El panorama podría resultar bastante engorroso en caso de que los eventos no salgan de acuerdo a lo previsto, ya que si existen varias divisiones operativas del Blockchain a razón de cantidades importantes de mineros no adscritos al protocolo, podríamos estar hablando de más de dos versiones de Bitcoin circulantes: Bitcoin, NewPoWBTC, Bitcoin ABC y Legacy Bitcoin. Si este llegase a ser el caso, se recomienda a los usuarios no realizar transacciones hasta que la situación sea resuelta en mayor medida.

La recomendación para los mineros en caso de ocurrir lo antes expuesto, sería que se adscriba al Blockchain que considere más rentable.

De agosto a mediados de septiembre: Activación de SegWit

Si no se presenta una división del Blockchain, SegWit debería activarse dentro del plazo contemplado, por lo que los usuarios podrán comenzar a disfrutar de las nuevas características y propiedades del protocolo a la vez que cuentan con las garantías de seguridad para sus activos.

En caso de que los planes no vayan conforme a lo antes estipulado, los programadores advierten que la situación podría ser muy compleja como para animarse a predecir un escenario.

De finales de octubre a mediados de noviembre: SegWit2X Hard Fork

Se espera que para finales de este año se realice la implementación de un Hard Fork en el que debería figurar SegWit2X. Esta activación implica la extracción de un bloque base cuyo espacio sea mucho mayor a 1 megabyte, por lo que los operadores con el sistema BTC1 serán incompatibles con los usuarios de Bitcoin que no operen con dicho código.

Siendo realistas, se espera que no todas las personas vayan a instalar el Hard Fork ya que la comunidad de desarrolladores de Bitcoin se ha mostrado muy en contra de una medida que pueda resultar en un cambio irreversible. Esto ciertamente podría plantear una nueva división a la moneda digital, lo cual implicaría una quinta versión de Bitcoin si consideramos la existencia de las antes mencionadas.

Si lo previamente mencionado fuese el caso, los programadores propondrán un curso de acción para dar respuesta a esta problemática. Por lo pronto lo que se recomienda a quienes apoyan el protocolo BTC1 para ese momento y no quieran instalar el Hard Fork propuesto, se aseguren de cambiar a otra versión que no sea la que estén manejando para evitar inconvenientes.

(Imagen extraída de BitcoinMagazine)

Fuente: BitcoinMagazine

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin.

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido