Crean fondo de inversión para criptomonedas dirigido a empresarios latinoamericanos

Este proyecto podría ayudar para que las personas con grandes capitales en los países de América Latina se vinculen de forma segura con el mundo de las criptomonedas, protegiendo su inversión de la inestabilidad de las monedas locales y prometiendo un margen de ganancia anual mínimo equivalente al 24% del capital aportado. 

***

Un ex gerente proveniente de la consultora Bain & Company anunció ayer la creación de una iniciativa llamada Crypto Assets Fund (CAF), la cual tiene como objetivo recaudar 50 millones de dólares con el propósito de comprar saldos en diversas criptomonedas, trayendo así a las personas más solventes en distintos países latinoamericanos la posibilidad de invertir en este sector.

Este fondo ha sido creado por Roberto Ponce Romay, ex gerente de Bain, conjuntamente con otras personas. En una entrevista realizada por el portal de noticias CoinDesk se dio a conocer que Cripto Assets Fund (CAF) va a invertir directamente en Bitcoin, Ether, ZCash, Ripple, Litecoin y Dash.

De acuerdo con información revelada, la primera meta del fondo, estimada en una recaudación equivalente a unos 10 millones de dólares, en estos momentos está en las últimas etapas y se espera que su cierre sea anunciado a finales de este mes.

Durante la entrevista, Romay explicó que este fondo tiene un propósito doble. En primer lugar, destacó que el mismo fue diseñado para dar a los inversionistas una nueva forma de cubrir sus inversiones en países cuyas economías han mostrado muy poca estabilidad en América Latina, y en segundo, se trata de proporcionar la oportunidad a los interesados para que puedan aprender con seguridad sobre estas nuevas tecnologías y su importante rol en futuras inversiones.

De acuerdo con Romay, a medida que los inversionistas del fondo se vayan familiarizando cada vez más con la naturaleza de los activos digitales, el CAF podrá obtener nuevos fondos eventualmente que también incluyan propuestas ICO, es decir nuevas monedas digitales pertenecientes a ofertas iniciales relacionadas con el futuro lanzamiento de las mismas.

Este fondo está siendo impulsado por los inversionistas. Es una estrategia sencilla que busca dar acceso a las personas con capital interesadas en el mundo de las monedas digitales… Los inversionistas seguramente querrán tener la oportunidad de participar”.

Distribución de los fondos

De acuerdo con información extraída de documentos asociados al fondo, el mismo ya cuenta con participantes de gran envergadura en distintas partes del mundo.

Entre los participantes está el Fondo de las Islas Vírgenes Británicas, el cual manifestó el deseo de invertir parte del capital proporcionado por su selecto grupo de integrantes.

Por otra parte están el vicepresidente de Ripio, David García, y el socio de ARG Capital, Miguel Iribarne, ambos cofundadores del fondo de inversión, quienes ya están recaudando dinero proveniente de directivos y responsables de oficinas acreditadas en Argentina, Costa Rica y otras naciones latinoamericanas.

Este fondo está diseñado para ofrecer a los nuevos inversionistas una exposición segura a las negociaciones con Bitcoin y Ether sin necesidad de que estos asuman el riesgo añadido en estas operaciones por temas normativos, fiscales asociados con el almacenamiento de estos activos. No se cobra ninguna tarifa por el servicio, pero el 30% de los intereses devengados serán destinados al fondo de inversión de acuerdo a lo convenido en ciertas cláusulas y condiciones.

Durante el lanzamiento de esta iniciativa se hizo de conocimiento público que los activos digitales estarían a resguardo de XAPO, un proveedor de servicios BTC que va a trabajar conjuntamente con la compañía B2C2 –una empresa creadora de mercados electrónicos regulada por la Autoridad para el Comportamiento Financiero del Reino Unido – y con el banco Silvergate.

La mitad de todos los fondos inicialmente recaudados serán invertidos en Bitcoin, mientras que la mitad restante será dividida entre las monedas digitales mencionadas anteriormente. En un comienzo el fondo está abierto para todo inversionista debidamente acreditado en América Latina, especialmente aquellos que operen ya sea en Argentina y Costa Rica. Pero en un futuro no muy lejano dicho fondo podría estar abierto a la inclusión de nuevos activos digitales, así como podría extender el rango de posibilidades a otros participantes residentes en otros países.

Los fondos no serán liquidados sino hasta dentro de 180 días después del siguiente “Halving” de Bitcoin, es decir, para el momento en el que sean reducidos a la mitad nuevamente los márgenes de ganancia para los mineros de la moneda digital. Los inversionistas que destinen un mínimo de 2.5 millones de dólares podrán mantener sus fondos por un período máximo de cinco años.

Mecanismo de enriquecimiento innovador 

Mientras que Bitcoin y otras monedas digitales han sido anunciadas como una nueva forma en la que los sectores no bancarizados en los países en desarrollo puedan participar en los distintos mercados bursátiles de la economía internacional, este enfoque ha estado cambiando en estos últimos años.

Originalmente las criptomonedas, en especial Bitcoin, tenían como punto fuerte entre sus usuarios más habituales la posibilidad de ser el medio para enviar remesas a sus países de origen, constituyendo un medio para sortear los engorrosos trámites burocráticos y el elevado margen de comisiones y tarifas manejados por la banca tradicional. Iniciativas como las contempladas por este fondo hacen extensiva la participación a los empresarios tradicionales dentro del ecosistema de las monedas digitales.

Ahora, tomando en cuenta el historial de crecimiento económico que han visto los activos digitales, el CAF garantiza a sus participantes un 26% de ganancia como mínimo anualmente, por lo que concluidos tres años la meta de retorno esperada sería equivalente al 71% de la inversión realizada (lo cual podría variar tomando en consideración las perspectivas de crecimiento económico de las criptomonedas).

Sin embargo, tomando en cuenta la difícil situación económica que se vive en muchos países de América Latina, García alegó que la gran mayoría de los inversionistas y personas interesadas en participar en este tipo de iniciativas no buscan especialmente una forma de ganar dinero, ya que el motivo principal podría estar relacionado con el hecho de proteger sus activos contra la posibilidad de que los índices inflacionarios terminen afectando sus ahorros.

Guardar ahorros en moneda local en ciertos países sencillamente no es una medida inteligente”. 

 

Fuente: CoinDesk

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay, dominio público

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido