Un hacker Bitcoin ayudó al FBI a resolver un caso de asesinato

Se descubrió que Stephen Allwine había encargado un servicio de sicariato para que un delincuente asesinara a su esposa y luego quemara la casa. El pago por el servicio se realizó mediante Bitcoin.

***

Un hacker violó la base de datos de un sitio falso de la Deep Web que ofrecía servicios de sicariato y filtró los datos. La información del volcado de datos ayudó al FBI en su investigación de un hombre que asesinó a su esposa.

En noviembre de 2016, Stephen Allwine, de 47 años, de Cottage Grove, Minnesota, mató a su esposa en “uno de los casos más extraños jamás vistos“, informaron policías. El marido trató de enmascarar el asesinato como si fuera un suicidio, incluyendo poner una pistola de 9 mm junto al codo de Amy Allwine. Sin embargo, los detectives que llegaron a la escena identificaron el caso como un asesinato y recolectaron evidencia -en su mayoría aparatos electrónicos, tales como computadoras- pertenecientes al señor Allwine. Más tarde, en enero, los investigadores arrestaron y acusaron a Allwine de asesinato en segundo grado basado en la evaluación forense del equipo electrónico confiscado.

En mayo de 2016, un hacker llamado “bRpsd” violó la base de datos de un polémico servicio de mercenarios ofrecido en un sitio de la darknet. El servicio, “Besa Mafia” (el nombre es así, en español), ofrecía un enlace entre clientes y sicarios, que podían registrarse en el sitio de forma anónima. El precio de un asesinato oscilaba entre $5.000 y $200.000, pero los clientes que trataban de evitar fatalidades también podrían contratar a un encargado para golpear a una víctima por $500 o para incendiar el automóvil de alguien por $1.000.

El hacker subió los datos a un sitio web público. Los archivos filtrados contenían cuentas de usuario, direcciones de correo electrónico, mensajes personales entre el administrador de Besa Mafia y sus clientes, órdenes y una carpeta llamada “víctimas”, proporcionando información adicional sobre los objetivos.

La violación destacó la naturaleza falsa de la página web, que operaba sólo para recoger dinero de los clientes. Chris Monteiro, un investigador independiente que también hackeó el sitio, declaró que el dueño o los dueños de Besa Mafia habían hecho al menos 50 bitcoins ($ 127.500 basado en el valor actual de la criptografía) mediante operaciones de estafa.

De acuerdo con un mensaje publicado por un administrador de Besa Mafia “su sitio web consiste en estafar criminales por su dinero. Los reportamos por dos razones: detener el asesinato, esto es moral y correcto; para evitar ser acusado de conspiración para asesinar o asociación con el asesinato, si somos capturados“.

La filtración de la base de datos Besa Mafia ayudó a la policía a investigar el asesinato de la señora Allwine. Mientras los oficiales analizaban los dispositivos de su esposo, descubrieron que el sospechoso había accedido a la dark web ya en 2014. Además, los investigadores identificaron el seudónimo que el señor Allwine utilizó en la darknet, “dogdaygod“, que también estaba vinculado a su correo electrónico, “dogdaygod@Hmamail.com“, en algunos casos. Los detectives encontraron direcciones Bitcoin en las conversaciones entre Besa Mafia y Allwine, que vinculaban al marido directamente al seudónimo “dogdaygod“, proporcionando a las autoridades las pruebas necesarias para el caso.

Eventualmente, agentes de la ley analizaron la base de datos que bRpsd filtró y descubrieron el correo electrónico del Sr. Allwine en la lista. Además, los investigadores encontraron mensajes entre el sospechoso y el administrador de Besa Mafia. De acuerdo con una denuncia penal,  Allwine pagó entre 10.000 y 15.000 dólares al supuesto servicio de asesino a sueldo para matar a su esposa. La denuncia detallaba cómo Allwine había decidido que el asesino a sueldo disparara a la señora Allwine a corta distancia y quemara la casa después.

Sin embargo, una vez que los fondos fueron transferidos, el comunicador de Besa Mafia le dijo a Allwine que “la policía local [ha] detenido al sicario [por] conducir un vehículo robado y fue llevado [a] a la cárcel antes del golpe“. Sin embargo, el sargento McAlister informó que durante ese tiempo “nadie fue detenido en Minnesota y el oeste de Wisconsin en un vehículo robado y en posesión de un arma“.

Es probable que la violación de datos de los hackers haya tenido un impacto en el caso de Allwine; el 24 de marzo de 2017, el Tribunal de Distrito del Condado de Washington le acusó de asesinato en primer grado. Además, los oficiales han reunido más pruebas en el caso: una droga llamada escopolamina fue descubierta en un nivel 45 veces más alto que el nivel recomendado en el cuerpo de la señora Allwine. Los investigadores descubrieron que su marido también había ordenado la sustancia en la darknet.

Fuente: Bitcoin Magazine

Traducido para DiarioBitcoin por Robert Hazlitt

Imagen creada por DiarioBitcoin en Canva

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido