TUTORIAL: Shapeshift y cómo cambiar bitcoins a otras criptomonedas

Este tutorial pretende orientar a los interesados en relación a la utilización del servicio, tanto en su versión para navegadoresweb como para sus aplicaciones diseñadas para teléfonos inteligentes y tablets con sistema operativo Android o iOS.

***

Durante estas semanas hemos publicado tutoriales relacionados con servicios de intercambio y aplicaciones que permiten el libre intercambio entre las monedas digitales con mejor reputación en la actualidad, dirigidos especialmente a los interesados en expandir su rango de operaciones comerciales mediante la adquisición de otras criptomonedas que se han hecho buena reputación. En esta oportunidad presentamos un servicio que, si bien opera de forma muy similar a páginas como Changer, destaca por su amplia trayectoria, simplicidad y facilidad a la hora de llevar a cabo estas operaciones.

Algunos datos generales sobre ShapeShift

ShapeShift es un servicio de intercambio constituido por la compañía del mismo nombre, la cual fue fundada en Suiza durante el año 2013. Dos años más tarde inició oficialmente sus operaciones contando con el financiamiento de empresas importantes como Digital Currency Group y Bitfinex.

El servicio desde un primer momento ha estado orientado en función de permitir a los usuarios hacer el intercambio entre monedas digitales e inicialmente fue lanzada para la plataforma de iOS en el mes de junio del año 2015. Al inicio ShapeShift permitía el intercambio entre un total de 25 monedas digitales, incrementando esta cifra a más de 40 en la actualidad.

A razón de la implementación de la BitLicense, la empresa tomó la decisión de suspender sus operaciones en la ciudad de Nueva York justamente por estar en contra de comenzar a solicitar datos privados a sus usuarios para compartirlos con los organismos legales. El CEO de la compañía, Erik Voorhees, expresó su rechazo ante esta cláusula alegando que no justifica el riesgo que conlleva el exponer los datos de los usuarios a la posibilidad de que sus datos sean sustraídos, ya que hasta la fecha las grandes empresas y los gobiernos no han sido capaces de proteger efectivamente los datos de las personas de los hackers.

Durante el mes de abril del año pasado la plataforma fue objeto de un ataque a sus servidores, reportando la pérdida de saldos en monedas digitales. La compañía tomó la decisión de llevar a cabo la reconstrucción de la infraestructura de su servicio blindando las brechas de seguridad, por lo cual tuvo que suspender sus servicios durante algunos días retribuyendo a las personas afectadas los saldos originalmente invertidos.

Desde ese momento hasta la fecha, la compañía ha mantenido íntegro su modelo de operaciones, ya que para llevar a cabo los procesos de intercambio no exige a los usuarios que consignen ninguna clase de información personal para tal fin. Las personas interesadas solo deben proveer a la plataforma de una dirección específica en la cual desean recibir sus activos y enviar los dispuestos para el intercambio a otra dirección proporcionada por ShapeShift, respetando y manteniendo en todo momento el anonimato de los usuarios.

Actualmente la compañía cuenta con aplicaciones para dispositivos inteligentes con sistema operativo iOS y Android las cuales pueden ser descargadas desde las respectivas tiendas en línea de forma gratuita, así como también pone a disposición de los usuarios una versión para PC la cual opera directamente a través de la página web del servicio.

Su modelo de operaciones en la actualidad cuenta con tal grado de aprobación, al punto que diversos softwares y aplicaciones para dispositivos móviles especialmente diseñadas para el almacenamiento de monedas digitales lo han incorporado dentro de sus productos para posibilitar el intercambio entre criptomonedas, como lo es el caso de Exodus, Coinomi, entre otros.

¿Cómo funciona la versión de ShapeShift para PC?

Para hacer uso del servicio es necesario dirigirse a su página web a través de cualquier navegador. Al ingresar a esta, de entrada ya podemos encontrar un recuadro en la parte derecha de la pantalla en el cual podremos llevar a cabo el proceso de intercambio. Para aquellos con dificultad en el manejo del idioma inglés (en el cual está la página) recomendamos que en la pestaña superior derecha cambie a español o a cualquier idioma de su preferencia entre los allí disponibles.

A continuación debemos seleccionar la criptomoneda que deseamos depositar y la otra en la que deseamos recibir nuestros saldos. Para ello tan solo debemos hacer clic en la imagen situada en el espacio correspondiente y a continuación la página nos mostrará una ventana con el listado completo de monedas digitales disponibles para el proceso.

Durante la prueba realizada comprobamos que la plataforma cuenta con un total de 41 criptomonedas para hacer intercambio ordenadas alfabéticamente, entre las cuales figuran las más conocidas como Bitcoin, Litecoin, Ethereum, Dash, Monero, Dogecoin, ZCash, Ripple, Steam, entre otras.

Una vez seleccionadas las monedas, debemos elegir la modalidad de intercambio que deseamos realizar. La diferencia fundamental entre las opciones obedece a su velocidad de procesamiento y a las garantías de seguridad, por lo que el usuario debe decidir a cuál aspecto dará más peso a la hora de llevar a cabo la operación.

Una vez hecho esto, debemos hacer clic en el botón identificado como “Constante” (“Continue” en inglés) para seguir con la operación. Posteriormente nos aparecerá una pantalla en la que el servicio nos solicitará una serie de datos necesarios para realizar la transacción, como la dirección de la cartera relacionada con la criptomoneda en la cual queremos recibir nuestros activos y otra dirección asociada con la moneda digital que deseamos intercambiar (opcional) como medida de seguridad en caso de que se deban retribuir los activos si el proceso se ve interrumpido.

El servicio establece una cuota mínima y otra máxima entre las cuales debe ubicarse la cantidad a intercambiar para que el proceso se realice de forma satisfactoria. Un punto importante a considerar es que la comisión a pagar por el proceso es fija, es decir, que no es un porcentaje deducible de la operación realizada, sino que es una cuota establecida, convenida por el equipo de trabajo con los mineros de cada criptomoneda habilitada por el servicio de intercambio para costear los gastos asociados con la transmisión de activos. Esta comisión será cotizada en los saldos de la moneda digital que se desea obtener finalizado el proceso.

Una vez hecho esto solo queda indicar que se está de acuerdo con los términos y hacer clic en el botón correspondiente para iniciar la transacción.

A continuación la plataforma nos mostrará una nueva ventana en la cual nos ofrece la información relacionada con la dirección a la cual debemos hacer el envío de los activos a intercambiar. Para ello, dispone de un código y una imagen QR asociada con un monedero administrado por la compañía al cual debemos enviar el saldo respectivo, que debe estar entre el mínimo y el máximo allí establecido. Además recomiendan ofrecer cierta cantidad como comisión para garantizar que el proceso se lleve a cabo de forma rápida.

En la ventana también está dispuesta la tasa actual manejada para el intercambio de activos. Como la plataforma no solicita se le indique el saldo de la criptomoneda que se va a depositar, no es posible que nos indique cuánta será la cantidad recibida en la otra moneda digital por concepto del intercambio, por lo que el usuario deberá hacer el cálculo correspondiente tomando como referencia la información dispuesta por ShapeShift deduciendo la comisión notificada para el procesamiento de la transacción.

Una vez registrado el depósito, la barra comenzará a hacer su recorrido transitando por las distintas señales indicando el estado de la operación. La velocidad a la que pueda ser realizada dependerá de las monedas digitales con la que estamos trabajando, por lo cual recomendamos estar atentos a este detalle en caso de que se trabaje con Bitcoin ya que es la criptomoneda que presenta tiempos de espera más largos en la actualidad.

Concluido el proceso, la ventana nos indicará que la operación ha llegado a su fin y que en la cartera asociada con la dirección proporcionada estarán los activos convenidos para el intercambio de los activos. De esta manera concluye la operación.

¿Cómo funciona la aplicación de ShapeShift para dispositivos móviles?

El proceso para llevar a cabo operaciones de intercambio a través de la aplicación es bastante similar al que se ha descrito, solo que presenta una interfaz mucho más simple e intuitiva especialmente adaptada a dispositivos con pantalla táctil.

Debemos indicar las monedas digitales que deseamos utilizar tocando sus imágenes, para lo cual se desplegará un menú circular en el cual estarán listadas las criptomonedas en orden alfabético.

Una vez seleccionadas debemos indicar como único paso obligatorio en el recuadro inferior la dirección del monedero de la criptomoneda seleccionada en el cual queremos recibir nuestros activos, para ello la app nos ofrece la posibilidad de escanear imágenes QR para introducir el código de manera más sencilla. El resto de los campos son opcionales, por lo que una vez culminado debemos pulsar el botón “Shift”.

A continuación la aplicación nos muestra tanto el código como la imagen QR correspondientes para el depósito a consignar. Una vez hecho, la barra superior va a ir llenándose hasta indicar la conclusión del proceso de intercambio, el cual después de realizado notificará al usuario que ya los activos se encuentran dispuestos para su utilización en el monedero cuya dirección se introdujo en el paso previo.

Como hemos podido comprobar, el funcionamiento de este servicio tanto en su versión para navegadores como desde sus aplicaciones para dispositivos móviles resulta muy fácil e intuitivo, guiando al usuario tras cada paso para que este pueda realizar el proceso de forma satisfactoria. Al igual que en el caso de Changer, este servicio hace uso exclusivamente de monedas digitales para sus operaciones, por lo que no cae en conflicto con los marcos jurídicos convenidos para la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento de actos terroristas de los distintos países en los que se encuentra disponible.

Para mayor información recomendamos que visite la página web del servicio de intercambio, a la cual podrá acceder haciendo clic aquí.

(Las imágenes empleadas en el presente artículo fueron extraídas directamente del sitio web del servicio así como de la aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo iOS).

Artículo original para DiarioBitcoin.

Escrito por Camilo Reyes.

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido