Análisis Bitcoin 

Qué debería saber un comerciante de Bitcoin sobre el Análisis Técnico

Si bien quienes negocian con Bitcoin tienen muchas herramientas que pueden emplear para evaluar el mercado de las criptomonedas, una de las metodologías mejor comprobadas es la denominada “análisis técnico”. Usando este enfoque, los cambistas pueden conocer mejor el sentimiento del mercado e identificar tendencias clave y, con esta información, hacer predicciones mejor informadas.

***

Los técnicos (a veces llamados ‘chartists’ o “grafiqueros”) asumen un enfoque práctico, estudiando la historia de un valor empleando gráficas de precios y aplicando distintas herramientas analíticas para apreciar mejor cómo se siente el mercado respecto a un valor determinado.

Mientras que el “análisis fundamental” -la contraparte del análisis técnico- se interesa más por determinar lo que “debería” costar un valor, los técnicos sólo se preocupan con los movimientos reales del precio de un valor. Observando la historia del precio de Bitcoin, los técnicos intentan identificar patrones bien conocidos tales como el “apoyo” y la “resistencia”.

Sentando las bases

Para entender mejor lo que es el análisis técnico, es importante aprehender los conceptos básicos de la teoría de Dow, que ha sentado las bases de este método práctico para evaluar valores.

La teoría de Dow establece unas pocas premisas básicas:

1. El mercado lo descuenta todo. Toda la información pasada, actual e incluso futura ya está factorizada en los precios actuales de una acción. En el caso de Bitcoin, esto incluye variables tales como la demanda pasada, actual y futura, así como cualquier regulación que afecte a esta moneda digital.

El precio actual refleja toda la información existente, incluyendo el conocimiento y las expectativas de todos los participantes del mercado. En consecuencia, los técnicos buscan interpretar lo que el precio dice sobre el sentimiento del mercado para tomar decisiones fundamentadas  sobre lo que harán los precios en un futuro.

2. Los movimientos de los precios no son completamente aleatorios. Por el contrario, suelen seguir tendencias, que pueden ser a corto o a largo plazo. Una vez que un valor forma una tendencia, es más proclive a seguir esa tendencia que a oponérsele. A través del análisis técnico, los técnicos buscan identificar tendencias y sacar provecho de ellas.

3. El ‘qué’ importa más que el ‘por qué’. Los técnicos se enfocan más en la historia de precios de un valor que en las variables específicas que han creado este movimiento de precios. Si bien cualquier cantidad de factores pueden haber provocado que el precio de un activo se mueva de una manera determinada, los técnicos toman un enfoque más directo al estudiar la oferta y la demanda.

4. La historia tiende a repetirse. La psicología del mercado es predecible, y los negociantes a menudo responden de maneras similares cuando se exponen a estímulos similares. Los mercados de monedas digitales, por ejemplo, suelen responder con un aumento de los precios ante eventos claves tales como noticias que muestran una mayor adopción o mayor visibilidad.

Identificar una tendencia

Identificar las tendencias, es decir, la dirección general que toma un valor, puede ser de gran ayuda para los negociantes de Bitcoin. Sin embargo, detectar estas tendencias puede ser un reto. Las monedas digitales pueden ser altamente volátiles, y al observar una tabla de los movimientos de precios de Bitcoin probablemente nos muestre una serie de altos y bajos.

Sin embargo, los técnicos saben que pueden ver más allá de la volatilidad e identificar una tendencia al alza cuando ven una secuencia de altos más altos y bajos más altos. Por el contrario, puede identificarse una tendencia a la baja cuando se identifica una serie de bajos más bajos y altos más bajos.

También existen tendencias laterales, cuando un activo cambia muy poco en términos de movimiento al alza o a la baja.

Los negociantes deben saber que las tendencias vienen en distintas longitudes, incluyendo a corto, intermedio, y largo plazo.

Medias móviles

Una técnica que pueden emplear los negociantes de Bitcoin para identificar más fácilmente las tendencias es el uso de ‘medias móviles’, que ayudan a suavizar las fluctuaciones de precio de una moneda digital y permiten a los participantes del mercado a identificar mejor la dirección que está tomando el precio.

El tipo más sencillo de media móvil es la ‘media móvil simple’ (SMA, por sus siglas en inglés), que se determina calculando el precio promedio de un valor a lo largo de un período específico. Los cambistas pueden estudiar lo que ha hecho Bitcoin en un periodo de 5 días, o de 20 días, por ejemplo.

Una herramienta similar para los cambistas es la ‘media móvil exponencial’, que da un énfasis mayor a los valores más recientes, al calcular un promedio.

Analizando las medias móviles, los cambistas pueden percibir mejor el momento cuando cambia el empuje de una tendencia. Por ejemplo, si una media móvil de cinco días cae por debajo de la media móvil de 20 días, este cambio puede indicar un mercado alcista (mercados “toro” o “bull markets”) que se empieza a tornar bajista (mercados “oso” o “bear markets”). De ocurrir lo contrario, es decir, que el promedio más corto empieza a subir por encima del promedio más largo, se entiende lo inverso.

Gráfica 1: Un promedio móvil de 5 días (SMA 5) sobrepasa repetidas veces a un promedio móvil de 20 días (SMA 20):

Apoyo y resistencia

Otra herramienta crucial es el análisis de los niveles de apoyo y resistencia. Identificando estos niveles, los cambistas de Bitcoin pueden percibir mejor la oferta y la demanda de la moneda digital.

El nivel de apoyo es, efectivamente, el precio por el cual un gran número de cambistas está dispuesto a comprar un valor, puesto que creen que está “sobre-vendida”, esto es, vendida a un precio inferior a su valor verdadero. A medida que el valor se aproxima a este precio, los participantes del mercado entran y la compran, creando un “piso”.

Por ejemplo, si el precio de Bitcoin se encuentra por encima de $1.000 por varios días, cualquier retirada a este nivel de precio puede invitar a los participantes del mercado a creer que la moneda está sobre-vendida y por tanto empezarán a comprar.

Gráfica 2: Nivel de apoyo (en verde):

 

La contraparte del apoyo es la resistencia, el nivel de un precio donde un gran número de cambistas están motivados a vender un valor puesto que creen que está sobre-comprado (es decir, sobre-valuado debido a que muchos cambistas compran a precios excesivamente altos).

Por ejemplo, si los precios del Bitcoin se encuentran por debajo de los $1.000 por varias sesiones, al moverse hacia $1.000 puede suscitar a una cantidad importante de vendedores a crear órdenes de venta de este activo, creando así una resistencia.

Gráfica 3: Resistencia (en verde):

 

Bitcoin a veces fluctúa entre los niveles de apoyo y resistencia, que juntos funcionan para crear un rango. A esto se le llama “comercio dentro del rango”, y crea oportunidades que permiten a los cambistas comprar bitcoins cuando la moneda está cerca del fondo del rango y venderla cuando se aproxima al tope.

Gráfica 4: Rangos de apoyo y resistencia:

 

Sin embargo, cuando los precios de Bitcoin escapan de un rango cambiario, ello puede resultar en una fuerte actividad cambiaria, alta volatilidad, y una nueva tendencia.

Por ejemplo, si los precios de Bitcoin atraviesan un nivel de precios que antes sirvió como resistencia, este nivel de precios termina sirviendo como nivel de apoyo. Alternativamente, podría ocurrir lo opuesto, al caer el precio de la criptomoneda por debajo de un nivel de apoyo, este termina convirtiéndose en un nuevo nivel de resistencia.

El rol clave del volumen

Los cambistas de Bitcoin deben tener en mente que el volumen juega un rol muy importante al evaluar las tendencias de precios. Un alto volumen señala tendencias fuertes, mientras que bajos volúmenes indican tendencias más bajas. Si los precios de Bitcoin sufren un aumento o descenso fuertes, los cambistas deben asegurarse de examinar el volumen.

Por ejemplo, si Bitcoin disfruta de una larga tendencia al alza y luego declina agudamente un día, vale la pena revisar el volumen para evaluar mejor si este movimiento hacia abajo representa una nueva tendencia o simplemente un revés temporal.

En general, el aumento de los precios coincide con un aumento del volumen. Si los precios del Bitcoin gozan de una tendencia al alza, pero los movimientos hacia arriba de la moneda toman lugar junto con volúmenes débiles, esto podría indicar que la tendencia se está quedando sin empuje y podría acabar pronto.

Gráfica 5: El volumen aumenta a medida que el precio sube:

 

Crítica del análisis técnico

Si bien el análisis técnico puede ser una herramienta valiosa en el arsenal de cualquier cambista, aquellos que consideran usarlo pueden beneficiarse de conocer las críticas que se oponen a este enfoque particular. Gran parte de esta crítica es efecto de la hipótesis del “mercado eficiente”, que es la idea de que los precios del mercado reflejan toda la información disponible.

Si esta afirmación fuese válida, entonces no tendría sentido llevar a cabo ningún análisis para determinar si un valor está sub-valorado o sobre-valuado. La hipótesis del mercado eficiente tiene tanto sus críticos como partidarios, y existen argumentos en pro y en contra de esta idea.

A fin de cuentas, queda a cada negociante individual de Bitcoin considerar ambos lados y determinar lo que creen.

Consideraciones clave

Empleando el análisis técnico, los cambistas de Bitcoin pueden estimar el sentimiento del mercado, identificar tendencias, y probablemente tomarán decisiones mejor informadas para sus inversiones. Sin embargo, hay unas cuantas variables claves que hay que tener en mente.

Para los principiantes, el análisis técnico es un método excesivamente práctico, que sólo considera el precio y el volumen de un valor. En consecuencia, confiar únicamente en el análisis técnico podría llevar a un negociante a perder las oportunidades de comprar Bitcoin cuando está sub-valorado o, por el contrario, a comprar esta moneda digital cuando el precio está inflado, de acuerdo al análisis fundamental.

Para lidiar con este riesgo, los negociantes de Bitcoin tienen la opción de combinar el análisis fundamental con el análisis técnico. Por ejemplo, si un cambista cree que los indicadores y patrones técnicos le dicen que compre, puede ayudarse a afirmar su idea evaluando algunos datos fundamentales, tales como la cercana decisión de la SEC sobre el ETF de los Winklevoss.

Por otra parte, un cambista de Bitcoin puede hacer uso del análisis fundamental para determinar si Bitcoin está sub-valuada o sobre-valuada y luego emplear el análisis técnico para calcular el mejor punto para comprar o vender esta moneda digital.

Fuente: Coindesk

Traducido por David Datica para DiarioBitcoin

Advertisements

Related posts