Criptomonedas Europa Noticias 

Banco Central Europeo revela nuevos detalles sobre su propia criptomoneda

Miembros de la junta ejecutiva de la institución bancaria emitieron declaraciones oficiales para ofrecer más información en relación con la moneda digital en desarrollo, la cual podría competir directamente con la utilización del dinero en efectivo si todo resulta tal como se espera.

***

Hoy fueron anunciados en diversos medios de noticias digitales los detalles asociados a la iniciativa puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE), el cual planea lanzar próximamente una criptomoneda que pueda ser utilizada dentro del territorio europeo.

Yves Mersch, integrante de la junta directiva del BCE, se pronunció recientemente en relación a la moneda digital a la cual se refirió bajo el nombre de Digital Base Money (DBM), exponiendo que la institución bancaria europea tiene planes de hacer uso de la misma mediante un sistema controlado centralmente similar al empleado con las tarjetas de débito y cuentas en PayPal, así como una modalidad un poco más anónima vinculada al manejo criptográfico de los activos mediante pagos efectuados por dispositivos inteligentes que las personas tendrían que utilizar en los lugares en los que realicen compras.

Mersch explicó que ambas modalidades se manejan como alternativas viables ya que habrían despliegues distintos, acarreando la implementación de ciertas características cuyos costos asociados habría que considerar. Hay que tener en cuenta que la privacidad que caracteriza a la utilización de las criptomonedas solo podría venir dada si la DBM se maneja como un producto de valor y no como una moneda, ya que así lo ha decretado la Unión Europea en los marcos legales vigentes aplicables a las monedas digitales.

El representante del BCE también expuso durante su discurso algunos métodos para comenzar a dispensar activos de la moneda digital. En primer lugar permitirían que cualquier interesado pueda convertir su dinero tanto en efectivo como en las cuentas bancarias en saldos DBM manejando una proporción de 1 a 1 al menos durante las fases iniciales, lo cual evitaría disparidad e inconvenientes bancarios que puedan alterar el sistema financiero. Mersch afirmó que esto podría generar beneficios para los bancos comerciales así como podría perjudicar a otros, ya que aquellas instituciones que manejen excedentes de DBM podrían ponerlos a la venta y aprovechar a su favor las tasas de intereses, y es justamente donde podría estar el efecto diferencial para cada institución.

Yves Mersch, representante del BCE

En las declaraciones de Mersch también se hizo referencia a la posibilidad de que el BCE maneje un enfoque más restrictivo y controlado sobre la inflación asociada al DBM, advirtiendo que si la demanda de la moneda digital excedía la cantidad circulante que el banco estuviese dispuesto a proporcionar, esta podría aumentar su valor en comparación a las monedas oficiales lo cual era perfectamente válido aunque no sea lo que el Banco Central espera como tal. Para prevenir esto se aseguró que la opción más rentable era sencillamente mantener una tasa de cambio 1 a 1:

Mientras que DBM solo reemplace principalmente al dinero en efectivo, los efectos secundarios asociados a la moneda digital no serían tan pesados como los críticos podrían imaginar. En dado caso se podría manejar la posibilidad de que DBM se convierta en dinero que circule en calle en paralelo al de efectivo de manera oficial que logre ganar mayor terreno”.

Mersch dejó claro que esto no significa que el dinero en efectivo deje de circular, existirá paralelamente y además se tendrá a este como medida de seguridad pensando a corto, mediano y largo plazo.

Posición de otros bancos centrales

Por su parte, el Banco Popular de China en su momento también se pronunció al respecto en relación a investigaciones realizadas para el uso de una moneda digital, las cuales llegaron a conclusiones similares a las expuestas por el BCE. De acuerdo a lo expresado por Zhow Xiaochuan, director del Banco Popular de China, durante una cumbre sobre criptomonedas realizada a inicios del año pasado, se dejó claro que una moneda digital podría coexistir con el dinero en efectivo durante un largo período de tiempo antes de que logre reemplazar a este último. Igualmente dijo que esto era perfectamente viable ya que los costos de transacción con papel moneda aumentan paulatinamente, por lo que las personas encontrarán mucho más viable la utilización de divisas en formato digital.

Xiaochuan en su momento defendió la utilización de la tecnología Blockchain alegando que esta podría traer grandes beneficios al ecosistema financiero, sin alterar las dinámicas que son manejadas en la actualidad siempre que esto se aplique a diferentes niveles. Destacó que una moneda digital de curso legal debería mantener las propiedades que tienen las criptomonedas más conocidas, sobre todo el hecho de garantizar la privacidad de las personas, siendo necesario solamente  controlar la conversión de la moneda digital a otra.

Por su parte el Banco de Inglaterra también hizo sus investigaciones y publicó un documento al respecto en el cual  hablaba sobre la influencia a un nivel macroeconómico. Destacó la importancia de crear un Blockchain robusto para soportar los volúmenes de operaciones que podría generar una moneda digital propia, aspecto crítico para garantizar la estabilidad financiera de la economía.

En su momento el Banco de Inglaterra aseguró que, a diferencia de otras monedas digitales como Bitcoin, una criptomoneda dispensada por la institución si poseería un respaldo en reservas y podría funcionar perfectamente de la mano con el sistema bancario comercial existente, por lo cual un paso como este representaría una expansión en sí misma con importantes implicaciones para el futuro.

 

Fuente: BraveNewCoin

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin.

Advertisements

Related posts