Análisis España Estados Unidos Europa 

Opciones de inversión para el 2017

El nuevo año comienza y da paso a una leve mejora en las perspectivas futuras en cuanto a crecimiento y expansión de la inversión, sobre todo la internacional, en los mercados emergentes. También  Europa y Norteamérica parecen estar sorteando las malas visiones que se cernían sobre Occidente, en cuanto a recesiones y desequilibrios estructurales que podían afectar notablemente a la frágil y lenta recuperación a la que asistimos y a la mejora en los mercados financieros.


Artículo escrito por el autor invitado Steven Jorge Pedrosa

Si bien ahora el primer escollo a solventar para el mundo financiero son las bajas rentabilidades que otorgan tanto la renta fija como la renta variable, parapetadas en las decisiones de algunos bancos centrales, como el europeo, en los bajos tipos de interés (negativos, en algunos casos) y la inundación en los mercados de dinero a través de una política monetaria expansiva. Ante estos hechos, los grandes inversores, que preveían una recuperación de las rentabilidades una vez pasado el corazón de la crisis, se orientan ahora hacia el mercado inmobiliario y los productos financieros de inversión, broker y derivados, con perspectivas de ganancias a mediano y largo plazo.

Forex – Especulación en el mercado de divisas internacionales

En el pasado, los mercado de divisas o Forex incurrieron en atractivas ganancias aprovechando la volatilidad de las principales monedas de transacción global, unidas a aquellas de los mercados emergentes, como Brasil, Argentina, México o el suroeste asiático, donde la fuga de capitales había originado caídas en las monedas por encima de lo esperado, por lo que era un buen momento para arriesgarse y comprar divisa de países en crecimiento, a la espera de su revalorización. Especial apartado merece el euro, cada vez más a la par con el dólar pero sin llegar a igualarse, por lo que la esperanza de una mayor y rápida recuperación y alto crecimiento en Estados Unidos puede desembocar en una apreciación del dólar en el mediano plazo, teniendo como objetivo la compra masiva de moneda americana, ya sea como inversión monetaria o elemento de cobertura, en cuyo caso, los mercados Forex pueden desempeñar un papel fundamental.

Los mercados de divisas han estado en letargo durante años, debido a una mayor estabilidad global en las transacciones, además de los grandes y rápidos desajustes habidos por motivos mayormente políticos y de falta de confianza. Sin embargo, los inversores han vuelto su mirada nuevamente al Forex como elemento de obtener una rentabilidad en el medio y largo plazo, amparada por crecimientos constantes de las cotizaciones de las divisas de cada país que, se presuponen, serán mantenidas en el tiempo.

En este sentido, en el juego de mercados de divisas han aparecido diversas empresas “FinTech” dispuestas a dar juego y competencia en Forex, con rentabilidades atractivas para la compraventa e inversión en el tiempo. Estas empresas han revolucionado la forma de operar en los mercados financieros y han revalorizado el papel de los mercados de divisas.  Sólo hay que ver que un buen  número de empresas e inversores particulares acuden a ellas como forma de ahorro y asesoramiento, además de jugar a comprar altos stock de divisas para vender más adelante.

A medida que los flujos de capital internacional vayan incrementándose, las empresas necesitarán conversiones y transacciones de grandes sumas de dinero en otras divisas, y será aquí donde el mercado Forex tenga un nuevo y actualizado papel.

Mercados de Valores

Por otro lado, las bolsas siguen con crecidas sostenidas en el tiempo, con rentabilidades medias de alrededor del 5% entre las bolsas europeas, pero muy sensibles a acontecimientos políticos y desequilibrios de rápido nacimiento. Estos crecimientos pueden ser indicios de una recuperación, después de años de sequía y bajas rentabilidades, pero están muy expuestos a la volatilidad y arrastre de las principales compañías y de sus resultados.

Fondos de Inversión

En cuanto a los fondos de inversión, éstos habían sido en su mayoría durante la crisis el refugio de una buena parte de los inversores financieros, con altas rentabilidades en cortos espacios de tiempo (1 año) a pesar de las incertidumbres marcadas en los mercados pero, sin embargo, la rentabilidad de éstos ha visto descender conforme el capital volvía su mirada nuevamente a los parqués y a la inversión inmobiliaria a través de las denominadas compañías de bienes raíces (Real Estate), precedida de una mejora en los precios en el sector inmobiliario.

Sin lugar a dudas, los flujos de inversión están intentando ubicarse en diversos sectores que explotar, en los que puedan establecerse sin contratiempos durante varios años  y expandirse, con los que recuperar lentamente el tiempo y beneficio perdido durante los últimos 10 años.

Advertisements

Related posts