China Estafas Noticias 

Autoridades en China cierran empresa operadora de esquema piramidal con criptomonedas

La compañía tenía años operando en territorio local estafando a miles de personas con el uso de una criptomoneda propia, gracias a lagunas jurídicas en relación a la utilización de monedas digitales dentro del país.

***

Uno de los periódicos de mayor circulación en China recientemente publicó la historia de la clausura de una empresa que operaba un esquema de ganancias piramidal conocida bajo el nombre de EGD, la cual operaba con una moneda digital propia. Dicho negocio fraudulento terminó afectando aproximadamente a 500.000 personas y captó un estimado de 1,09 mil millones de yuanes, cifra equivalente a unos 145 millones de dólares.

Se supo que EGD incluso tenía un negocio similar paralelo llamado Wanfubi, el cual llegó a registrar más de 120.000 usuarios y cotizó alrededor de 1,2 mil millones de yuanes (173 millones de dólares). Como resultado del operativo de investigación, se logró poner a 77 sospechosos tras las rejas y se incautaron 121 millones de dólares.

El modelo de operaciones fue descubierto por el Departamento de Seguridad Pública de Xuzhou durante el mes de marzo del 2016. La empresa en si fue lanzada durante el mes de agosto del año 2014 por Pei y Wang, pareja de inversionistas que también había registrado una gran cantidad de empresas en varias ciudades con el objetivo de dar cobertura y sustento legal al esquema de negocios piramidal.

Funcionamiento de la compañía

EGD contaba con un total de 3 plataformas principales y 12 plataformas que cumplían funciones de reclutamiento a nuevos miembros, además de un servicio de intercambio en línea para las actividades comerciales de la compañía y un servicio de comercio electrónico donde los usuarios podían intercambiar la criptomoneda con la que operaba la empresa por bienes y servicios diversos.

La idea era captar nuevos miembros y convencerles de que comprasen el equivalente a 10.000 yuanes – 1.400 dólares – en la moneda digital (mejor conocida como EGD-Super) bajo la promesa de que ganarían el 20% de su inversión inicial y que el total originalmente invertido sería retribuido en 20 semanas. Si los usuarios compraban mayores cantidades de la moneda digital en el futuro, la plataforma les recompensaba con puntos de bonificación que podían ser canjeados por más unidades de EDG-Super, lo mismo ocurría si los usuarios incorporaban a nuevas personas a la empresa logrando que estas invirtiesen su capital.

El esquema piramidal contaba con cuatro niveles con veinte clasificaciones o metas cada uno que las personas debían cumplir para ascender al siguiente. El caso es que las personas al parecer solían quedarse estancadas en el segundo nivel ya que para lograr las nuevas metas debían lograr atraer a gran cantidad de personas a la plataforma.

La empresa estuvo operando durante todo este tiempo gracias a una laguna legal con relación a los marcos jurídicos chinos, ya que no existen leyes que regulen las transacciones de criptomonedas, elemento con el cual la compañía realizaba el grueso de las operaciones para remunerar a sus usuarios. Desde el año 2015 EGD movió sus servidores desde Hong Kong a los Estados Unidos para controlar remotamente sus plataformas a modo de evitar cualquier tipo de inconveniente.

Declaraciones legales

El funcionario del Departamento de Seguridad Pública de Xuzhou, Chen Lei, emitió las siguientes declaraciones en relación a lo ocurrido:

“El principal motivo por el cual proliferó este servicio es porque logró convencer a las personas de que estaban financiando algún tipo de proyecto de comercio electrónico del cual podrían beneficiarse en un futuro. Muchas víctimas no pudieron diferenciar este caso de una de esas estafas ampliamente conocidas, ya que creían que eran participantes de un nuevo modelo de operaciones en lugar de formar parte de un esquema piramidal”.

Aún cuando las autoridades han emitido declaraciones en relación a los hechos, de momento no han brindado mayores detalles en relación al procedimiento realizado y a las consideraciones del caso.

Curiosamente estos hechos ocurren pocos días después que el Banco Popular de China se reuniese con los servicios de intercambio Bitcoin que operan dentro del país. Hechos como este subrayan la necesidad del establecimiento de marcos jurídicos que regulen apropiadamente las actividades comerciales que involucren el uso de criptomonedas, tal como lo afirmaron representantes de las casas de bolsa que operan con la moneda digital.

Recomendamos que para entender un poco más lo relacionado con estafas que vinculan la utilización de criptomonedas, lea nuestro artículo que contempla algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de encontrarse con este tipo de propuestas de negocios, al cual podrá acceder haciendo clic aquí.

Fuente: CryptoCoinsNews

Versión de Camilo Reyes para DiarioBitcoin.

 

 

 

 

 

Advertisements

Related posts