Noticias Regulación 

Bitcoin necesita un estándar internacional, afirma gobierno australiano

Cada vez el mercado Bitcoin adquiere mayor peso a nivel global, por eso la Junta Australiana de Estándares de Contabilidad hace un llamado para crear nuevos estándares mundiales para contabilizar apropiadamente su valor y el de otras criptomonedas.


La Junta Australiana de Estándares de Contabilidad (Australian Accounting Standards Board, AASB, por sus siglas en inglés) ha hecho un llamado para establecer nuevos estándares para las monedas digitales como Bitcoin tras determinar que existe una falta de claridad y dirección respecto a las monedas digitales en el Estándar Internacional de Reporte Financiero (IFRS) emitido por la Junta Internacional de Estándares de Contabilidad (IASB).

La  AASB, una  agencia gubernamental que desarrolla y mantiene estándares de reportaje financiero, relevantes para los sectores tanto públicos como privados de la economía australiana, publicó un nuevo ensayo en las semanas previas a una reunión en diciembre, tituladoMoneda digital, un caso para la actividad de fijación de estándares” [PDF]

Allí, su autor principal, Henri Venter, argumenta que los marcos existentes de contabilidad donde pudieran considerarse las monedas digitales resultan insuficientes, notando que las monedas digitales “deberían medirse en su justo valor con cambios en su valor razonable siendo reconocidos en ganancia o pérdida”. En líneas generales, el ensayo del gobierno australiano resalta fundamentalmente la carencia de un estándar de contabilidad de parte de la IASB al lidiar con monedas digitales y otros bienes o activos intangibles.

Estándares de Bitcoin requieren atención

El ensayo, enfocado en Bitcoin, “la moneda más grande y mejor conocida”, según afirma, hay una cantidad significativa de transacciones diarias y volúmenes de intercambio que la hacen relevante para estándares internacionales de contabilidad más amplios, en opinión del autor.

El ensayo destaca que la capitalización del mercado ha aumentado más del doble de 4,33 mil millones de dólares en octubre del 2015 a 10,9 mil millones en octubre del 2016, a pesar de su volatilidad. Al respecto asegura que es un “fenómeno suficientemente material para ser contabilizado”.

De acuerdo al ensayo:

“En nuestra opinión, dado el aumento en el número de transacciones y la capitalización del mercado, la expectativa de uso de monedas similares y el tiempo que toma desarrollar un estándar, es imperativo que los estándares de contabilidad se empleen para lidiar con un desarrollo significativo del mercado tal como lo son las monedas digitales”.

La Junta argumenta que el crecimiento de las transacciones de Bitcoin, el tope del mercado y su relevancia en general implican la necesidad de un estándar.

Como soluciones posibles, la agencia australiana ha recomendado un cúmulo de posibilidades tales como emitir un nuevo IFRS, que enmiende la definición de dinero efectivo o sus equivalentes para abarcar también las monedas digitales, al igual que con la definición de activo financiero.

Finalmente, agrega:

En nuestra opinión, el camino más adecuado es un nuevo IFRS que ofrezca directrices claras sobre la contabilidad de monedas digitales pero que también toque el problema general de activos y bienes intangibles destinados a la inversión.

La recomendación de Australia para directrices y estándares de Bitcoin y monedas digitales como inversiones llega en un momento en el cual el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus cifras en inglés) de los Estados Unidos está intentando determinar los registros de transacciones via bitcoin por parte de los usuarios de Coinbase, una bolsa de valores en moneda digital. La demanda de IRS viene días después de una crítica arrasante de parte del Inspector General del Tesoro, quien subrayó la falta, por parte del IRS, de una estrategia viable para gravar ingresos relacionados con moneda digital.

Tomando la delantera

Australia también ha impulsado estándares internacionales en el desarrollo del Blockchain en un clima cada vez más frenético donde los bancos, los gigantes tecnológicos, las instituciones financieras y muchas otras industrias desarrollan soluciones con Blockchain, a veces en conjunto y a veces de manera independiente. Enfatizando la necesidad de introducir estándares que puedan ayudar a crear interoperabilidad entre cadenas e industrias enteras, Australia dirige ahora un comité internacional de estándares como parte de la ISO, para crear un enfoque uniforme a estas tecnologías. Las áreas clave serán modelos de permiso Blockchain tanto públicos como privados; contratos inteligentes; interfaces de programación de aplicaciones, y más.

Fuente: CCN

Traducido por Ernesto Rivera para Diario Bitcoin

Advertisements

Related posts