Noticias 

Conozca Mimblewimble, una propuesta que trae mejoras para la red Bitcoin (segunda parte)

En nuestra publicación anterior se explicó a detalle la concepción de esta propuesta para mejorar a la red Bitcoin y como esta contribuía a solventar los problemas asociados con la privacidad en el uso de la moneda digital. A continuación presentamos la segunda parte de este reporte, en la cual evaluaremos los beneficios de este protocolo sobre el tema de la escalabilidad y el buen desempeño de las operaciones dentro de Blockchain.

***

Combinación de las transacciones

Otra de las propiedades que incorpora MimbleWimble proviene de una propuesta enunciada por Gregory Maxwell -desarrollador de Blockstream– mejor conocida como CoinJoin.

CoinJoin es un método para garantizar el anonimato de las transacciones Bitcoin, el cual consiste en que los usuarios combinen sus transacciones en común en una más grande, mezclando así todos los inputs (datos de las direcciones asociadas con los remitentes) y los outputs. Esto en esencia impide saber de qué dirección fueron enviados y a cuál dirección fueron a dar los activos BTC.

coinjoin

MimbleWimble hace uso de ese concepto derivado de CoinJoin y se deshace de todos los datos asociados a las transacciones una vez que se crea un nuevo bloque de información. Es conveniente acotar que los bloques que operan dentro de esta propuesta están constituidos especialmente por tres listados en los que figuran nuevos inputs, nuevos outputs y las respectivas firmas criptográficas para garantizar la privacidad de la información.

A través de la utilización del protocolo «Pedersen Commitment», los nodos pueden hacer uso de estos listados y confirmar la legitimidad de los activos que son transferidos a través de la red. Recordemos que si bien MimbleWimble genera outputs falsos para proteger la información, se espera que en una transacción individual estos trazos erróneos se conecten con los inputs del destinatario pasando a representar algo así como sellos de aprobación que van a compaginar perfectamente si la transacción llega al lugar al cual se espera originalmente.  

Combinando todo lo anterior se explica a grandes rasgos la manera en la que el protocolo garantiza que la información referente al emisor, al receptor y a la cantidad de BTC transferidos queda en el anonimato, sin la posibilidad de seguir rastros dejados a lo largo del proceso.

Mayor escalabilidad para la red

La mayoría de las transacciones en el Blockchain de Bitcoin están vinculadas de alguna manera, por lo que para hacer una transacción de activos es necesario que sea adecuadamente procesada una transacción previa y que la misma sea convertida en el input para una nueva. El riesgo presente aquí es que si una transferencia más antigua no resulta válida, las que dependan de la realización de esta tampoco lo serán.

A razón de esto, para que la red pueda validar todas las transacciones es necesario que los nodos cuenten con toda la información presente en el Blockchain, incluyendo por su puesto la relacionada con las transacciones que no pudieron ser realizadas (lo cual se estima oscila en unos 80 gigabits en la actualidad).

Para aliviar todo este proceso, MimbleWimble no recurre como tal a un historial completo de las transacciones en toda la red. Cada BTC va a contar con un bloque específico y solo será necesaria la información asociada con esa unidad o conjunto de unidades que están siendo utilizadas en ese momento. Por ende los nodos no tendrán la necesidad de verificar todo un historial de transacciones previas, ya que lo único que se necesita para validar el proceso es que la información utilizada al momento sea válida, y la misma va a derivar de apartados muy específicos obviando el resto de la información que no sea necesaria.

Esto es teóricamente posible ya que los nodos pueden recurrir únicamente a la información de cabecera que maneja cada bloque (muy parecido a una especie de índice), conectando esta con los outputs generados por cada operación, estableciendo así un conjunto de datos compacto mucho más pequeño que resulta más fácil de maniobrar por la red, consumiendo una menor cantidad de recursos operativos permitiendo a su vez llevar simultáneamente muchas más operaciones con más velocidad.

Si bien el Blockchain va a ir creciendo con el paso del tiempo porque el volumen de información que este almacena va a aumentar, el conjunto de datos requerido para las operaciones en el protocolo de MimbleWimble se mantiene igual de reducido garantizando así la operatividad de la red y una mayor velocidad para la realización de los procesos asociados.

¿Resulta viable en la actualidad?

Aunque teóricamente esta propuesta es revolucionaria en su totalidad, tal cual como está planteada no es compatible «de momento» con el protocolo en el que está diseñado la moneda digital.

Para que MimbleWimble funcione sería necesario purgar la red de las transacciones realizadas hasta la fecha, y por limitaciones de espacio también sería requerido que algunas propiedades y características dejen de funcionar, como por ejemplo las utilizadas por Lightning Network y los elementos que garantizan la interoperabilidad cruzada del Blockchain con otros libros mayores distribuidos.

Sin embargo, no significa que enunciar esta propuesta sea un gasto de tiempo y energía, ya que todo lo expuesto dentro del protocolo podría ser aplicado como una suerte de ajuste para generar un nuevo Blockchain paralelo, al cual los usuarios de la moneda digital podrían migrar sus activos para hacer todas sus transacciones de forma libre y privada durante el tiempo que así lo deseen. Este proceso es absolutamente reversible ya que el interesado en el momento en el que lo desee podría nuevamente llevar sus activos al Blockchain original y retomar sus operaciones como bien las venía realizando anteriormente.

Como la historia relacionada con Bitcoin lo ha demostrado en cada evento, este tipo de propuestas nunca son rechazadas en su totalidad, por lo que podríamos esperar que algunos de los elementos o propuestas aquí enunciadas sean sometidas a escrutinio por parte de programadores interesados en generar mejoras a la red. Lo realmente importante de este protocolo es que ilustra cómo podrían lograrse grandes cosas repensando y enfocando nuevamente los procesos que son realizados en la actualidad para garantizar el correcto funcionamiento de la moneda digital.

No olvidemos que muchas veces las necesidades constituyen la matriz para la creación de soluciones muy ingeniosas, y en el caso de la moneda digital atender las áreas relacionadas con la privacidad y la escalabilidad desde siempre han sido una prioridad. Por ahora MimbleWimble se perfila como una alternativa viable en términos prácticos y solo queda hacer seguimiento para ver que repercusiones podría tener esta propuesta dentro de la red Bitcoin.

Artículo original de DiarioBitcoin.

Escrito por Shadowargel

Advertisements

Related posts