Artículos 

Cómo enviar remesas en bitcoins y convertirlas en bolívares (segunda parte)

Nuestro colaborador, el profesor jubilado de la Universidad de Carabobo Miguel Megias Ascanio, escribe este artículo para explicar al emigrante venezolano cómo puede usar la criptomoneda para enviar dinero a su país. A su juicio es “la única forma confiable de enviar remesas a Venezuela” en este momento. Para ayudar a sus compatriotas a usar la tecnología, Megias generosamente les obsequia unas fracciones mínimas de bitcoins para que hagan sus primeras transacciones.


Sinopsis

En la primera parte de este artículo se explicó, desde el punto de vista del destinatario, cómo recibir bitcoins y convertirlos en bolívares e ingresarlos en su cuenta corriente en Venezuela. Para ello, se ilustró el procedimiento utilizando la plataforma de Surbitcoin, especializada en intercambiar bitcoins por bolívares y viceversa.

Esta segunda entrega va dirigida al emigrante venezolano que desea enviar remesas a sus familiares o amigos residentes en Venezuela.

Notas sobre el nuevo emigrante venezolano

Durante muchos años, Venezuela fue un país de inmigrantes. Ciudadanos de muchos países, en especial en momentos difíciles tales como las dictaduras de Chile o Argentina, hicieron de Venezuela su destino, por muchas razones. Sin embargo, ese proceso ahora se ha revertido: es el venezolano el que sale de su país debido a las difíciles condiciones de vida allí presentes.

Es un hecho que en los últimos años un importante número de venezolanos han abandonado su país para residir en lugares donde suponen tendrán una mejor calidad de vida. Se da el caso curioso de que esta emigración es “ilustrada”, contrariamente a emigraciones de otros países y otras épocas. Por “ilustrada” queremos decir que la inmensa mayoría de los nuevos emigrantes son personas de la clase media, clase profesional o clase alta, muchos de ellos con títulos universitarios de diversas ramas (medicina, ingeniería, economía, etc.).

En contraste, las emigraciones europeas que tuvieron lugar hacia Suramérica en la época de la postguerra, eran, por lo general, personas de extracción humilde, con escasa formación y con pocos conocimientos profesionales. Su principal fortuna era estar dispuestos a trabajar duro, con constancia, y a ahorrar. Esa es la clase emigrante que vio en Venezuela (y otros países de Latinoamérica) su destino y su tierra de promisión; y cuyos hijos y nietos, ahora, se ven impulsados a dejar su país por nuevos y más promisorios horizontes.

Sea por la razón que fuere, muchos de los nuevos emigrantes logran rehacer sus vidas y adquieren un nivel económico que les permite ahorrar parte de sus ingresos para así ayudar a familiares y amigos en Venezuela, tal como hicieron los emigrantes europeos que llegaron en los años 50 y 60 del siglo pasado. A título de ilustración, un bolívar valía, en los años 60, hasta 20 pesetas (para el caso español), una cantidad importante en ese entonces. Las remesas usuales de los emigrantes, de 100 bolívares (unas 2.000 pesetas), eran una ayuda muy importante para los padres, esposas e hijos que habían quedado atrás. Estas remesas ayudaron a la recuperación económica de España (en particular) y a Europa (en general).

En la actualidad, el gobierno de Venezuela ha impuesto, desde 2013, un férreo control de cambio, con lo que no es posible, para los actuales emigrantes, enviar remesas en divisas directamente a sus familiares o amigos. Las empresas que se dedicaban a estas labores (Western Union, Moneygram, etc.) han cerrado sus actividades. Para tratar de vencer estas dificultades, algunos emigrantes recurren al trueque de dólares por bolívares, mediante transferencias bancarias convenidas entre las partes. “Yo te deposito en tu cuenta en EEUU $100 y tú me depositas en mi cuenta de Venezuela lo que acordemos”.

Esta forma de trueque tiene muchas desventajas pues se presta al fraude, no se puede manifestar públicamente (debido a las prohibiciones del gobierno pues incluso publicar la tasa de cambio estuvo prohibida hasta fecha muy reciente) y no es fácil encontrar a personas dispuestas al intercambio por los peligros que encierra.

Con el advenimiento de Bitcoin, el panorama ha cambiado radicalmente. Hoy en día es perfectamente posible intercambiar divisas (dólares, euros, etc.) por bitcoins y viceversa; e igualmente hay plataformas que facilitan el intercambio de bitcoins por bolívares. El desarrollo tecnológico, Internet y las nuevas tecnologías facilitan el envío de remesas familiares a bajo costo, sin intermediarios bancarios y de forma instantánea. Veamos cómo funciona el intercambio.

La remesa, desde el punto de vista del emigrante

Debemos suponer que el emigrante (el remitente) ha establecido su residencia en un país con libre movimiento de divisas. Tal es el caso de quienes viven en Estados Unidos (EE UU), o en la Unión Europea (UE), para mencionar sólo dos de los destinos favoritos.

Empecemos por ver qué empresas venden o compran bitcoins. Si se coloca en el buscador “Comprar bitcoins en EE UU” tenemos el siguiente resultado (captura de pantalla):

bit EE UU

Aquí vemos a unas 10 empresas listadas. Y esta es sólo una parte de la página, pues contiene muchas más plataformas de intercambio que no se muestran. Me permito señalar que hemos usado Coinbase, LocalBitcoins, Kraken y otras que tienen una excelente reputación. Pero con seguridad, cualquiera de estas le servirá para adquirir sus bitcoins con dólares de los EE UU.

Generalmente, las plataformas no aceptan, como forma de pago, tarjetas de crédito/débito o PayPal. La razón de tal restricción es que las operaciones con tarjetas o PayPal pueden ser reversadas. Y las personas que quieren hacer fraude sencillamente cancelan la operación y retornan los dólares a sus cuentas; mientras que en las plataformas, las transferencias de Bitcoin son irreversibles y por tanto están expuestas a perder su inversión. Sin embargo, todo esto va cambiando continuamente, de manera que, para el momento en que este artículo se publique, ya tal vez esta restricción ha sido superada, al menos parcialmente.

Antes de empezar, nos permitimos sugerirle que se provea de un monedero o billetera (wallet, en inglés) estable. La palabra “wallet” significa “cartera”, “monedero” o “billetera”, es decir, el objeto físico donde colocamos billetes o monedas. Para evitar ambigüedades, hemos preferido utilizar (y es lo que hemos venido usando en nuestros artículos) el término “billetera” que, a nuestro juicio, es el que mejor se aproxima a wallet, aunque en algunas plataformas de intercambio se le llama “monedero”. Da igual, sea cual sea el término a usar, con tal que sepamos su significado real. Yo escogí (y recomiendo) la plataforma Blockchain, que es una de las más reconocidas. En esa plataforma, una vez se haya registrado, Ud. obtiene una dirección única para su billetera, que es una clave combinada de 26 a 35 caracteres (números, letras minúsculas y mayúsculas), como esta:

1LHwSeLjonPySxb7DDWcHgMVfWo8vWuWkU

o esta otra:

3J98t1WpEZ73CNmQviecrnyiWrnqRhWNLy

La razón para tener una billetera estable es que Ud. puede adquirir bitcoins en diversas plataformas y, en vez de dejarlos allí, los puede concentrar (transferir) a una billetera única (eso es exactamente lo que hacemos). Por tanto, le sugerimos obtenga una billetera en donde mejor le parezca, que en nuestro caso fue en Blockchain. Una vez que Ud. tenga lista su billetera, puede proceder a comprar bitcoins en cualquiera de las plataformas de intercambio (“exchange”, en inglés) disponibles en los EEUU, como señalamos más arriba.

Para el caso de residentes en la Unión Europea, hay igualmente un sinnúmero de plataformas de intercambio de euros (o libras esterlinas, caso del Reino Unido) por bitcoins. Nosotros hemos usado algunas de ellas: Localbitcoin, BTCdirect, AvatarBTC, SatoshiTango, Bitcoin.de, y otras. En todas ellas he comenzado con pequeñas compras (10 euros generalmente) para ver cómo funcionan y los riesgos que conllevan. En ninguna he tenido problemas, todas son altamente confiables. Pero en todas ellas me he tropezado con la misma dificultad: no son fáciles de utilizar ni rápidas. Hay que identificarse según sus criterios (en algunas plataformas hay que enviar un selfie con la cédula o DNI de identificación en la mano) y ese proceso puede durar horas o días. En algunos casos incluso hay que firmar unos documentos y enviarlos por correo a la empresa de intercambio.

¿Por qué tanta exigencia en la identificación? Pues para cubrirse las espaldas, literalmente. Por lo general, las plataformas son muy cuidadosas en cuanto a la identidad del cliente para evitar blanqueo de dinero y otros delitos fiscales. En algunos casos, para poder comprar bitcoins hay que hacer transferencias bancarias a Holanda, Estonia u otros países (lo que genera cierto temor sobre el destino del dinero) y usualmente las transacciones tardan entre 2 y 5 días en llevarse a cabo. Finalmente, las más sencillas y eficaces han sido Localbitcoin, AvatarBTC y Bitcoin.de. Pero Ud. puede probar con otras que le convengan más. Localbitcoin es, tal vez, la más rápida; pero también la que da peores rendimientos en la compra o venta de bitcoins.

Sea cual fuere la plataforma de intercambio que Ud. elija, debe tomar en cuenta la cotización del día; el bitcoin sube o baja de precio continuamente. Si Ud. está atento, puede comprar en los momentos en que baje, teniendo así una ventaja adicional.

Una vez haya adquirido los bitcoins que desee (por ejemplo, con $100 podría adquirir, al día de hoy, 0,213 bitcoin, aproximadamente). Esa cantidad, cuando la envía a su familiar, como remesa, le pudiera representar BsF 99.683 en Surbitcoin. Es decir, sus dólares, convertidos a bolívares, tendrían una tasa de 996, 83 Bs/$. Tal vez un poco por debajo de otras tasas de conversión, pero a nuestro juicio, muy satisfactoria, dada la rapidez, seguridad y facilidad con que se hace la conversión.

Digamos que Ud. ya ha llenado todos los requisitos y que dispone, en su billetera de Blockchain (o donde la tenga) de bitcoins. Supongamos que desea enviar 0,20 bitcoin (un poco menos de $100) a un familiar. ¿Cuál es el siguiente paso?

Lo que hace el destinatario para recibir bitcoins en Surbitcoin.

Para recibir los bitcoins, el destinatario y el remitente deben ponerse en contacto por correo electrónico. Tenemos que suponer que el destinatario ya se ha inscrito previamente en Surbitcoin; lo que debe hacer ahora es entrar a la plataforma, y abrir su página. Allí, debe localizar el Menú y hacer click en la opción “Depósitos”

deposito

Ello le conduce a la siguiente página:

surbit

Observe que en la parte superior de la página hay dos botones marcados “Depositar Bolívares” y “Depositar Bitcoin

Al hacer click sobre “Depositar Bitcoin”, Ud. obtendrá esta ventana:

importante

El aviso “IMPORTANTE” le advierte sobre las consecuencias que tiene generar una dirección de Bitcoin o billetera temporal. Al hacer click sobre el botón “Sí”, el sistema produce una dirección de billetera, como sigue:

bitdep

Lo que debe hacer ahora es pasar el mouse sobre el código y copiar la dirección de la billetera temporal, que para este ejemplo empieza por 1J…

1JfnrZEfnWQC5T1ckNi7fy4yqWVZu8BbWu

Y a continuación, debe enviar esta billetera mediante un mensaje por correo al remitente de los bitcoins.

Lo que hace el remitente para enviar bitcoins a Surbitcoin.

Seguidamente, al recibir el correo con el dato, el remitente lo copia y lo pega en Blockchain, y procede al envío, tal como se puede ver en las siguientes capturas de pantalla (de Blockchain). Se supone que el remitente ya ha ingresado a Blockchain y esta es la pantalla que visualiza:

blockchain

Observe que arriba hay dos botones marcados “Enviar” y “Recibir”

Al hacer click sobre el botón “Enviar”, se abre este formulario:

enviar

Vea que en la casilla “Para:” se ha pegado la dirección de la billetera suministrada previamente por el destinatario (1J…)

Coloque, en la casilla marcada “BTC” la cantidad de bitcoins que desea enviar (el monto en euros es automático); en este caso hemos puesto 0,20 bitcoins (equivalentes, para este momento, a € 84,73). Si lo desea, puede colocar un recordatorio (en la casilla marcada “Description”) de la razón de esta remesa. Yo coloqué, como pueden ver, “Prueba de envío”, para este artículo.

prueba

A continuación, haga click sobre el botón azul “Siguiente Paso”.

Al hacerlo, le aparece una nueva ventana marcada “Paso 2 de 2” (en la esquina superior derecha de la ventana) que es la fase de confirmación. Revise la información y, si todo está conforme, haga click sobre el botón verde “Enviar”. Note que en rojo aparece el débito que se va a efectuar, en este caso de 0,20 BTC. Las transacciones no son reversibles, de manera que una vez realizada ya no hay marcha atrás. Los bitcoins se envían sin más. Por eso es importante que Ud. sea cuidadoso en revisar lo que está haciendo.

confirmar

De inmediato se activa la transferencia y en fracciones de segundo comienza la validación de la operación, que se efectúa en forma automática. Unos minutos después (generalmente de 10 a 15 minutos) los bitcoins estarán disponibles en la plataforma Surbitcoin y a partir de ahí el destinatario de la remesa puede convertirla a bolívares, tal como explicamos en la primera parte de este artículo. Tanto Ud. como el destinatario recibirán un correo donde se les notifica que la operación ha sido realizada con éxito de manera que es fácil hacerle seguimiento a sus transacciones.

¡Listo, más fácil que pelar mandarinas! Sin intervención de bancos, sin retardos, sin comisiones… Su remesa, en fracciones de segundo, ha llegado a su destinatario.

Ud. puede ser remitente y destinatario a la vez

A lo largo de estos dos artículos, hemos supuesto la existencia de un remitente (el que envía los bitcoins) y un destinatario (el que los recibe). No hay ningún problema en que remitente y destinatario sean la misma persona. Esto puede suceder si Ud. tiene, por ejemplo, cuentas activas en Venezuela y en el exterior. Mediante el procedimiento que le hemos explicado, Ud. mismo puede comprar bitcoins, con euros o dólares, guardarlos en su billetera, y cuando necesite bolívares, usar la plataforma de Surbitcoin para la conversión a bolívares. O viceversa, si Ud. por cualquier razón dispone de una cantidad importante de bolívares (por la venta de una propiedad, por ejemplo) puede, por medio de Surbitcoin, adquirir bitcoins y así resguardar el valor de su dinero.

De esta manera, no sólo puede Ud. transferir recursos a algún familiar o amigo sino que también puede, si lo requiere, transferirse fondos a sí mismo para adquirir algún bien, pagar sus tarjetas de crédito venezolanas, el alquiler de su casa, la electricidad, teléfono, etc. La facilidad que nos brinda Bitcoin, nos permite en forma rápida y sencilla obtener bolívares sin la intervención de bancos.

Conclusión

Sin duda, el advenimiento de Bitcoin significa, para miles de emigrantes, la posibilidad de enviar remesas a sus familiares saltando por encima de los obstáculos exigidos para el envío de divisas. Recuerde que Bitcoin no es una divisa, sino un medio de intercambio de valor.

En resumen, para el remitente, enviar bitcoins conlleva tres acciones:

  1. Debe crear una billetera estable (wallet) en Blockchain (o donde desee).
  2. Debe registrarse en alguna de las plataformas de intercambio disponibles en su país, identificándose de acuerdo a las normas que exijan.
  3. Debe comprar bitcoins con su FIAT (dólares, euros, etc.) mediante transferencias bancarias y enviarlas a su billetera estable (paso 1).
  4. Debe enviar, libre de comisiones, la cantidad de bitcoins que desee al destinatario, mediante el uso de una dirección de billetera temporal, creada para el caso, en Surbitcoin.

El resto, corre por cuenta del destinatario, tal como indicamos en la primera parte de este artículo.

Esperamos que estos breves apuntes le hayan sido de utilidad. Desde luego, todo esto es mucho más complicado que ir a una agencia de Western Union, o Moneygram, entregar dinero en efectivo y en segundos el dinero estar disponible para el destinatario. De acuerdo: el método aquí descrito es complicado. Y requiere un cierto esfuerzo aprender a usar esta tecnología. Pero al final, no sólo vale la pena sino que es la única forma confiable de enviar remesas a Venezuela.

Por todo esto, le sugiero se informe y comience a transitar la nueva ruta de las criptomonedas. En un futuro, más cercano del que se imagina, todo esto será como el pan nuestro de cada día: algo cotidiano, que todos conoceremos tal como ha sucedido con las redes sociales.

Sea Ud. de los primeros en experimentar con esta nueva tecnología. Puede que la primera vez que trate de entenderla se encuentre un poco perdido o despistado. Pero enseguida aprenderá. Póngase en contacto con su familiar o amigo en Venezuela, envíele el artículo anterior, empiece a experimentar y corra la voz. Sus amigos y familiares se lo agradecerán.

Si tiene dudas y desea aclarar cualquier punto, puede escribirme a mi correo, miguelangelmegias@gmail.com. Y como obsequio y estímulo, le enviaré (gratis) 600 Satoshi a quien me lo solicite (un Satoshi es la fracción 0,000 000 01 de bitcoin). Así, aprenderá a usar su billetera, bien sea como remitente o como destinatario. Y la cantidad es tan pequeña (menos de 0,05 dólares) que no me van a arruinar.

Artículo original de Diario Bitcoin

Escrito por Miguel A. Megias Ascanio

 

 

Advertisements

Related posts