Noticias 

DAO, el concepto que sacudió el mundo ¿cuáles son sus beneficios?

Muchos enfatizan que la DAO aún es un concepto experimental y que por lo tanto implica muchos riesgos, pero de tener éxito podría alterar toda la estructura de las empresas y las finanzas


DAO es un nuevo concepto que ha acaparado la imaginación, recaudando una cifra récord de 150 millones de dólares. ¿Qué puede hacer?, ¿qué no puede hacer?
Mientras el mundo aún está aprendiendo sobre Blockchain y apenas evaluando a Bitcoin o Ethereum, un nuevo concepto ha hecho volar la imaginación, rompiendo todos los récords: la DAO.
A diferencia de las corporaciones o empresas, la DAO no tiene CEO o director, tampoco hay ninguna junta, no tiene empleados ni tampoco accionistas. Es, literalmente, sólo unas pocas líneas de código fuente abierto. Ese código, sin embargo, permite retener dinero, sin la participación o control humano, en una dirección Ethereum visible para cualquiera.

Máquina a máquina

A diferencia de las direcciones normales que requieren una clave privada para gastar los fondos, la dirección de contrato inteligente DAO no usa claves privadas. A pesar de que las máquinas no pueden autenticar a los individuos sin algún tipo de ingreso (clave, nombre de usuario…), estas no requieren tales aportes de otras máquinas. Debido a que han autenticado que la dirección DAO retiene más de 11 millones, y que una transacción es válida de acuerdo con las reglas codificadas del contrato inteligente, no se requiere una autenticación adicional y, por lo tanto, no hay claves privadas.
De esta forma, los fondos no se pueden perder o ser robados y no hay ninguna carpeta que pueda ser hackeada o pirateada. La dirección de contrato inteligente sólo obedece a las reglas del código, haciendo que DAO sea autónomo con algunas limitaciones, como por ejemplo con el envío automático o incrementos, o con la distribución de los fondos de rendimiento de las inversiones.

Los dueños de fichas importan

Una vez que se verifica la autenticidad, se abre entonces la propuesta para los titulares de tokens DAO, quienes pueden aprobar la oferta, rechazarla, o, quizá, sugerir modificaciones o una re-presentación. Se requiere un quórum mínimo del 20% de todas las fichas para que una votación sea exitosa y tomada en cuenta.
La propuesta más esperada es de slock.it que ya ha publicado su libro blanco. De acuerdo con Griff Green, portavoz de slock.it, la propuesta no va a requerir más que “el 50% de las explotaciones de la ETH de DAO”, una cifra real que aún no se ha publicado. Al actual ritmo, cada vez mayor, no sería más de 75 millones de dólares, destinados a financiar un equipo Ethereum y una visión de una Red de Intercambio Universal.
Esto aún deja al menos unos 75 millones de dólares, una increíble cantidad de fondos a ser invertidos en otras actividades, tales como una cartera Ledger Ethereum que se estima con un costo de “sólo” 140.000 dólares.
Sin duda, muchas más propuestas seguirán mostrándose a medida que el espacio de las criptomonedas establece su propio fondo descentralizado de capital de riesgo y que a los empresarios se les de una nueva opción para la obtención de capital.

Una porción fácil y gratis

Uno de los beneficios puede ser el procedimiento abierto y la publicidad gratuita. Con más de 11 millones de ether recaudados y más de 5.000 miembros en el canal DAO (el número más alto, por mucho, de cualquier canal Blockchain en función) es probable que cualquier propuesta atraiga la promoción libre de decenas de miles de titulares de tokens.
El proceso en sí es completamente abierto y transparente, con propuestas que se publican frecuentemente en la página DAOhub, pero un nuevo diseño probablemente ordenaría las propuestas por votos y fomentaría la discusión abierta.
La rendición de cuentas está garantizada por la liberación de los fondos, por lo que se requiere actualizaciones frecuentes sobre el progreso, con la iniciativa beneficiándose de las votaciones de los titulares de tokens DAO que pueden incluso ser clientes.

Riesgos en el horizonte

El concepto es muy nuevo y no está claro cómo funcionará en la práctica, pero si tiene éxito, va a estremecer no solo las finanzas, sino las salas de juntas, los CEO y la naturaleza de las empresas.
Sin embargo, muchos hacen énfasis en que el concepto no se ha probado y es experimental, y que por lo tanto conlleva muchos riesgos.

Fuente: CoinTelegraph
Traductor: Robert Hazlitt

Advertisements

Related posts