La vida Bitcoin 

Los cuatro tipos de usuarios Bitcoin ¿usted es alguno de ellos?

Según especialistas, existen diferentes clases de usuarios Bitcoin, de acuerdo a su modo de relacionarse con el mundo de la criptomoneda. Traducimos un artículo del dr. Paul Ennis, asistente de investigación en el Centro para la Innovación, Tecnología y Organización de la University College Dublin quien se ha especializado en estudios de Bitcoin y Blockchain.

***

Hay muchas suposiciones acerca de los usuarios Bitcoin: que son bichos raros, fantasiosos, nerds, criminales, idealistas y así sucesivamente.

Pero, ¿cómo son realmente?  En un artículo de opinión publicado por CoinDesk, el dr. Paul Ennis, de la University College Dublin, lo explica.

En algunos casos, estas suposiciones son ciertas, pero la realidad nunca es así de básica. Por supuesto, una de las maneras más simples, pero eficaces, de determinar quién usa Bitcoin es analizar las tendencias de Google, como lo hacen Yelowitz y Wilson (2015).

Aunque es un método imperfecto, ya que “consulta de búsqueda no implica necesariamente la participación activa“, Yelowitz y Wilson identifican cuatro tipos de usuarios Bitcoin: los entusiastas de la programación informática, los inversores especulativos, los partidarios del libre comercio y los criminales (2015, pag. 1030).

Esto, en gran medida, se ajusta al perfil “esperado” de los usuarios Bitcoin y concuerda con los resultados obtenidos en una encuesta del 2013 hecha a mil usuarios, mediante la cual se conoció que “el usuario promedio es de 32 años de edad, de sexo masculino y libertario”.

Desde la perspectiva de estos cuatro tipos de usuarios, los principales motivos para la adhesión a Bitcoin son:

  • Para los informáticos, las recompensas por la minería.
  • Para los especuladores, la volatilidad.
  • Para los defensores de las libertades, la falta de regulación percibida.
  • Para los delincuentes, el anonimato.

Los libertarios están bien representados en la literatura no académica de Bitcoin, con temas sobre el potencial de la tecnología para alterar los órdenes social y económico establecidos (por ejemplo Kelly, 2015; Casey y Vigna, 2015).

Por su parte, los libros dirigidos a los especuladores, como era de esperar, se centran en el potencial de Bitcoin como una inversión (Wilcox, 2014).

Los programadores informáticos están bien explicados, a su vez, por Swan (2015) y Antonopoulos (2015). El primero, muy enfocado en Blockchain, mientras que el segundo, como era de esperar, se centra en Bitcoin.

Elementos criminales

Otra comunidad, la de los delincuentes, llegó a estar asociada con Bitcoin a través de la historia del mercado de Silk Road.

Silk Road (Ruta de Seda) era un mercado en línea que operó en lo que se conoce como la Dark Web, la Dark Net o, erróneamente, la Deep Web. Estos se refieren a todas las partes de la web que los motores de búsqueda no indexan, pero el aspecto “oscuro” se refiere a los sitios que ofrecen el anonimato del usuario y son, por defecto, de difícil acceso. Como era de esperar, estos mercados son muy populares entre este subgrupo (Bartlett, 2014).

En términos de escala, el estudio clásico de Christin (2013) sobre la Silk Road, explica que los ingresos en un período de ocho meses, en 2011-2012, fue de cerca de 1,2 millones de dólares.

Diferentes definiciones

Ahora, la descripciones anteriores tienden a relacionarse con lo que se podría denominar la comunidad Bitcoin genérica, lo que hace referencia a las personas que se dedican a la minería, a comprar, intercambiar o utilizar Bitcoin rutinariamente (o son acaparadores comprometidos con la vista puesta en usarlo como depósito de valor ). Incluso si Bitcoin no es sin duda una moneda, como algunos afirman, es tratada como tal por esta comunidad.

Cuando se intenta entender lo que es Bitcoin, a menudo encontramos que el centro argumentativo es sobre su estatus como una moneda tal como se entiende en términos regulatorios, financieros o legales. Este estatus de moneda es solo una forma de entender Bitcoin, y a ello se une la pregunta sobre de qué manera la moneda digital podría llegar a encajar en la sociedad a nivel general.

Los usuarios Bitcoin a menudo parecen estar en conflicto sobre el tema. Por un lado, quieren que Bitcoin sea diferente de lo que ha sido el concepto de dinero hasta el momento, pero también, por diversas razones, quieren que más personas lo utilicen.

Este conflicto ayuda a explicar por qué la comunidad está prácticamente dividida sobre el debate de escala, pero desde un ángulo diferente. Los mineros, por ejemplo, se sienten atraídos por BIP 100 (introducido por el desarrollador Jeff Garzik) por razones técnicas, pero también a nivel social, ya que les permite ser votantes activos en cuanto al futuro de la referencialidad al cliente de Bitcoin Core.

Algunos especuladores apoyan al Bitcoin Classic porque implica transacciones más rápidas que hablan de ese espíritu emprendedor que desea que la adopción de Bitcoin crezca significativamente más rápido.

Los libertarios están atrapados en algún lugar en el medio. Ellos no quieren que los mineros se vuelvan demasiado centralizados, pero también parecen estar en sintonía con el hecho de que la comunidad de desarrollo Bitcoin Core pueda llegar a ser vista como una estructura centralizada.

Puede ser que deseen una mayor adopción de este sistema por razones ideológicas, pero también quieren evitar una gran metida de pata que podría poner en peligro el futuro de la red.

Los criminales seguirán adelante como siempre lo han hecho, pero están en gran medida fuera de la corriente principal de discusiones en la actualidad.

Observaciones finales

En papel, los usuarios Bitcoin son, entonces, precisamente lo que cabría esperar que fuesen: literatos técnicos, políticamente conectados y motivados económicamente.

Sin embargo, hay que recordar que si alguien es libertario, esto no se traduce en simpatía automática por los criminales de la red oscura. Tampoco existe un camino limpio para el libertario cuando se trata de la descentralización: para la tradición descentralista centrada en la tecnología esto significaría desconocer el incremento de grandes bloques solo para facilitar las transacciones más rápidas.

Para las mentes más económicas, la descentralización significa que no hay límite de bloqueo en absoluto, y por lo tanto la adopción más amplia de Bitcoin para usos comerciales.

Lo que el debate ha puesto de manifiesto es que no hay una comunidad homogénea de usuarios Bitcoin per se, sino más bien diversas facciones unidas bajo el término general de la descentralización.


Comentario de la editora

Si bien el dr. Ennis nos habla de estos cuatro tipos de usuarios Bitcoin, quienes sin duda son parte protagónica del mundo de la criptomoneda, es necesario destacar que otro tipo de usuario cada día se está acercando más a la moneda digital. Se trata de un público heterogéneo conformado por personas que buscan hacer más operativas y viables sus transacciones financieras sin intervención de la banca tradicional. Sin duda, cada vez hay un número creciente de usuarios que utilizan Bitcoin para las remesas y transferencias internacionales, profesionales que cobran sus honorarios con la criptomoneda o comerciantes que las han adherido a las formas de pago de sus productos.  Estos usuarios, cada vez más crecientes, no forman parte de los cuatro grupos anteriores, pues no tienen una clara ideología libertaria, no son expertos en tecnología, no buscan especular y mucho menos están relacionados con el mundo criminal. Esta comunidad, cada vez más extendida, también es digna de estudio.

Fuente: CoinDesk

Traducido por Robert Hazlitt

Con comentarios de la editora MT.

Advertisements

Related posts