Argentina Artículos Noticias 

¿Bitcoin salvará la economía de Argentina?

La crisis ha favorecido la adopción de Bitcoin en el país sureño. La criptomoneda podría marcar un gran impacto en la economía de esta nación.

***

¿La economía caótica de América del Sur podría ser un terreno fértil para experimentos financieros radicales?

En los años recientes, Argentina ha sido golpeada por una crisis tras otra: hiperinflación, desempleo, recesión, incumplimientos con los plazos de las deudas y escándalos políticos.

Para los argentinos y para los turistas, el efecto más evidente de toda esta crisis ha sido el mercado negro emergente de divisas. Recientemente, los turistas tomaban ventaja del llamado “dólar azul” (o dólar paralelo), que tenía más valor que el cambio oficial pautado por los bancos. La tasa dual apareció después que el gobierno estableciera un número de restricciones en el cambio de divisas en un intento de fortalecer el peso, intento que solo recientemente se ha abandonado. Los comerciantes del mercado negro son conocidos como arbolitos.

El año pasado, se podían traer divisas al país utilizando Azimo, uno de los muchos startups especializado en transferencias de dinero. La marca identificadora de Azimo es brillante y divertida, pero la localización real del mercado de cambios se alejaba bastante de los gráficos que se veían en la página web.

Sin embargo, es fácil ver por qué las compañías como Azimo tienen a Argentina en su punto de mira. Las transferencias de dinero son un hecho rutinario en la nación Por años, los ciudadanos han buscado y encontrado extrañas maneras de traer divisas extranjeras al país. Un diseñador, que vivió y trabajó en Buenos Aires por nueve meses, contó que: “con el fin de conseguir dólares, podríamos tomar un viaje normal hacia Colonia, en Uruguay, y llegar a los bancos muy temprano en la mañana. Es un viaje muy común para los porteños”.

En este caldero de divisas es a donde Bitcoin ha llegado, para avivar el debate.

Bitcoin como divisa común

La criptomoneda ha estado propensa a extremas fluctuaciones en su valor. En 2011, por ejemplo, el precio de Bitcoin subió de 0.30 dólares a 32 dólares, para después regresar a los 2 dólares. En el tiempo de escritura del artículo original, el precio de Bitcoin rondaba los 430 dólares. Para el tiempo de traducción, está en 388 dólares. Una cantidad agradable para sus primeros años de existencia, pero muy por debajo del monto que alcanzó a mediados de 2013, cuando estaba a más de 1000 dólares por btc. Esta volatilidad ha causado mucho recelo hacia Bitcoin. Muchos consideran que es más útil como un instrumento para hacer transacciones, más que como un espacio confiable para inversiones serias, aunque la tecnología Blockchain recientemente ha ganado mucha atención en los círculos financieros.

Cualquiera que sea el futuro de Bitcoin, está claro que prospera en Argentina debido a la economía recalcitrante del país. Argentina es uno de los países con mayor potencial para las criptomonedas, de acuerdo al Índice de Mercado Potenciales para Bitcoin, que clasifica la utilidad potencial de esta divisa en 177 países. El uso de Bitcoin se duplicó entre mediados de 2014 y 2015, especialmente en las pequeñas empresas.

El emprendedor tecnológico Joan Cwaik estima que los usuarios Bitcoin de Argentina están comerciando aproximadamente de 70.000 a 80.000 dólares al día (en total). Buenos Aires está entre los diez países que más aceptan Bitcoin, por detrás de Londres y Nueva York. En el centro de Buenos Aires, cerca de los arbolitos de la Calle Florida, se encuentra la Embajada Bitcoin, un lugar que alberga numerosas empresas dedicadas a la criptomoneda, incluyendo BitPay, BitPagos y un sitio de cambios llamado CoinMelon. El año pasado, la red social más grande de Argentina, Taringa!, comenzó a usar Bitcoin para compartir ganancias con sus usuarios.

Los usos de todos los días de Bitcoin, en un país como Argentina, son las primeras pruebas de laboratorio acerca de una reforma financiera radical.

A pesar de que la innovación de esta criptomoneda es un interés a largo plazo para los bancos y emprendedores a nivel mundial, para la economía argentina el interés es que la minería promete nuevos empleos y nuevas inversiones.

Un nuevo aire político

Ahora los ojos de todos están puestos en el presidente Mauricio Macri, cuya campaña se basó en cambiar la plataforma económica. Para Macri, el gran reto es que la economía vuelva a encaminarse. Macri ha removido inmediatamente el control de capitales. Él se ha apegado a sus promesas electorales. Desde que llegó al poder,  ha devaluado el peso cerca de un 30%, ha reducido impuestos de exportación favoreciendo a los agricultores, y eliminó muchos de los controles de capitales que habían sido establecidos por sus predecesores. La rapidez de estos cambios ha sorprendido a algunos y ha molestado a otros.

Mientras tanto, Bitcoin sigue creciendo en la nación.

Fuente: digg Traducción de Gabriela Camero

Advertisements

Related posts