Noticias 

¿Cómo se crea una criptomoneda?

Crear una criptomoneda es fácil para quienes saben de codificación. Lo difícil es lograr su adopción. 

***

Criptomoneda es una palabra de moda para muchos. La mayoría de las personas que ya son parte del bitcoin o cualquier comunidad altcoin tienen un conocimiento fundamental sobre estas monedas digitales (que no incluye un conocimiento técnico en profundidad, ni saber hacer para crearlas o gestionarlas por su cuenta). Sin embargo, este artículo es apto para aquellos que son nuevos con las criptomonedas o siguen buscando más información al respecto.

Las criptomonedas son señales digitales construidas sobre funciones criptográficas. En otras palabras, las criptomonedas son secuencias de bits cifrados transmitidos y almacenados en una red. De la misma forma en que tenemos múltiples monedas fiduciarias en el mundo real (por ejemplo: USD, GBP, EUR, INR, RMB, etc.), hay también múltiples criptomonedas. Estas monedas digitales son desarrolladas utilizando diferentes funciones criptográficas y tienen diferentes valores en función de su fecha de creación, el número de usuarios, la extensión de los volúmenes de red y de transacción. El bitcoin es el dólar estadounidense de las criptomonedas, es el comparativo del oro o más como la moneda de reserva en el criptomundo. Hay muchas otras criptomonedas como dogecoin, litecoin, etc. que se valoran en su relación con el bitcoin.

Crear una Criptomoneda

La creación de una criptomoneda no es una tarea difícil para aquellos que tienen una comprensión de la codificación. Fácilmente se puede construir sobre los códigos existentes, pues la mayoría de las plataformas son de código abierto y el código fuente está disponible para su descarga y modificación en las plataformas de código compartido como GitHub.

Los desarrolladores pueden elegir el algoritmo que desean desarrollar y hacer uso del correspondiente código fuente para crear una bifurcación y desarrollar su propia altcoin. SHA-256, CryptoNight y CryptoNote son algunos de los algoritmos utilizados para el desarrollo. Los que no están tan familiarizados con la codificación y todavía quieren tener su propia criptomoneda siempre pueden hacer uso de los servicios para crear, alojar y mantenerla por una cuota.

Algunas de las criptomonedas que generan servicios incluyen a Cryptolife y WalletBuilders, por ejemplo. Con la mayoría de los altcoins (una referencia para criptomoneda aparte de Bitcoin) que son descentralizados, es muy importante contar con una buena red de usuarios que contribuyan en la potencia de procesamiento y la realización de operaciones de la nueva altcoin.

Sin embargo, la parte más difícil de crear una criptomoneda es lograr su adopción. Sin la adopción, o de una red que la afecte la criptomoneda no vale nada. La mayoría de los altcoins se construyen en torno a una idea, para alentar a algo o resolver algunos problemas del mundo real o problemas asociados con otras nuevas criptomonedas. Pero sin que la gente la use, nunca va a funcionar. Esto significa, una gran cantidad de tiempo, esfuerzo e incluso recursos que tienen que ser destinados hacia la obtención de tracción y adopción.

Una vez que el altcoin gana suficiente tracción y la gente empieza a hacer transacciones con la nuevo criptomoneda, podrá aparecer en varios exchanges (portales de intercambio). Estos exchanges de criptomonedas permitirán a los usuarios vender y comprar la nueva altcoin contra una par o pares de comercio. Estos pares de comercio son otras criptomonedas o monedas fiduciarias que otros pueden vender para obtener el nuevo altcoin de estos exchanges.

Una vez que se cumplan todos los parámetros necesarios, la nueva altcoin podrá ser utilizada para el propósito que fue diseñado.

Fuente: Newsbtc.com


Related posts