Argentina Bitcoin 

Economía argentina crecerá 0,8% (o menos) en 2016

Bitcoin se afianza cada vez más en América Latina, sobre todo en aquellos países que tienen situaciones económicas complejas, como es el caso de Argentina.

Aunque muchos analistas han vislumbrado cambios positivos en las finanzas de la nación sureña por la salida del kirchnerismo de la presidencia después de doce años en el poder y el giro que tendrá el gobierno al estar encabezado por un empresario como Mauricio Macri, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se muestra más parca en anticipar buenas nuevas.

El organismo, perteneciente a Naciones Unidas, señaló que este año Argentina tuvo un crecimiento de 2% del PIB, pero para 2016 decaerá este porcentaje. La Cepal pronostica para esa nación un aumento de apenas 0,8% del PIB y dice que incluso podía ser menor “dependiendo de la forma en que se resuelvan los desequilibrios externos de la economía”

Explica el organismo que después de crecer apenas un 0,5% en 2014, “la economía argentina mejoró su desempeño en 2015 y registró una expansión del 2,2% en el primer semestre del año, tras lograrse cierta estabilización de las tensiones cambiarias”. Esto permitió que la inflación se desacelerara, pero se mantuvo muy por encima que el promedio obtenido por la región. Indicó que la actividad económica, en particular la inversión, siguió seriamente afectada por la incertidumbre cambiaria, que tendió a acentuarse en los meses previos a las elecciones presidenciales. “En 2015, con una economía restringida por la escasez de divisas, la política económica se orientó principalmente a mitigar tensiones cambiarias y a dinamizar la economía por la vía fiscal”.

Explica el informe que el año 2015 inició en un contexto cambiario más estable que el de comienzos del año anterior, con un nivel de reservas en aumento gracias a la instrumentación de un canje de monedas con China por 11.000 millones de dólares, entre otras medidas aplicadas a fines de 2014, se mantuvo la estrategia orientada a mitigar tensiones cambiarias. “Se emitieron títulos en dólares (por cerca de 2.000 millones de dólares) y se sostuvo la política de control de las importaciones y ciertas limitaciones a la remisión de utilidades al exterior”.

Sin embargo, las tensiones cambiarias volvieron a recrudecer en el tercer trimestre del año. Esto se debió, según Cepal, a “la percepción de insuficiencia de divisas, luego del pago del vencimiento de deuda pública por cerca de 6.000 millones de dólares, la intensificación de algunas medidas de racionamiento y la cercanía de las elecciones presidenciales”.

En noviembre de 2015, el acervo de reservas internacionales de Argentina se ubicó bajo los 27.000 millones de dólares (4,3% del PIB), el nivel más bajo registrado desde julio de 2006, según refiere la Cepal. Ese mes, ante la agudización de la escasez de divisas, el gobierno redujo el límite que tienen las empresas importadoras para la compra de dólares sin autorización previa (de 75.000 a 50.000 dólares).

Durante los primeros ocho meses del año, el peso se depreció con respecto al dólar, a un promedio del 1% mensual. En septiembre y octubre la depreciación fue del 1,3% mensual, según cifras de Cepal. Esto se vio reflejado en la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo (dos cambios existentes desde fines de 2011, tras el establecimiento de medidas restrictivas por parte del gobierno), que en junio era de alrededor del 45% y entre septiembre y octubre llegó al 68%.

La incertidumbre sobre el tipo de cambio y las limitaciones para la obtención de divisas por parte de empresas y particulares fueron uno de los principales factores por los que Bitcoin tomara un rol importante en el mercado argentino; papel que, sin duda, será aún mayor en 2016.

Te invitamos a leer el informe completo de la Cepal.

Advertisements

Related posts