Noticias 

Bank of America introduce solicitud ante la USPTO para su nuevo “Cryptocurrency Suspicious User Alert System”

El organismo estadounidense responsable de la emisión de patentes y registro de marcas, la USPTO, recibió recientemente una solicitud por parte del Bank of America de un producto denominado “Cryptocurrency Suspicious User Alert System (o Sistema de Alerta para usuarios sospechosos de criptomonedas)”, el cual ha sido diseñado para proteger el Blockchain de diversos eventos, los cuales el banco denomina “operaciones sospechosas”, a la vez que informa oportunamente a los usuarios y/o administradores para que tomen las medidas necesarias.

La patente presentada ante el organismo respectivo revela en gran detalle cómo este producto puede proteger a clientes de posibles transacciones, que se vean afectadas por muchas variaciones y permutaciones, con el fin de brindar más claridad en los casos en los que se detecte cierta actividad que pueda ser considerada sospechosa y evaluadas pertinentemente a través de un “motor de validación”.

Recordemos que el BoA (Bank of America) ya cuenta con una tanda de patentes introducidas durante el mes de junio de 2014, sin embargo esta es la segunda introducida este año, ya que durante el mes de septiembre el banco intentó patentar un nuevo sistema de transferencias bancarias amparado por la tecnología del Blockchain de Bitcoin.

Dicho producto mencionado anteriormente representó una clara amenaza para los servicios de remesas y la banca tradicional. Sin embargo, esta nueva patente apunta más a los negocios que operan en el ecosistema Bitcoin, en especial los servicios de intercambio como Coinbase, Circle y XAPO, ya que estos no manejan directamente los fondos de los clientes. De acuerdo con la patente introducida ante la USPTO el producto es descrito de la siguiente forma

“El procesador puede determinar si la transacción realizada con criptomonedas es sospechosa, para ello se basa en el perfil de usuario asociado y emite una alerta a la empresa”.

Recordemos que el BoA actualmente es considerado el segundo banco más grande de los Estados Unidos, y ocupa el puesto número 11 entre las instituciones bancarias más grandes del mundo de acuerdo a su cantidad de activos. Esta institución bancaria fue la primera en hablar abiertamente sobre Bitcoin durante diciembre del año 2013 mientras el precio de la moneda digital se acercaba a su valor máximo en toda su historia. Allí fue cuando el estratega cambiario del BoA, David Woo, declaró que la moneda digital tenía “un claro potencial de crecimiento”.

“Bitcoin tiene sentido como un medio de intercambio” afirmó Woo y agregó que esta “tiene el potencial para convertirse en uno de los principales medios de pago para el comercio electrónico”. De esta forma él llegó a afirmar que “incluso podría surgir como un serio competidor tradicional para los proveedores de transferencias de dinero”. Lamentablemente al mes siguiente, el precio de Bitcoin experimentó un gran desplome motivado a los hechos asociados con el hackeo al servicio de intercambio BTC Mt Gox.

La solicitud de patente para dicho producto deja ver claramente la intención de la institución bancaria en querer detectar estos signos de actividad sospechosa en muchos sentidos a la vez que evalúa con especial cuidado muchos factores diferentes. Parte de los datos que la entidad bancaria considera están relacionadas con las direcciones IP y las claves públicas del usuario, así como la ubicación de un tercero, que podría tratarse del titular de la cuenta o un servicio de intercambio multifirmas.

De acuerdo con la solicitud, si la transacción es sospechosa, esto será determinado, en parte, en el perfil del usuario asociado. Toda esta información vendrá respaldada por un cálculo realizado en base a la información relacionada con lugares, historia y uso de la cartera BTC asociada a la transacción bajo sospecha.

“Una vez depositados los fondos, estos se convierten en un activo de la empresa y por lo tanto esta asume el riesgo de mantener esas transferencias por parte del cliente. Una empresa puede desear almacenar de forma segura los saldos en criptomoneda de sus usuarios. Por ejemplo, una empresa podría aplicar una función de seguridad a una o más claves privadas asociadas con la criptomoneda y almacenar el resultado en uno o más centros de datos. Una empresa puede incluso desconectar el dispositivo de almacenamiento asociado con estas claves privadas haciéndole así físicamente seguro, a prueba de fraude”.

Recordemos que durante el mes de septiembre, Bank of America se unió al grupo de instituciones financieras asociadas con el consorcio bancario R3CEV. Suponiendo que sea concedida esta patente y otras instituciones hasta el momento no hayan presentado solicitudes de productos similares, el BoA se haría acreedor de un producto realmente valioso y el cual podría intentar ser replicado, permitiéndole al gigante bancario demandar a cualquier empresa que intente hacer algo parecido operando con herramientas similares.

Fuente: BraveNewCoin

Advertisements

Related posts