Noticias 

La Corte Suprema Europea exonera a las monedas digitales del pago de impuestos

La Corte Suprema Europea se ha pronunciado oficialmente y ha dictaminado que tanto Bitcoin como los otras monedas virtuales podrán ser intercambiadas libremente y dicho proceso estará libre del pago de impuestos. Este fallo emitido por el máximo tribunal de la Unión Europea pone a las criptomonedas en cierto margen de igualdad con el dinero tradicional en efectivo.

El impuesto al valor agregado, mejor conocido como el IVA – VAT por sus siglas en inglés – ya no aplicaría en el caso de las monedas digitales, dado que el negocio que se lleva a cabo con ella consiste en el intercambio entre diferentes medios de pago, así lo dictaminó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con sede en Luxemburgo a primeras horas del día de hoy. Dicho caso tuvo su origen producto de una disputa suscitada en Suecia, donde David Hedqvist estableció un servicio de intercambio de dinero de curso legal con Bitcoin y viceversa.

La moneda digital Bitcoin, lanzada oficialmente en el año 2008 por un programador o un grupo de programadores bajo el nombre de Satoshi Nakamoto, no tiene autoridad central de emisión y utiliza un libro de contabilidad público distribuido para verificar las transacciones cifradas. En la actualidad ha ganado fuerza con los comerciantes que venden productos legítimos, pero también ha sido utilizada para facilitar transacciones ilegales porque el dinero se puede transferir de forma anónima.

“Las operaciones de intercambio entre divisas tradicionales y unidades de la moneda digital -Bitcoin – (y viceversa), constituyen una oferta de servicios “bajo la ley del bloque” ya que consiste en el intercambio de diferentes medios de pago”, falló el máximo tribunal europeo. “Como tales, están exentos de impuestos al valor agregado”, agregó.

Para excluir dichas transacciones de las exenciones fiscales otorgadas a los sitios de intercambio tradicionales “sería necesaria la privación de una parte de sus efectos”, dado que el objetivo de la exención es contrarrestar “las dificultades relacionadas con la determinación de la base imponible y el importe del IVA deducible” en los casos de imposición de las transacciones financieras, dijo el tribunal.

Fuente: Bloomberg 

Advertisements

Related posts