Ejecutivos de XAPO afrontan demanda por incumplimiento de contrato

xapo_logo_black_1400x400

Varios ejecutivos de XAPO, incluyendo al fundador y CEO Wences Casares, están siendo demandados por un presunto incumplimiento de contrato.

La demanda, presentada en agosto 2014 por la firma para la protección de datos de identidad en línea, LifeLock, alegó incumplimiento de contrato y del deber fiduciario por parte de Wences Casares, Cindy McAdam (Presidenta del consejo general) y Federico Murrone (fundador y director de operaciones).

Los empleados de XAPO, Fabian Cuesta y Martin Apesteguía también fueron acusados en la demanda, de acuerdo con un informe emitido por la revista Fortune.

LifeLock compró a Lemon, una plataforma Bitcoin Wallet por un total de 42.6 millones de dólares en diciembre de 2013. Los acusados ​​mencionados en la demanda eran empleados de Lemon en el momento en el que la plataforma fue adquirida.

De acuerdo con la denuncia penal interpuesta por LifeLock, el software que sustenta XAPO así como la propiedad intelectual relacionada, fue “desarrollada por los empleados de Lemon, en las instalaciones de la compañía, con equipos y con el capital de Lemon”.

Lemon denunció que más tarde se enteró de que los empleados de XAPO, entre los cuales están incluidos los acusados ​​antes mencionados, no habían sido del todo honestos tras la publicación de un artículo del New York Times el 14 de marzo del año pasado.

La denuncia señaló:

“Los acusados ​​no habían declarado la verdadera naturaleza de su relación con XAPO ni el alcance de sus funciones dentro de la compañía antes mencionada (incluyendo el extenso historial de diseño, programación, y otros trabajos que ellos y otros empleados de Lemon realizan), a pesar de los derechos legales y a la propiedad que corresponden a Lemon”.

Lemon ha solicitado un juicio con un jurado para que se le pague una indemnización por los derechos violentados.

CoinDesk logró entrar en contacto con el abogado de Casares, Steven Ragland, quien a través de un comunicado manifestó que las acusaciones hechas a su representado carecen de fundamento, argumentando:

“LifeLock no tiene derecho a ningún negocio Bitcoin ni a cualquier IP en los que Wences Casares o sus colegas puediesen haber trabajado durante su tiempo en Lemon o posteriormente. El presidente de LifeLock ha atestiguado en un documento jurídicamente vinculante que su compañía no tiene ningún derecho e interés en hacer reclamos vinculados con los aspectos en los cuales se fundamentan sus actuales demandas… por ello los alegatos de LifeLock carecen de mérito y estamos ansiosos por probar la falsedad de sus acusaciones en contra de los miembros de la compañía”.

Fuente: CoinDesk

Advertisements

Related posts