Electronic Frontier Foundation (EFF) lanza una campaña en contra de BitLicense

Autor en Twitter: @shadowargel

eff-630x323

El grupo de defensa por los derechos digitales, Electronic Frontier Foundation (EFF), a través de una campaña está apoyando a la privacidad, la libertad de expresión y la innovación, la cual manifiesta estar abiertamente en contra del proyecto de BitLicense propuesto en la ciudad de Nueva York.

La EFF ha diseñado un documento en forma de solicitud, el cual busca el respaldo por parte de los ciudadanos a través de sus firmas para posteriormente ser consignado al Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS), dirigido especialmente al superintendente Ben Lawsky. La solicitud expone que la regulación prematura frena la innovación, y que debido a esto, la BitLicense podría afectar negativamente a la industria y a la economía Bitcoin.

Además, la EFF expone cuales serían las consecuencias que la aprobación de la ley podría tener para la sociedad en general – no sólo para las empresas Bitcoin y para los usuarios de la moneda digital.

En un post en el blog de la EFF ayer, el director director Rainey Reitman expuso detalladamente las formas en las que BitLicense afecta a todo el mundo dentro de la privacidad financiera, escribiendo:

«El NYDFS busca que el miedo a lavado de dinero conduzca una propuesta de regulación masiva hacia adelante que afectará a los usuarios que no están haciendo nada malo. La NYDFS debe respetar la privacidad de los usuarios de la moneda digital, y limitar su regulación a lo que es proporcional a la amenaza real a la mano».

La EFF es una organización de libertades civiles sin fines de lucro que trabaja en temas de tecnología y comenzó a seguir a Bitcoin en el 2011 debido a su potencial como una solución con características de efectivo para los pagos digitales.

Reglamento sobre Bitcoin

En declaraciones a CoinDesk, Reitman hizo hincapié en las consecuencias mayores de la BitLicense, con el argumento de que, independientemente del punto de vista de cualquier organismo regulador en Bitcoin, la BitLicense es problemática porque podría aplicarse más ampliamente a otras tecnologías innovadoras.

«Realmente no sabemos en qué herramientas se basará el protocolo de Bitcoin en los próximos años, y la propuesta que el NYDFS ha presentado no tiene ninguna excepción para los servicios no financieros que utilizan el protocolo BTC», dijo Reitman. A su vez expuso que las personas afectadas por la propuesta BitLicense podrían dividirse en dos grupos: aquellos que van a requerirla para operar y los que no la necesitarán, pero todavía pueden ser afectados por ella.

Aunque la ley no afectaría a los usuarios de monedas digitales específicamente, se obligaría a las empresas afectadas a mantener un registro de todas las partes involucradas en cada transacción, incluyendo montos, las fechas y horas de las transferencias.

Reitman argumenta que las monedas digitales requirieron bastante esfuerzo y dedicación para «garantizar la intimidad y protección que ofrecen como atributo el dinero en efectivo». Sin embargo, los registros de cada licenciatario deberán incluir datos personales e información referente a la identidad del mismo (Números de cuenta, direcciones físicas, etc).

«Esto, en efecto, representa claramente poner en peligro la posibilidad de tener cualquier interacción en efectivo como en el mundo digital», dijo.

Las excepciones no están garantizados

En la entrevista, Reitman también advirtió que ciertos grupos dentro de la comunidad Bitcoin no deben estar tan seguros de que pueden estar exentos de la regulación, citando las más recientes declaraciones del superintendente Lawsky hechas el día martes.

En ese momento, Lawsky reveló la intención detrás de la ley BitLicense, afirmando que él se aseguraría de que los mineros y los desarrolladores de software Bitcoin no se verían afectadas por el BitLicense en el próximo proyecto de regulación.

Aún así, Reitman advirtió que los miembros de la comunidad Bitcoin no deben «confiarse» por sus declaraciones.

«No sabemos lo que está en el próximo proyecto de reglamento hasta que lo leamos con detalle», dijo Reitman. «Lo que es importante el resultado final y en este momento no hay buenas protecciones para los desarrolladores de software o para los mineros. Creo que hay suficientes recursos en la versión actual de los que los mineros deben preocuparse».


Related posts