El Gobierno Australiano hace seguimiento de las transacciones asociadas con Bitcoin

australian-dollar

El gobierno australiano está enfocando su atención sobre Bitcoin, pero no con miras a establecer regulaciones asociadas a su utilización. Lo que si podemos asegurar es que está haciendo seguimiento de cada conversión que se haga de Bitcoin a dólares australianos y viceversa.

La agencia del gobierno que está haciendo esta revisión exhaustiva es la AUSTRAC (Australian Transaction Reports and Analysis Centre). Esta agencia se encarga de la lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, por lo que es lógico que hagan seguimiento de transacciones anónimas.

El seguimiento de las transacciones relacionadas con Bitcoin

El CEO de AUSTRAC, John Schmidt, dijo a los legisladores que Australia recoge datos sobre todas las transferencias internacionales de fondos, incluidas las conversiones Bitcoin, informa ZDNet.

“En algún momento, por ejemplo, una persona podría comprar Bitcoin utilizando dólares australianos, y entonces, si quisiera pagar por productos o servicios tendrá que convertir esos Bitcoins en alguna de las monedas de curso legal asociadas al lugar en el que se encuentre”.

Aquí es donde se pone interesante. Debido a que el centro recibe información de transferencias internacionales, es posible identificar las transacciones realizadas por personas que compran Bitcoins.

Schmidt agregó que la mayoría de los países tienen la misma capacidad que Australia para hacer este tipo de investigaciones, pero no está claro si las están llevando a cabo. Agregó que ya ha habido algunos juicios y procesos legales como resultado de las investigaciones realizadas por el organismo responsable.

El CEO sostuvo que Bitcoin es un producto utilizado para transferir valor en lugar de dinero legítimo. Cuando los Bitcoin se convierten en dolares australianos, AUSTRAC puede monitorear esas transacciones.

Bitcoin no es una amenaza, sin embargo…

Schmidt también emitió una advertencia, si las ganancias de Bitcoin obtienen un mayor grado de independencia de la moneda de curso legal, será más atractivo para las organizaciones criminales emplearlas como elemento para canalizar el dinero. En ese caso, será necesaria la cooperación internacional.

“Debido a que estarán operando en servidores con jurisdicción por todo el mundo, y también harán uso de métodos muy sofisticados para mover y ocultar sus identidades. Es cuando se hace especialmente necesaria la cooperación internacional [ … ], con la ayuda de otros países podremos actuar eficazmente sobre estos delitos”.

Curiosamente, Schmidt señaló que AUSTRAC todavía no es capaz de cuantificar el tamaño del mercado Bitcoin en Australia, pero él no lo ve como una amenaza importante. Señaló que las personas están apostando al valor prospectivo de Bitcoin en vez de usarlo para las transacciones.

“En este momento, si tenemos en cuenta todas las amenazas existentes que enfrentamos desde la perspectiva penal, estas no están entre nuestras prioridades inmediatas”, concluyó Schmidt.

Advertisements

Related posts