Por Angel Di Matteo   @shadowargel


El juez Castel solicitó a la SEC no imponer etiquetas al token de Telegram y tampoco imponer su punto de vista ante la corte durante el juicio.

***

El juez federal a cargo del caso de la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) en contra de la compañía Telegram desestimó los alegatos del organismo regulador en los que asegura que la empresa llevó a cabo una venta de valores de forma ilegal.

Durante el inicio de la audiencia celebrada ayer, el juez P. Kevin Castel invitó a las partes involucradas en la disputa legal a considerar el panorama económico bajo el cual se llevó a cabo la venta de los tokens de Telegram, asegurando que las denuncias y etiquetas dispuestas por la SEC no influyen sobre cómo ve la corte al activo comercializado.

Alegatos de la SEC y Telegram durante el juicio

Durante su participación, los representantes de la SEC hicieron especial énfasis en el juicio en que Telegram violó las leyes federales de valores al llevar a cabo la venta de su token GRAM. Concretamente el abogado del organismo regulador, Jorge Tenreiro, señaló que a pesar de que la compañía realizó esta campaña de forma privada, no hubo medidas para prevenir la reventa de los activos en mercados secundarios, lo cual derivó en ganancias adicionales y en una violación a la sección 5 de la ley de valores.

Por su parte, el abogado de Telegram, Alexander Drylewski, aseguró que el token lanzado por la compañía en campaña de preventa no cumple con los criterios para ser considerado un valor, porque el activo no aplica para la Prueba Howey salvo que se hubiese ofrecido a los interesados con la promesa de una supervisión administrativa que aumentaría su valor con el tiempo. En el caso de GRAM, los tokens pierden sentido como valores una vez que la red Blockchain TON esté completamente operativa.

En relación a las acusaciones por parte de la SEC, el juez Castel destacó que Telegram incluyó una cláusula para restringir la reventa de los GRAM antes de su lanzamiento oficial, pero Tenreiro aseguró que esto parecía ser un mero acuerdo verbal sin garantías reales de su cumplimiento, ya que no hay suficiente evidencia de que esta promesa se fuese a mantener con el paso de los meses.

Al respecto, Drylewski indicó que deberían aplicar ciertas exenciones para la preventa de GRAM, ya que los inversionistas privados confirmaron que no revendieron los tokens en mercados secundarios antes del lanzamiento de TON, y que Telegram no podía hacerse responsable de aquellos propietarios que hicieron acuerdos sin contar con el consentimiento de la compañía.

¿GRAM similar al oro?

Evaluando las condiciones del caso y los hechos reportados, el juez Castel comparó la venta del token GRAM con el mercado del oro, ya que no pone en duda el interés de los inversionistas en el activo en cuestión y sobre la posibilidad de especular al respecto.

Ante los comentarios de Castel, el abogado Tenreiro aseguró que tras la venta privada organizada por los directivos de Telegram, las posteriores campañas fueron suspendidas por más de un año, para lo cual no hubo una justificación razonable, contribuyendo a generar espacios para que el token se revalorizase más y los inversionistas iniciales comerciasen sus activos en otros mercados.

Por su parte, Drylewski aseguró que el proyecto del cual hace parte el token GRAM es muy sólido y mantiene muy en alto los valores descentralizados, ya que los 36 validadores que reunió la red de pruebas figuran como garantía del interés por parte de los inversionistas en la iniciativa en general. Por ende, el plan no fue beneficiar a unos a costa del interés de otros, desmeritando los señalamientos de la SEC en donde aseguró que algunos inversionistas reclamaron rendimientos porcentuales como parte de una campaña de aumento directo de capital.

El juicio continúa

A pesar de que el juicio en su primer día estuvo cargado de señalamientos y acusaciones, Castel aseguró que habría una resolución para este caso antes del 30 de abril, por lo que el análisis del caso continuará para poder tomar decisiones sobre el futuro de la campaña comercial impulsada por Telegram.

Tanto Telegram como los inversionistas esperan por la resolución del caso para poder seguir con lo planteado en la hoja de ruta del proyecto, cuyo siguiente paso sería el lanzamiento oficial del token GRAM para su comercialización en exchanges autorizados y la apertura de la red Blockchain TON en fase Mainnet.

Fuente: CoinDesk

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay