Medidas adoptadas por provincias en China generan incertidumbre entre mineros Bitcoin locales

Distintas provincias del país comienzan a implementar medidas que de alguna manera restringen el ámbito de operaciones de las industria de la minería digital. Sin embargo no hay pronunciamientos oficiales por parte del gobierno central que aclaren su posición frente a estas actividades.

***

Informes recientemente publicados a inicios de este año por diversas agencias de noticias, anunciaron que el Banco Popular de China piensa tomar medidas para limitar la cantidad de energía eléctrica consumida por los mineros Bitcoin que operan en el país. La fuente cercana que declaró en condición de anonimato afirmó que existe una creciente preocupación entre los funcionarios chinos de que los elevados niveles de electricidad destinados para estas actividades perturben de alguna forma la distribución prevista por el gobierno central hacia las provincias.

Durante el mes de noviembre del año pasado circuló un documento que sugería que una de las principales compañías eléctricas estatales en Sichuan implementaría medidas contra la minería Bitcoin. Sin embargo, la compañía declaró que se había malinterpretado lo reseñado en el documento. El caso es que uno de los operadores de una granja minera en la localidad aseguró que las medidas que estarían tomando las compañías eléctricas podrían estar dejando de lado las directrices señaladas por el gobierno central, aún cuando este estaba operando en conformidad con lo establecido en la ley.

El operador de la granja minera declaró:

Cuando conocimos a la gente de la estación de energía hidroeléctrica, le dijimos que éramos una empresa de computación en la nube, pero el gerente de la estación de energía se rió de nosotros y dijo: ‘Sabemos que la gente vino aquí para minar Bitcoin… así que solo díganos qué tipo de arreglo proponen’. En cuanto al gobierno local, no hubo la necesidad de reunirnos con ningún funcionario ya que la estación de energía ayudaría a coordinar ya que las reglas son muy simples: El primero en llegar es el que toma las mejores condiciones”.

Estas declaraciones dejan ver que al parecer los acuerdos se estarían haciendo directamente con las centrales y que posiblemente estas estén gerenciando el asunto de formas que podrían no ir tan de la mano con los dictámenes pautados por el gobierno central, dificultando el proceso más de lo que originalmente debía ser.

La represión hacia los mineros

Sin embargo, a pesar de que se presentan escenarios como los antes descritos, la confusión en relación hacia la posición oficial del gobierno chino hacia las actividades mineras sigue siendo confusa. Los medios de comunicación del país buscaron descartar inmediatamente las acusaciones de una inminente represión dirigida contra la industria, ya que el pasado 4 de enero la agencia de noticias Caixin afirmó que “el Banco Central de China no ha realizado ninguna reunión para discutir el tema” por lo que seguiría vigente lo anunciado para el mes de noviembre del año pasado, cuya política oficial se enfoca en brindar facilidades para llevar a cabo la minería en el país.

Sin embargo, en dicho artículo se anunció que el gobierno “ya no otorgaría ningún incentivo a los mineros, incluyendo el ámbito de los impuestos, la energía eléctrica, los permisos para los espacios, etc”, confirmando con esto que el gobierno trataría de reforzar el control sobre la distribución de electricidad dentro de las provincias a nivel local.

Por su parte, la provincia de Xinjiang al parecer publicó un documento los primeros días de enero donde hizo público el deseo de los reguladores de expulsar a los mineros de criptomonedas de su jurisdicción. En el mismo se establece que esta resolución se toma para frenar los riesgos financieros y fomentar una economía real, por lo que exige que las empresas mineras presenten informes de estado antes del día 5 de cada mes.

En otro documento publicado por el Mercado Financiero PBOC indica que “los gobiernos locales estarían coordinando con múltiples departamentos para tomar medidas relacionadas con ajustes al precio de la electricidad, el uso de la tierra, la implementación de impuestos y la protección ambiental“, por lo que las políticas implementadas por la provincia de Xinjiang al parecer se estaría replicando en otras jurisdicciones, por lo que podría estar en marcha una serie de medidas para reprimir de alguna manera a los mineros que operan en el país.

El posible impacto sobre el ecosistema Bitcoin

Si bien crece la incertidumbre sobre las reales intenciones del gobierno chino en relación a la minería Bitcoin, algunos analistas predicen que las acciones de los entes reguladores podrían no tener tanto impacto en los grandes exponentes de la industria, ya que muchas de estas compañías mineras anunciaron tener planes de establecer sedes de operaciones en otros países, justamente a razón de las medidas tomadas por el Banco Central de China a principios del año 2017.

En este orden de ideas, durante el mes de octubre del año pasado, informes indicaron que Bitmain abriría una sede regional en Singpur, luego de establecerse en EE.UU y Canadá respectivamente. Por su parte otras empresas mineras destacadas también informaron haber establecido operaciones en el extranjero, entre las cuales figuran Btc.top (la cual busca establecerse en Canadá) y Viabtc (que ahora opera en Islandia y en EE.UU).

Fuente: News.bitcoin.com

Versión de Angel Di Matteo para DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva

 

Comentarios
Advertisements
loading...

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido